Las diez pelis, más una serie, con más tacos de la historia

Tal vez haya alguna más que cuente con más tacos, pero de entre las registradas y más conocidas es El lobo de Wall Street quien se lleva el honor de ser el filme con más palabras malsonantes por metro cuadrado. O por segundos, mejor dicho. Así lo confirmó la web especializada en cine Screenit que llegó a contar 506 fuck en el filme de Martin Scorsese.

Seguro que Leonardo Di Caprio y su ya famoso Jordan Belfort fue quien más contribuyó al numero total de tacos. En descargo de Scorsese hay que decir que las más de 500 palabrotas se dicen en tres horas de metraje. Mientras que otras películas se acercan, casi a ese número, con muchos menos minutos. 

Quien obstentaba el anterior récord era otra criatura de Scorsese; y es que Casino con Robert De Niro y Sharon Stone como protagonistas -y como grandes utilizadores de tacos-  llegó a decir a 402 veces la palabra joder.

 Algo lejos se quedó otra película que llega de la factoría del afamado director como es Uno de los nuestros. 300 veces se dijo en esa película fuck y seguro que muchos de ellos fueron en la escena que Joe Pesci decide disparar a un camarero sin razón aparente. 

Scorsese, el rey del taco 

Otro de los directores que tanto gusto tiene por los tacos es Quentin Tarantino. No es de extrañar ver la proliferación de tacos en sus películas. En una de sus últimas películas, Malditos Bastardos era raro quien no lo dijera. Algo parecido a lo que sucedía con Reservoir Dogs y sobre todo con Pulp Fiction, en la que se mostraba todo un catálogo de insultos. 

Aunque a otra película que habría que tener muy en cuenta en este listado es a Scarface, de Brian de Palma. Ahí Al Pacino suelta un fuck casi en cada momento en el que aparece. De hecho, se contabilizó uno cada 29 segundos, para ser exactos. 

En un recuento de películas en la que hablar bien no está muy valorado es imposible obviar a Clint Eastwood. Y de entre sus filmes se lleva la palma El sargento de hierro donde en cada momento el sargento instructor suelta alguna burrada mayor que la anterior. El tradicional fuk es casi un juego de niñas con coletas en esta película. 

También un desfile de tacos se podía presenciar en otro filme con un sargento instructor y el mundo militar de fondo. Sí, La Chaqueta metálica de Stanley Kubrick es otra muestra donde los tacos encuentran a su mejor aliado. 

En las series también hay tacos 

Algo así también como casi todo el cine de Guy Ritchie. Y es que el ex marido de Madonna es muy dado a reproducir el lenguaje callejero, como bien se pudo ver en Snatch: Cerdos y diamantes. Ahí el gran ganador era Brad Pitt que hacía,además, de gitano. Campeón de boxeo gitano sin guantes para más señas. 

Pero no sólo en el cine los tacos tienen un lugar. Si no, basta con mirar una de las grandes series de todos los tiempos como es The Wire. En la ficción había que recrear el ambiente de una ciudad tan conflictiva como Baltimore. Y David Simon rizó el rizo; ya que McNulty y Bunk (dos de los policías) se marcaron una escena sólo con la palabra fuck. Toda un joya. 

Fotos: Redes sociales

Vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Tal vez ya lo hayas visto. Si no, merece la pena que eches un vistazo más abajo. Cámara que apunta al público durante una retransmisión deportiva y una parejita que se hace un selfie sonriente para luego congelar su sonrisa y mostrar unos rostros de aburrimiento absolutamente fulminantes. El selfie seguramente daba a entender que se lo estaban pasando muy bien. La secuencia captada por la cámara exhibe un aburrimiento atómico.

Es hilarante.

Eso también.

Y que viva Twitter y su viralidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Los medios de comunicación se llenan, en estos días, de opiniones a favor y en contra del acuerdo de Gobierno alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos pero hay a quien le falta el parecer de una pieza fundamental en esta historia: el de la clase trabajadora.

Lo dice Quique Peinado, colaborador de Zapeando (laSexta), asegurando a través de las redes sociales que, quizá, "molaría que los medios de comunicación diesen algún titular sobre si inquieta a la clase trabajadora el posible nuevo gobierno".

Ver resumen Ocultar resumen

Qué cosas tiene la convulsa actualidad. Las movilizaciones en Cataluña se cruzan con una celebridad chanante de nuestro ruedo ibérico. O sea, el Pequeño Nicolás (de profesión, sus cosas). Ha ido a Barcelona y en la estación de Sants se ha topado con los CDR y se ha liado un poquito.

Algún empujón, algún insulto y el Pequeño Nicolás de inmediato llamando a las televisiones para contar su caso.

Decían en los 60 que la revolución no sería televisada y nos da la impresión de que se equivocaron.

Páginas