Las 15 mejores peleas de la historia del cine (o casi)

Reconozcámoslo, todos llevamos un flipado o flipada en nuestro interior y el cine ayuda a que éste crezca por momentos. En concreto, algunas escenas infartantes y espectaculares de lucha que, tras verlas varias veces, nos hacen creer que nosotros podríamos hacerlo igual o mejor...

Así que antes de leer este ranking debemos advertir que no es recomendable hacer esto en casa o fuera. Luego duele. 

15. Karate Kid (1984)

Pero claro, si con menos de 10 años, de repente te encuentras al señor Miyagi, quien te enseña a pelear dando cera y puliendo cera. Y a un joven que pasa de pringado del colegio a novio de Elizabeth Shue, la chica de los sueños de varias generaciones, pues quieres ser como él.

Si encima remata una mítica película como es Karate Kid, con la famosa Grulla, para qué queremos más. Si te hubieran dejado, te habrías llamado Daniel Sam... ¡y lo sabes! 

14. La Princesa Prometida (1987)

La pelea entre Iñigo Montoya y Wesley no es espectacular, ni llamativa, ni siquiera tiene efectos especiales más allá de la voltereta de Wesley en la barra, que roza lo cutre. Pero, seamos sinceros, una lucha entre caballeros de honor siempre es bien recibida. Es más una batalla psicológica que de espadas en la que, nada más terminar, todos fuimos a buscar un paraguas o algo con forma de espada para ser como ellos. De haberse rodado años más tarde, La princesa prometida estaría en este ranking de películas más románticas del siglo XXI

13. Snatch (1999)

Mickey (Brad Pitt) debe perder esta pelea amañada, para que la vida de Turco (Jason Statham, cuyo pasado es, cuanto menos, digno de mención) no siga pendiendo de un hilo. Algo que parece fácil, viendo la actitud de pasota de Mickey. De hecho, la pelea parece terminada cuando, tras 4 minutos de golpes a lo Guy Ritchie, el bueno de Brad Pitt queda suspendido en el aire, al borde del KO. Nada más lejos de la realidad. En un épico giro de los acontecimientos, Mickey se levanta y tumba a su oponente de un golpe. Es ahí cuando tú te levantas de tu silla y lanzas un golpe al aire, hasta que te das cuenta que no estás solo. 

12. Oldboy (2003)

Bestial plano secuencia de cuatro minutos en el que Oldboy pelea, al más puro estilo Street Fighter, con un número indeterminado de malos que le atacan con las manos desnudas, salvo uno que lleva un martillo. Brutalmente real, agobiante, sorprendente y, ojo al detalle, sin una pizca de sangre. Montaje elemental y todo rodado en un solo plano, lo que implica crear una coreografía digna de Juegos Olímpicos. Por cierto, Daredevil tiene una escena, claro homenaje a ésta, que no tiene nada que envidiarle y que puedes ver en este enlace

11. Terminator 2 (1991)

¿Cómo cargarte a un robot fabricado de metal líquido al que no le afectan los disparos ni los golpes? Es lo que nos estamos preguntando durante toda Terminator 2. Mira que Schwarzenegger era un tipo duro y su T-800 molaba todo (aunque nos gusta más su versión rey del meme), pero el T-1000 era un robot del futuro muy badass. Y cuando creías que estaba todo perdido, aparece una fundición y la pelea final, con la musiquita de Brad Fiedel de fondo... Épico. Cuenta con que la próxima vez que te despidas de alguien, le dirás Sayonara, baby. 

10. Kill Bill 1 (2003)

Tras cargarse a los 88 Locos, la Mamba Negra tiene que enfrentarse a su próximo rival: Gogo Yubari. Tan dulce como mortal, su bola de pinchos da mucho miedito pero sobre todo su actitud. La batalla es a pelo, sin música, para resaltar los golpes que recibe cada oponente. Al final, ni la Hattori Hanzo, la katana de Uma Thurman, le sirve para derrotar a la pequeña asesina. Tiene que tirar de recurso, de palo con clavos y estilo callejero. La escena final es escalofriante. 

9. Viven (1988)

Lo grandioso de esta pelea es su degeneración con el paso de los minutos. Recordemos que el protagonista es Rowdy Roddy Piper, el Gaitero y uno de tantos mitos del Pressing Catch. Frente a él, Keith David, un bicho de casi dos metros, que da susto sólo con su presencia. Pero claro, una pelea que empieza con puñetazos bastante ortodoxos pero que termina con golpes bajos, mordiscos, incluso con el viejo truco de la botella de cerveza rota, pasa de buena pelea a epic mode. En la degradación de la misma está su grandeza.

8. Matrix (1999)

Todos, absolutamente todos, hemos hecho el gesto de Neo, cuando le dice al Agente Smith que le ataque. Lo mejor de Matrix es que hay dos peleas bestiales a elegir, en ambas está Hugo Weaving, pero hemos elegido a Neo sobre Trinity porque es El Elegido. Si no, siempre seríamos de Trinity. ¿Decimos algo de la escena o le damos al play? Obra maestra. 

