Levántante: emoción y lágrimas en una semifinal de lo más reñida

El quinto programa de Levántate no ha sido un un programa más. Ha sido El Programa. Momentos dulces, de emoción y mucho mucho cariño, ritmo, afinación y arte. De siete parejas sólo cuatro pasaban a la gran final. Los ganadores se llevarán 30.000 euros y un viaje valorado en más de 5.000 euros. Premiazo al canto y mucho por demostrar. 

Y por si faltaba algo, allí estaba el cantante David DeMaría que aparecía en el escenario con Lorenzo (el único padre del programa frente a seis madres) y Carla. Éste era el premio para el padre y su hija por haber quedado los primeros en el programa anterior y la mejor forma de arrancar una semifinal. Señora actuación se marcaron. 

En esta primera fase, en la que votaba el público del plató, las sevillanas Verónica y Judith se han llevado el gato al agua. Su cambio de look y su nueva autoestima han atrapado al público y les han hecho pasar directamente a la final.

Familia, ternura y diversión en la segunda fase

La segunda fase ha sido muy emotiva. Cada pareja cantaba en trío con un familiar o amigo. El momentazo ha llegado cuando Vanesa se comía el escenario con su pequeña Johana y con su súper pequeña Zulema. A sus seis añitos, Zulema ha hecho que las lágrimas rodaran por todo el plató. Mucha ternura ha despertado esta princesita cantando con su hermanita y con su mamá.

Dos princesas y una reina que han hecho que los tres miembros del jurado se pusieran de pie y con ello les hicieran sumar 150 puntos muy importantes. Además de las 300 personas del público se han levantado 290. Con ello, ellas pasan también a la final de Levántate.

También ha habido momentos divertidos como el de los gaditanos Mara y Jose diciendo Omaíta de mi arma, mientras ensayaban su tema en inglés, un idioma que no han tocado en la vida. Ellos y sólo ellos han conseguido que Niña Pastori se arrancara a bailar flamenquito en el escenario. Eso sí, la de arena la han puesto las gallegas Betty y Laura han sido las primeras eliminadas.

Cuatro dúos enfrentados en duelo

En la tercera fase quedaban cuatro dúos de los que sólo dos pasarían a la final. El jurado tenía la difícil tarea de decir quién se enfrentaba con quién. Dura decisión. El I feel good de James Brown en las voces de Lorenzo y Carla y su puesta en escena ha triunfado frente al Que te quería de la Quinta Estación de Mari y Óscar.

Mientras, el No estamos locos de Ketama con el arte de Mara y Jose no ha podido con el dulce David y su madre Paqui cantando, con todo su corazón, Te quiero, te quiero de Nino Bravo. El público ha despedido a los gaditanos, una de las parejas más carismáticas del concurso, con olés. A lo toreros. 

Una final de grandes voces y mucho carisma

Así las cosas, la semana que viene tenemos una cita pendiente: la gran final de Levántate. Verónica y Judith, Johana y Vanesa, Lorenzo y Carla y Paqui y David lo darán todo en el escenario. Y lo harán acompañados por Mónica Naranjo, los miembros del jurado: Ruth Lorenzo y Niña Pastori y el pequeño Adrián, el niño con hidrocefalia tan querido en el programa.

Difícil decisión la de elegir ganador porque a todas las parejas de padre/madre- hijo/hija, público, jurado y espectadores les tenemos ya mucho cariño. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Fani ha registrado la marca en la OEPM

Ver resumen Ocultar resumen

Y eso que eran anónimos

Páginas