Las diez películas más caras de la historia del cine

El mundo del cine hace mucho, mucho tiempo que abandonó su lado artesanal para abrazar con fervor su vertiente más industrial. Esa en la que una película forma parte de todo un engranaje, que acaba dando como resultado un producto para ser consumido por el mayor número de clientes posibles en cualquier rincón del planeta.

No quiere decir que no siga haciéndose cine con escaso presupuesto, para un público reducido, con historias que no buscan gustar a todos, sino enamorar para siempre a pocos. Pero esto filmes se mueven lejos de los grandes circuitos, por lo general. No son el tipo de cintas que se convierten en éxitos rotundos en las taquillas.

Ahí triunfa, habitualmente, el cine que cuenta con un presupuesto potente, con una campaña de marketing de esas que causan impresión. Aunque a veces sucede que ni el apoyo ecónimo sirve para salvar una película del fracaso en taquilla. Pero suele ser un buen argumento para triunfar. 

ADEMÁS: Las películas que has visto una y mil veces y no te aburren 

Así Forbes ha elaborado un listado con las películas que mayor presupuesto han movido en la historia. Como era de esperar son todas producto de Hollywood. No, no hay cine iraní en la lista. 

Una lista de 10 filmes costosos

Filmes con una fuerte inversión económica para su producción y sólo para ese apartado; pues la prestigiosa publicación ha excluído el importe destinado a marketing y publicidad.

Para ello han tomado como base los datos que constan IMDB, por lo que alguno no podría estar ajustado a la inflación del momento. Sea como sea, es un listado curioso que , además, muestra el rendmiento que después tuvieron en taquilla. 

1. Piratas del Caribe: En el fin del mundo (300 millones)

Tras el éxito de las dos primeras películas de Jack Sparrow y demás personajes corsarios llegó el momento para una tercera entrega; en la que la productora de Jerru Brukcheimer apostó y muy fuerte. Más que nadie nunca. Hasta llegar a la impresionante cifra de 300 millones de dólares sólo en producción. Después habría que sumar post-prouducción, distribuición (Disney se encarga de ello) y marketing. 

2. John Carter (263,7 millones)

Uno de los ejemplos de que se puede invertir mucho y no obtener demasiado; pues John Carter contó con 263,7 millones de dólares en producción y reportó en la taquilla mundial 284 millones. Así que las pérdidas fueron importantes para Walt Disney Pictures que no consiguió las aventuras del héroe Jhon Carter gustaran. 

3. Enredados (260 millones)

Tenía el honor de ser la película número 50 de la factoría de clásicos de Walt Disney. Y, tal vez por ello, recibió una generosa suma de dinero para su producción. No podía quejarse el director del dinero para adapatar el cuento de los hermanos Grimm. 260 millones de dólares que no consiguieron convertir al filme en uno de los imprescindibles en animación 

4. Spider-Man 3 (258 millones)

El comic de Spiderman es uno de los grandes clásicos; de esos que ha tenido varias adaptaciones en el cine y la televisión. Pero fue son su tercera entrega reciente (en el año 2007) cuando apostaron con una fuerte inyección económica. En concreto, la cifra ascendió a 258 millones de euros y la recaudación anduvo cerca de los 900 millones. Quizá no le dolió tanto a Marvel ni a Sony el desembolso, una vez visto el resultado. 

ADEMÁS: Diez películas nefastas que has de ver antes de morir 

5. Piratas del Caribe: En mareas misteriosas (250 millones de dólares) 

Del quinto al décimo puesto llega el club de los 250 millones de dólares. Seis filmes que gastaron esa cantidad de dinero en producción y con distinta suerte en taquilla. La cuarta entrega de los piratas fue un éxito brutal, con una recaudación de 1.045 millones de dólares. Con estos datos es normal que se haya estirado el chicle de la franquicia. 

6. Los Vengadores: La era de Ultron (250 millones) 

Los Vengadores no podía faltar en un listado entre las películas más caras de siempre; y más si cuentas con un reparto del calibre de Robert Downey Jr, Scarlett Johansson, Chris Evans, Jeremy Renner, Chirs Hermsworth o ELizabeth Olsen. Eso sí, viendo cómo respondieron en taquilla no habrá dudas para repetir en el futuro. 

7. Harry Potter y el misterio del príncipe (250 millones) 

Era extraño que ninguna de las cintas del mago y su pandilla de amigos no apareciera en el listado de los títulos con un coste más elevado. Lo logra Harry Potter y el misterio del príncipe. Un cinta de 2009, que aseguró, además, casi 1.000 millones de dólares en la taquilla. 

8. Batman vs Superman: El amanecer de la justicia (250 millones)

Ha sido uno de los títulos más esperados del año 2016. Aunque aterrizaba con las retiencias de muchos de los amantes de dos se los superhéores más icónicos del cómic. Con un presupuesto de 250 millones de dólares en proudcción, más una fortísima campaña publicitaria lograron responder de forma correcta en taquilla y no darse el batacazo previsto por algunos. 

9. El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos

No ha ninguna de las películas de El Señor de los anillos entre el top 10 de filmes más caros de la historia; aquellos que presupuestaron una ingente cantidad de dinero para su producción. Pero sí que está el Hoobit y su batalla de los cinco ejércitos como uno de los títulos que apostó fuerte desde el princpio. El resultado fue una taquilla de 956 millones de dólares. 

10. El caballero oscuro: la leyenda renace (250 millones)

El oscuro Gotham de Nolan; el también sombrío Batman que engendró Christian Bale, el sensacional e inolvidable Joker que compuso Heath Ledger dio pie a una formidable película que también dio pie a que cuando aterrizara el último título de la trilogía no se ahorra en costes para dar vida a un título, que también estuvo a la altura.

Fotos: IMDB, Universal, Walt Disney 

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido la estrella de este domingo en San Sebastián, el icono hollywoodiense con el que el festival ha demostrado que sigue convocando a los grandes nombres de la industria cinematográfica mundial.

Ver resumen Ocultar resumen

Estamos hablando de uno de los grandes directores del cine español, quede claro, y no se entienda el titular como menosprecio. Pero es que Fernando Colomo rodó entre 1982 y 1996, coincidiendo con los gobiernos de Felipe González, una colección de fabulosas comedias que son un certero retrato de esa enfervorecida España que se modernizaba y creía (bendita inconsciencia) que la fiesta duraría siempre. Pero, como cantaba Paloma San Basilio, la fiesta terminó.

Con que hemos titulado aludiendo a Felipe González pero sin mala intención alguna.

Páginas