Leonardo Predator DiCaprio saca su lobo de Wall Street interior

Al más puro estilo documental, así ha pillado a Leonardo DiCaprio una cámara de lo más indiscreta. El depredador vigila, analiza, estudia a su presa y elige el mejor momento para atacar. Ése momento en el que sabe que no tendrá escapatoria. 

Sí, un móvil indiscreto ha pillado al Lobo de Wall Street en su hábitat. De caza. Fue durante la after party de la MET Gala, organizada por la editora de la Revista Vogue, Anna Wintour. Y lo mejor es que, en principio, el objetivo del vídeo era... ¡Justin Bieber

Tal cual. El joven cantante estaba bailando junto al rapero Tyga Swag (el novio de Kylie Jenner) cuando el propio Justin Bieber señaló la zona de conflicto. Allí estaba el bueno de Leonardo DiCaprio, dándolo todo con una joven desconocida (o conocida, pero no se le ve la cara). 

Ligón sin medida

Y es que Leo es todo un Casanova. Puede que no tenga Oscar, pero su CV de conquistas llevaría más días de lectura que El Quijote o Los pilares de la Tierra. Por sus garras han pasado mujeres de bandera como Bar Refaeli, Gisele Bundchen, Naomi Campbell o Rihanna. Sí, la que se dijo que era su novia pero que ella misma desmintió. Un desmentido que Leonardo DiCaprio ha refrendado con este vídeo. 

Es más, por si había alguna duda de la soltería del actor, hace poco se supo que no sólo utiliza sus armas para ligar en persona, sino que también tira de las nuevas tecnologías. Sí amigos, Leonardo DiCaprio... ¡tiene perfil en Tinder! Casualidades de la vida, podría llegar a quedar con Hilary Duff gracias a esta web de citas

Sea como sea, lo que está claro es que El lobo de Wall Street es un apelativo que empieza a quedarse pequeño para Leo. Y es que el actor lleva sus armas de seducción más allá de la bolsa de Nueva York, como lleva años y años demostrando. Eso sí, verle en acción no deja de ser impactante. 

Fotos y vídeo: Youtube y El lobo de Wall Street

Ver resumen Ocultar resumen

Admítase la veracidad de este testimonio por la prueba gráfica que se aporta en el hilo (madre e hijo fotografiados juntos) pero todo puede ser en este mundo traidor así que, en fin, quién sabe. Avisamos. Y dicho esto, vamos al turrón.

¿Se acuerdan ustedes del capítulo de 'Callejeros' en el que una vecina de un inmueble valenciano denunciaba las vejaciones que sufría por parte de otra vecina?

Ver resumen Ocultar resumen

No me chilles que no te veo. Ese fue el título que pusieron a una película de los 80 muy poco memorable protagonizada por Gene Wilder y Richard Pryor, ambos actores celebérrimos de comedia de quienes hoy pocos nos acordamos y mira que el público viejuno se reía con sus cintas cuando se alquilaban en el videoclub.

En fin, que durante una de sus salidas fuera de palacio en Mallorca ha sido abordada Letizia (y Felipe VI y las niñas) al grito de "¿dónde está el Rey Emérito?".

Ver resumen Ocultar resumen

Qué mala fama tiene la farándula. Piensa la gente que actrices y actores son personas siempre de hábitos tóxicos, que se acuestan a las tantas y están de farra casi permanente. Como si no hubiera actores y actrices que madrugasen. El caso es que Víctor Clavijo ha ilustrado con una breve anécdota cómo imagina el personal a quienes componen el mundo del espectáculo. Con sus droguitas y demás.

Resulta que Víctor Clavijo fue a hacerse una PCR porque así se le exige para trabajar con seguridad como actor.

Y esto es lo que pasó.

Atención.

Páginas