Las mejores series de 2016

Vaya por delante que esta lista es completamente subjetiva. Como dicen, para gustos, colores. Y vaya por delante también que hemos visto muchas series este temporada, algo que ha afectado sobremanera nuestro tono de piel, cada vez más similar al de Edward Cullen. Y, a pesar de ello, no hemos cubierto ni un 5% de lo que se ha estrenado. 

Unreal-quinn-rachel

Amigos, es imposible seguir el ritmo de visionado a las actuales productoras de series. Sólo en USA, estaba previsto que este año se emitieran 450 temporadas de series de todo tipo. Hacen falta varias vidas para ver todo. Por tal motivo, hemos tenido que seleccionar, con mayor o menor acierto. 

ADEMÁS: ¿Qué series ven las familias ricas de Estados Unidos?

Una vez seleccionado, lo que gusta a unos y otros es completamente distinto. Dicho lo cual, aquí van las 15 series que más nos han gustado de lo que va de año. El orden es random y sí, se admiten propuestas para una futura ampliación de la lista. 

Westworld (HBO)

En unos años, Westworld estará en el mismo altar que tenemos títulos como The Wire o Los Soprano. La obra de Jonathan Nolan es, sencillamente, magistral. Una trama perfecta, unas actuaciones sublimes y 10 capítulos, los de la primera temporada, en los que no sobra ni uno. Y a todo hay que sumarle a Anthony Hopkins, resucitando a Hannibal Lecter en varios momentos de la historia. Histórica. 

ADEMÁS: La orgía de 'Westworld' o la escena de la que todo el mundo habla

Lovesick (Netflix)

Netflix recuperó esta comedia del Channel 4 británico, le cambió el nombre (Scrotall Recall no era muy comercial) y la renovó con dos capítulos más (tiene 8 su 2T). El resultado ha sido una comedia romántica deliciosa que tiene a medio mundo enamorado. Además, nos ha recuperado a una adorable Antonia Thomas y nos ha descubierto al personaje del año: Angus. Spin off ya! 

via GIPHY

The Night Of (HBO)

Sin hacer mucho ruido, The Night Of se ha situado entre las tres mejores series del año. Un retrato crudo y realista del sistema judicial, policial, administrativo y social USA, con Nueva York de fondo. La historia de un asesinato y sus consecuencias para los implicados, con un John Turturro excelso. 

The Young Pope (HBO)

Sencillamente magistral. Obra maestra de Paolo Sorrentino, quien nos ha regalado un inesperadamente hipnótico, sátiro y déspota Papa, encarnado por un guapo a rabiar Jude Law. Junto a él, un Javier Cámara sublime y un repartazo con gente de la talla de Diane Keaton o James Cromwell. 

ADEMÁS: 'The Young Pope' sí es la nueva 'Juego de Tronos'

Atlanta (FX)

Una más para el cable, esta vez con el rap de fondo, dejando claro que The Get Down se quedó muy lejos de lo que podía haber sido. Atlanta cuneta la historia de dos primos que buscan triunfar en el mundo de la música, descubriendo que será más complicado de lo que esperaban

Transparent (Amazon)

La bandera de Amazon sigue enamorando a público y crítica, sobre todo por el buen hacer de Jeffrey Tambor, absolutamente maravilloso en su papel de Maura. 

The Grand Tour (Amazon) 

Los chicos de Top Gear han vuelto, con nuevo nombre y mucho más dinero. Se nota. El piloto arranca con una escena que poco envidia a Mad Max. El programa se rodará por todo el mundo y los coches de alta gama son el pan de cada día para Clarkson, May y Hammond. 250 millones de dólares bien invertidos

The Crown (Netflix)

Está llamada a ser la sustituta de Downtown Abbey, guardando las distancias. La historia de Isabel II, desde su coronación, ha gustado mucho por su estética, su rigor y por no esconder las sombras de los Windsor que no son pocas. Quieren hacer cinco temporadas y, de momento, la primera ha cumplido con las expectativas. 

