Las grandes joyas de AMC

Hace un año que llegó como canal a España, si bien es cierto que lleva 31 años en emisión en Estados Unidos. Hablamos de AMC TV quien en sus orígenes fue un canal premium destinado a la emisión de cine clásico. Algo parecido a TMC y muy diferente a lo que luego ha resultado ser. 

Y es que AMC en los últimos años ha hecho una apuesta decidida por la ficción televisiva. Ha apostado por series de calidad que han hecho la competencia a otras grandes como HBO y Showtime. La cadena ha demostrado que en cuestón de joyas también puede presumir. Alguien que ha dado vida a BReaking Bad, The Walking Dead o Mad Men tiene motivos para sentirse orgulloso. 

Pero siendo estas tres las grandes joyas de la cadena también hay más vida tras ellas. Por ello, queremos recordar las mejores ficciones que AMC TV ha emitido. Es un buen momento ahora que cumple un año en España.

1. Breaking Bad

Hablamos de la gran joya de AMC (en cuanto a audiencia The Walking Dead le puede ganar), la serie que les ha situado en el mapa como referencia de televisión de calidad. Nuevo México, Walter White, Jessie Pinkman; la metanfetamina azul, los pollos hermanos son elementos que cualquier fan de la serie nunca olvidará. 

Una serie que hace real la frase común de que gustó a crítica y a público, ya que respondió muy bien en cuanto a audiencia y además fue una triunfadura constante en los premios Emmy. 

2. The Walking Dead

Está ya en el pódium de grandes sereis de la cadena y aún no ha terminado de emitirse. Ya va por su sexta temporada y los zombies y quienes luchan contra ellos siguen arrastrando a un inmensa legión de fans.

No es la típica historia apocalíptica en la que sólo hay luchas y vísceras. The Walking Dead cuida la trama, a los personajes y busca más profundidad que otras series y películas similares. Eso sí, el héore no puede faltar. Y ahí lo encarna Andrew Lincoln con su ya legendario Rick Grames

3. Mad Men

Se ha despedido hace bien poco y lo ha hecho por todo lo alto al llevarse Jon Hamm y su Don Draper el esperado y ansiado Emmy a mejor actor dramático. Mad Men nos lleva al pasado, al lado oscuro y también lujoso del mundo de la publicidad. Cuando las grandes agencias de publicidad dominaban el mundo televisivo. 

Pero no sólo es el mundo de la publicidad el retratado, sino y, sobre todo, la sociedad americana de los años 60. El machismo aún impera y la mujer tiene dificultades para ser valorada en el mundo empresarial. Una serie imposible de perderse. 

4. Better Call Saul

El spin off de Breaking Bad. Lleva una temporada y aún no ha conseguido tener identidad propia del todo como para quitarse el apellido. Algo que sí logró en su día Frasier con Cheers. 

Pese aún no estar desligada del todo de Breaking Bad ya ha dado muestras en su primera temporada de poder llegar a ser uno de los clásicos imperecederos de la cadena. Un drama a medio camino de la comedia que narra las andanzas de Saul Goodman en su intento de convertirse en un abogoda de pretigio en Alburquerque (como luego le vimos junto a Walter White)

5. Hell on Wheels

Ambientada en el salvaje oeste demuestra que un western puede ser más que disparar a indios y cortar cabelleras. Que no espere quien no la haya visto los duelos al sol propios del cine clásico. Es diferente. 

La serie narra la historia de Cullen Bohannon (Anson Mount) un antiguo soldado confederado, que tras la guerra de la secesión, busca venganza de un grupo de soldados de la Unión quienes mataron a su mujer. En España no es muy conocida pero tiene mñas de un 8 en valoración por los usarios de IMDB. 

6. The Killing

No podía faltar un trhiller policial en un ranking de grandes series. Y tal vez el más destacado de AMC sea The Killing. La detective Sarah Linden ha decidido retirarse del departamento de homicios de Seatle. Y cuando va a ser sustituida vuelve a su vida un antiguo caso.

7. Rubicon

Una de esas series difíciles, en el buen sentido de la palabra. Un thriller político en el que el espionaje ocupa un lugar de privilegio. Muestra un Nueva York retratado de forma sombría y donde prima el pesimismo. Si al espectador le gustan cintas como Todos los hombres del presidente puede llegar a engancharse a Rubicon

8. Turn

Toda cadena tiene su serie histórica y AMC saca músculo con un thirller histórico basado en el libro homónimo de Alexander Rose. La serie cuenta el surgimiento de la primera red de espías de Estados Unidos durante la guerra de la Independencia norteamericana. 

Un agricultor que abandona el campo y junto a sus amigos crea el anillo de Culper, la agencia de espionaje con la que contó George Washington. 

9. Fear The Walking Dead

Ha cogido el gusto AMC por los spin off. Del podium de grandes series solo le falta hacer una  de Mad Men. La serie narra el comienzo de un apocalipsis zombie. Eso sí, sin decir nunca la palabra zombie. De momento, en cuanto a crítica no ha estado a la altura de su predecesora, aunque puede premusir de tener el mejor estreno en cuanto a la televisión por cable

10. Halt and Catch Fire

Serie de informáticos, pero abandonando la comedia y el estereotipo. Aquí se viaja al pasado, a 1983, para contar cómo fue la llegada del ordenador personal para la industria informática. Atrae mucho por el look ochentero que impregna todo, pero también es cierto que el espectador puede perderse entre códigos y un lenguaje complejo 

Fotos: AMC

Ver resumen Ocultar resumen

¿O tal vez usted ha olvidado aquella maravillosa comedia con alce en su cabecera? ¿Que ni siquiera la vio? Pues era una serie sobre un médico neoyorquino que acababa destinado en Cicely, una pequeña población de Alaska repleta de personajes peculiares. Porque, según descubrimos en esta ficción televisiva, Alaska es un lugar raro de Estados Unidos (al norte del norte) donde mucha gente escapa para comenzar de nuevo o practicar sus excentricidades mirando a los alces y sin que nadie les moleste.

Ver resumen Ocultar resumen

Que Cuba sigue siendo material inflamable en lo político resulta evidente viendo las reacciones al estrreno en Netflix de La red avispa, una película que relata la peripecia de un grupo de espías procedentes de la irreductible isla caribeña (patria de Martí) infiltrados en los ambientes anticastristas de Miami. Se basa en un hecho real ocurrido en los años 90.

Ver resumen Ocultar resumen

Ser uno de los directores y productores ejecutivos de una de las mejores comedias del siglo XXI, Curb your enthusiasm, para que todo el mundo te acabe recordando como un maldito meme. 

Es triste, ¿verdad?

Pues es lo que le pasa a Robert B. Weide desde 2015. Ahora, en los últimos meses, su nombre y la sintonía que todo el mundo asocia con solo leer o escuchar su nombre, se ha multiplicado en Twitter. Y es que en la red se usa ese meme para cerrar vídeos vergonzantes o inesperados. 

Páginas