7. El maestro borracho

Antes de una buena pelea, nada como una cogorza. Normalmente, acabarías derrotado, a menos que seas Jackie Chan y te midas a Ken Lo en una batalla/baile/comedia que, si bien es historia del cine, dejó secuelas importantes en Chan. Huesos rotos, heridas graves y horas y horas de grabación. Es lo que tiene no usar dobles. 

6. Kingsman (2015)

¿Colin Firth metido a agente secreto elegante pero badass? Pues sí. Y no tuvo bastante con regalarnos una escena bestial en el interior de un bar British, sino que se coronó en la bacanal de muerte, odio irracional e ira que se desata en la iglesia, en el último tramo de la película. Sencillamente espectacular. Y lo mejor, sólo él queda en pie aunque... Bueno, mejor ver la película completa. 

5. Scott Pillgrim contra el muindo (2010)

Si Scott Pillgrim quiere el corazón de Ramona Flowers debe vencer a sus siete malvados ex. Vale que el último de todos es Gideon Graves (Jason Schwartzman), pero es que antes ya se ha cargado a Chris Evans y Brandon Routh, entre otras cosas, Capitán América y Superman. Y no olvidemos que el protagonista es Michael Cera, el de Supersalidos. A pesar de todo, el amor triunfa en esta psicodélica y colorida historia llegada del cómic. 

4. Blade (1998)

Blade lo tiene todo para flipar con ella visionado tras visionado. A saber, un malo inmortal que mola todo (Stephen Dorff); una novia de malo tan perversa como buenorra (Traci Lords); un vampiro molón a medio camino entre el averno y el Bronx (Wesley Snipes) y, sobre todo, una música techno que te mantiene en tensión toda la película. Y por si fatlara algo... ¡katanas! Con todos estos ingredientes, y a pesar de la frase final fail de Blade, el detalle de las jeringuillas es tremendo. 

3. Austin Powers (1999)

¿Cómo reaccionaríamos si tuviéramos que pelear con una versión mini nuestra? Es lo que le pasó a Austin Powers cuando se enfrentó a Mini Yo, tan pequeño como cabroncete. Eso sí, los golpes en la cabeza nos dolieron a todos pero ya, la forma en la que Austin Powers se deshace de él es hasta cruel. Dicho lo cual, entre tanta pelea épica, siempre viene bien una de coña para desengrasar. 

2. El regreso del Dragón (1972)

Bruce Lee vs Chuck Norris, ¿hace falta decir algo más? Pues si no es suficiente, diremos que el que sería, años más tarde, Walker Texas Ranger, parece llevar una camiseta de pelos y que ésta fue la única pelea que perdió en su vida. La otra persona que podría vencerle, Son Gokuh, no existe en realidad... 

1. El diario de Bridget Jones (2001)

Esta pelea lo tiene todo y es de esas escenas que no te cansas de ver. Un tipo elegante como Mark Darcy (Colin Firth) retando a lo Instituto a Daniel Cleaver (Hugh Grant). Patadas al aire, tirones de pelo, triquiñuelas de niño pequeño, espectadores emocionados, agua, un cumpleaños feliz, incluso una Bridget Jones con la cara de Bridget Jones, y no con la de una señora random que se hace llamar Renée Zellwegger

Y como colofón, Geri Halliwell entonando su único éxito en solitarioIt's raining menque ni siquiera era suyo pero que, visto lo visto, era la canción perfecta para la pelea perfecta. Cómo sería la cosa, que en la segunda parte de la saga, los guionistas no dudaron un momento: nueva pelea Darcy/Cleaver y sí, con fuente de por medio. La pregunta es, ¿cuántas veces habéis podido ver esta escena? Pues habrá nueva película en 2016... ¿habrá pelea?

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Asesinatos, mutilaciones, sectas, ritos satánicos y una policía que acaba de tener un hijo encargada de descubrir de donde sale todo esa barbarie. Así es Legado en los Huesos, un thriller que explora los comportamientos humanos tanto racionales como irracionales.

Ver resumen Ocultar resumen

Roland Emmerich vuelve a dirigir una película de acción. Retorna el realizador que recreara la mítica de invasión extraterrestre de Independence Day (1996), los desastres naturales de El día de mañana (2004) y la devastación provocada por gran monstruo de Godzilla (1998). Esta vez nos sorprende (¿gratamente?) con el género bélico, el cual ya tanteó en el año 2000 con Mel Gibson (recordemos El patriota).

Ver resumen Ocultar resumen

Jaime Lorente no se ha podido callar ante lo que él considera una injusticia cinematográfica de tremendas dimensiones. 

El actor que da vida a Denver en 'La Casa de Papel' ha lanzado una proclama tuitera en la que pide, por el amor de Dior, una nominación al Goya para Mario Casas. Y lo hace porque el protagonista de 'Adiós' se lo merece, no por acumulación. 

Páginas