Black Mirror (Netflix)

Había muchas ganas de ver lo nuevo de Charlie Brooker, con presupuesto Netflix. Y no ha defraudado. Seis capítulos que han recuperado el espíritu de la serie, su toque British y el hecho de dejar al espectador con un regusto agridulce en cada entrega. Además, nos regaló San Junípero, una de las historias de amor catódico del año. Y con toque ochentero. 

Stranger Things (Netflix)

El fenómeno del verano que ha enamorado a varias generaciones. Mucho más que una historia que tira de nostalgia. Y es que Stranger Things tiene aventura, amor, miedo, amistad, a Eleven y a Winona. Habrá segunda temporada y no, no estará Barb. 

UnREAL (Lifetime)

Quinn (Constance Zimmer) y Rachel (Shiry Appleby) son, oficialmente, las mayores bitches televisivas del momento. La serie que cuenta los entresijos de la producción de un date show tipo The Bachelorcomenzó la segunda temporada haciendo historia, con un soltero negro, algo que la serie real no ha hecho nunca en 20 años

Además, ha añadido un punto más de mala leche a cada personaje. En UnREAL todo el mundo va a lo suyo, menos yo que voy a lo mío, sería el pensamiento de cualquiera que aparezca en ella. Todo el mundo tiene secretos. Todo el mundo quiere mejorar. Todo el mundo está dispuesto a pisotear. Al final, ¿qué nos queda? Está claro: Money, Dick, Power.

ADEMÁS: Los 15 mejores capítulos de la historia de la televisión

Better Call Saul (AMC)

Podemos afirmar, sin lugar a dudas, que Better Call Saul ya está a la altura de su antecesoraBreaking Bad. Y lo está con su sello propio, pero sin perder la esencia de la orginal. En esta segunda temporada, el espectador ha podido conocer mejor a dos personajes capitales: Kim Wexler (Rhea Seehorn) y Chuck (Michael McKean).

Además, confirmamos a Mike como el mejor fichaje que se podía hacer de Breaking Bad. Eso sí, cuando echemos la vista atrás y miremos esta 2T, la recordaremos como aquella en la que Jimmy McGill dejó paso, a su pesar, a Saul Goodman. Aquella temporada en la que Chuck le rompió el corazón de la forma más ruín

Veep (HBO)

La quinta temporada de Veep llegaba con la marcha de Armando Iannucci como showrunner de la serie y la llegada de David Mandel a la misma. Muchas incógnitas que quedaron despejadas al primer capítulo. Sencillamente magistral.

Con Selina Meyer asentada en el Despacho Oval y Hugh Laurie a pleno rendimiento (sobre todo en el último capítulo), la serie ha mantenido su nivel habitual, es decir, humor inteligente, afilado y satírico, de mano de la presidenta USA más adorable ever. Bueno, presidenta o lo que le toque ser a partir de la sexta entrega. 

Orange is the New Black (Netflix)

Para ser la bandera (multicolor) de una plataforma como Netflix, tienes que perder el miedo a cargarte a tus protagonistas. Incluso a las más queridas. Juego de Tronos es el ejemplo a seguir y OITNB ha tomado nota y se ha cargado a una de las presas más ilustres de Litchfield.

¿Resultado? OMGs por todo el mundo y ánimos renovados para las tres próximas temporadas. No olvidemos que Netflix renovó la serie, de golpe, hasta su séptima entrega, por lo que más les vale mantener el interés hasta entonces. 

ADEMÁS: In Memoriam: 31 personajes televisivos que nos han dejado este 2016

The Americans (FX Network)

Parece cosa de magia pero, de momento, The Americans no ha hecho otra cosa que crecer, temporada tras temporada. En esta última entrega, los Jennings han vuelto a dar una clase magistral de supervivenvia y Keri Russell y Matthew Rhys, una masterclass actoral tras otra. 

Además, entre unas cosas y otras, The Americans se está marcando un repaso por la historia de lo más interesante. Labor cultural y de entretenimiento, ¿se puede pedir algo más? Sí, que la quinta entrega sea aún mejor y, en tal caso, alcance la perfección. 

American Crime (ABC)

Para muchos, la serie más complicada de ver de 2016. Un retrato de una sociedad en la que raza, sexo, religión, estatus y cualquier elemento distintivo, sirven para estigmatizar cualquier situación. En este caso, la que se presenta es la de Taylor Blaine, un joven adolescente que es violado por otro, estrella del equipo de baloncesto en sus Instituto. 

La actuación de Connor Jessup, el niño abusado, es sencillamente magistral. La atmósfera que se crea en torno al caso, hace que cada capítulo sea más y más agobiante. Es más, el espectador acaba enfadado en la mayoría de ellos. ¿Quién dijo que segundas partes no eran buenas? Esta segunda temporada ha mejorado, de mucho, a la primera. 

ADEMÁS: 20 frases memorables de series que hicieron historia en televisión

The Girlfiend Experience (Starz)

Una de las sorpresas del año y uno de los relatos más claustrofóbicos de la actual parrilla. 13 capítulos para narrar el momento en que Christine (Riley Keough), decide convertirse en una escort de lujo para sacar un dinero extra, mientras estudia Derecho en Chicago. ¿Su nombre artístico? Chelsea. Muy recomendable. Muy cruda. Hipnótica. 

American Crime Story - The People v O. J. Simpson (FX Network)

El género judicial está viviendo un auténtico boom televisivo, gracias al triunvirato de docuseries que nos han regalado HBO, Netflix y, en este caso, FX NetworkAmerican Crime Story fue la última en llegar, pero ha hecho el mismo ruido o más que sus antecesoras. Y es que el juicio contra O. J. Simpson fue historia de la televisión USA en los 90. Baste decir que su veredicto lo vieron 150 millones de personas en directo

Si al hype de estas dos décadas le sumamos un guión perfecto, un reparto sublime y una historia bien elaborada, con personajes interesantes del primero al último, y una ficción que ocurrió en realidad, tenemos una serie redonda. Eso sí, por encima de todo esto están Sarah Paulson (Marcia), Cuba Gooding Jr (OJ) y Courtney B. Vance (Johhny Cochram), excelsos en sus papeles. 

Making a Murderer (Netflix) 

La historia de Making a Murderer es la historia de como James Avery se enfrentó a todo un sistema y perdió, dando su vida en el proceso. Serie documental dura de ver, algo extensa por momentos, pero real y cruda como la vida misma.

El golpe de realidad que da cada capítulo al espectador es complicado de explicar. Es más, raro es el capítulo en el que no se termina enfadado/a con el mundo, al constatar que los ricos también lloran, pero menos

The Jinx (HBO)

Coincidió en tiempo con Making a Murderer y las comparaciones fueron inevitables. Y odiosas para Netflix. The Jynx tenía el sello HBO por todos lados, con una historia cuidada, de duración perfecta (6 capítulos) y una historia que engancha, sobre todo, por su protagonista: Robert Durst

Un multimillonario de Nueva York, inquietante e inteligente como pocos, que solicita a Andrew Jarecki una entrevista. ¿Por qué a Jarecki? Porque fue el director que hizo la película sobre su vida. Porque fue quien contó como fue acusado y absuelto... ¡de tres asesinatos! El final de la docuserie es de los que te dejan clavado a la silla. 

ADEMÁS: 7 personajes que iban a ser cortos y se convirtieron en historia de la televisión

The Walking Dead (AMC)

Vale que no es un estreno pero la sexta temporada de The Walking Dead ha sido la mejor de la serie, hasta el momento, y eso es mucho decir. 16 capítulos con acción, giros inesperados, parejas incomprensibles y, sobre todo, un final en alto de la mano de Negan, el villano llamado a tomar el relevo del añorado Gobernador. 

La séptima empezó a lo grande y ha bajado un poco el pistón. A pesar de todo, estos capítulos casi monográficos siguen siendo una auténtica maravilla.

El Ministerio del Tiempo (TVE)

Lo confesamos, somos ministéricos. Y muy de Pacino y Alonso como dúo cómicoEl Ministerio del Tiempo ha crecido mucho y muy bien en su segunda temporada. Ha corregido errores, mejorado tramas y pulido personajes. Y se nota. Para empezar, en que ningún capítulo se hace pesado

Duele que hayan tardado tanto en renovarla, pero por fin se confirmó y sólo queda esperar a que regrese, si todo va bien, en septiembre del año que viene. Paciencia.

The Shannara Chronicles (MTV)

El experimento de MTV, combinando Juego de Tronos con El señor de los anillosy todo ello edulcorado con un punto teenager le ha salido muy bien. A pesar de las tramas previsibles y los limitados actores, la historia interesa, la fotografía es inmejorable y los malos dan miedo de verdad.

Además, tiene a Ivana Baquero, la que fuera niña de El Laberinto del Fauno, y nueva responsable de los desvelos de muchos jóvenes hormonados. Renovada y con mucha historia por contar todavía. 

ADEMÁS: Ivanna Baquero enamora en 'Las Crónicas de Shannara' (y fuera de ellas)

Jessica Jones (Netflix)

El combo Netflix/Marvel ha resultado ser el matrimonio más fructífero de la televisión en los últimos años. Jessica Jones era la segunda serie de la editorial con la plataforma de streaming, tras Daredevil, y lo ha vuelto a clavar. Krysten Ritter le ha dado a la protagonista lo que necesitaba: oscuridad, vicio, sensualidad, fuerza... Un personaje casi perfecto que bien podría haber llevaddo el peso de la serie. 

No tuvo que hacerlo, porque a su lado tenía a uno de los mejores villanos de la historia de la televisión: Kilgrave. La interpretación de David Tennant ha sido sencillamente majestuosa. Un psicópata con sentimientos pero casi todos malos, quien disfruta con sl sufrimiento gratuito y random. Todo ello, agravado por un poder envidiable: que todo el mundo obedezca sus órdenes. 

Daredevil (Netflix)

Y si Jessica Jones ha gustado, Daredevil no se ha quedado atrás. Cierto es que la segunda temporada no ha tenido el nivel de la primera. Era imposible. Sobre todo, si Wilson Fisk aparece con cuentagotas. No obstante, nos ha presentado a una de las grandes sorpresas televisivas del año: The Punisher. El Frank Castle de Jon Bernthal es perfecto. Tanto que ha pasado de secundario de lujo a tener su propia serie. Merecida. 

En el lado negativo, el haber desaprovechado a un personaje tan potente como Elektra; el menosprecio a un Foggy en constante crecimiento; y el affaire de Matt Murdock con la mujer equivocada. Era Claire y no Karen con quien tenía toda la química. A pesar de todo, temporadón del héroe ciego y mucha chicha para cortar en la tercera entrega. Ah, y otra pelea para el recuerdo catódico

The Magicians (SyFy)

La adaptación de las novelas de Lev Grosman que ha hecho SyFy ha sido valiente, arriesgada, sincera, entretenida y, por momentos, muy dura de ver. Por tal motivo, no queda más que dar las gracias por ello. SyFy quiere volver a sus orígenes y estos pasan por contar las cosas como son. Por suerte para los adultos. 

The Magicians no sólo es la versión adolescente de Harry PotterEs mucho más. Es magia negra, es sexo, es lenguaje soez, son violaciones, es abuso de menores y es un malo cuya presentación es absolutamente arrebatadora. Todo eso y mucho más es The Magicians, una serie no apta para todos los públicos, pero disfrutable por todo el que esté dispuesto a ello. 

ADEMÁS: The Magicians: cuando la magia deja de ser cosa de niños

The Night Manager (AMC/BBC)

Si AMC y BBC se juntan para un proyecto, lo compramos sin dudar. Si además está basado en una obra de John LeCarré, con más motivo. Si el reparto está encabezado por Hugh Laurie, Tom Hiddleston y Olivia Colman, hasta ponemos dinero para que salga adelante. Seis capítulos elegantes, hipnóticos, con una historia que interesa y atrapa y una fotografía digna de Oscar. 

Con un Hugh Laurie haciendo de traficante de armas y un Tom Hiddleston haciendo de Tom Hiddleston. El magnetismo de su personaje, Jonathan Pine (entre otros muchos nombres) está a la altura de los 40 actores más guapos de la historia del cine. Es imposible no enamorarse de él en esta serie. Y sí, todos nos hemos cuestionado nuestra sexualidad varias veces en cada capítulo. 

One Punch Man (Movistar+)

Sí, un anime entre las recomendaciones. Y por méritos propios. One Punch Man cuenta las aventuras de Saitama, un héroe capaz de vencer a todos sus rivales de un sólo golpe. Premisa sencilla, a priori, que tiene mucha más profundidad de la que parece. 

Además, la serie busca parodiar todos los estereotipos de los mangas de superhéroes. Y lo consigue. Con nota. Cada uno de sus 12 capítulo tiene momentos hilarantes que ayudan a empatizar con el protagonista más de lo que cabría esperar. Un anime para ver sin prejuicios, con mente abierta y dispuestos a pasar un buen rato. 

ADEMÁS: Hasta aquí hemos llegado: 15 series que se despiden en 2016

Love (Netflix)

Sensaciones encontradas las que ha provocado la versión masculina, por así decirlo, de GirlsLa premisa de Judd Apatow era crear una dramedia en la que el amor se representara en todas sus vertientes. Y lo ha conseguido. De hecho, tiene al primer protagonista que dice que no a un trío, porque las dos chicas implicadas son hermanas

Gus y Mickey, Mickey y Gus, los dos personajes principales, son tan dispares como parecidos. Complicado entender qué pasa por sus cabezas, pero entendibles todos sus movimientos. Además, todo el que vea la serie, se verá reflejado en alguna de las situaciones de pareja que se dan. Sí, incluso en las de sexo. 

Limitless (CBS)  

Una de las series más originales y refrescantes de la temporada, y aún no ha sido renovada para desesperación de los fans de Brian Finch, Mike, Ike y Legion of Whom. Un procedimental de manual pero con matices. Muchos. El primero, la forma de afrontarlos, infantil por momentos, divertida a raudales y con pastillas NZT de por medio, para potenciar el 100% del cerebro. 

El carisma Jake McDorman sirve para tirar él solo del carro. Tampoco lo necesita. Jennifer Carpenter es la perfecta BFF de la historia, sin necesidad de forzar nada más que amistad entre ambos, de momento.

También andaba por allí todo un Bradley Cooper, productor de la serie y protagonista de la película original, quien se borró de los últimos capítulos, con acierto, para ceder presencia al resto de protagonistas. Por desgracia, ha sido cancelada.

Quantico (ABC)

¿Acaso alguien pensaba que no íbamos a meter un guilty pleasure en la lista? Quantico es de esas series que te hartas de criticar, justo antes de darte cuenta que estás enganchado. La historia de Alex Parysh y sus compañeros aspirantes a agentes del FBI no tiene ni pies ni cabeza. A pesar de todo, tiene enganchado a medio mundo. 

Es más, fue el primer estreno de la temporada en ser renovado y ha convertido a su protagonista, Priyanka Chopra, en toda una celebrity planetaria. Pocas actrices veremos en nuestra vida tan guapas como ésta. Y muchas menos que salgan del agua peinadas y maquilladas. Es la magia de Quantico. Nunca sabremos el secreto. 

ADEMÁS: Las 30 actrices más guapas de la historia de Hollywood

Juego de Tronos

Vale que sólo llevamos cuatro capítulos de la sexta temporada pero, seamos sinceros, con los dos primeros ya nos ganaron. El momento Jon Snow vale una temporada completa. Pero, además, hemos tenido chispazos gloriosos de Bran, de Cersei, del Septón, de La Montaña, de Khaleesi (desnudo inesperado incluido), de Melisandre y, como no, de Ramsey Bolton, el antagonista perfecto de esta historia. 

Aunque duela reconocerlo, el final de esta gloriosa serie está más cerca de lo que imaginamos, por lo que debemos saborear cada momento, porque la vamos a echar mucho de menos. No, no nos hemos olvidado de Tyrion, quien también va a por el MVP de esta temporada, momento Padre de Dragones incluido. 

Fotos: HBO, Netflix, ABC, NBC, SyFy, Lifetime, Starz, FX y RTVE