La increíble historia del cerdo y David Cameron o cómo Black Mirror se hizo real

Echemos la vista atrás y recordemos el primer capítulo de una serie que cambió la forma de hacer televisión. Nos referimos a Black Mirror, y sus transgresor primer episodio, El himno nacional. ¿Lo recuerdas?

Aquel en el que un presunto grupo terrorista amenazaba al primer ministro británico con asesinar a la Princesa del Pueblo British si no cumplía su única condición: mantenet sexo con un cerdo, en directo, delante de toda la nación. ¿No sabes de qué hablamos? Aquí puedes llevarte, a un precio brutal, la primera temporada de Black Mirror

Sí, vale que era ficción. Además, ficción bizarra y extrema pero tenía un punto que llevó a los millones de espectadores de la serie a especular con su posible apliación en la realidad. ¿Será posible que pase esto en un futuro no muy lejano? Era la pregunta que muchos nos hacíamos. Y ahora resulta que no era posible... ¡sino que ya había pasado! Y sí, con protagonista inglés también. Eso sí, con pequeñas salvedades. 

La cosa es que, recientemente se ha publicado una biografía no autorizada de David Cameron, actual primer ministro del Reino Unido en la que afirman, con todo lujo de detalles, algunas de sus aventuras de juventud. Entre ellas, llama la atención aquella en la que intridujo sus testículos en la boca de un cerdo muerto cuando era estudiante universitario

¿En serio? ¿Un cerdo?

Estooooo, ¿Hola? ¿Hay alguien ahí? ¿Sólo nos parece repulsiva a nosotros esta escena? Pues parece que no pero es lo que hay. Al menos, lo que había en las juergas que se marcaba Cameron y su selecto grupo de amigos de Oxford: el Bullingdon Club. Se trata de una hermandad algo gamberra de estudiantes de clase alta, tan elitistas como alocados. Vamos, lo que viene a ser mezclar Jackass con Buckingham Palace. 

Un clun por el que, además de Cameron, también pasó el actual alcalde de Londres, el especial y nunca suficientemente ponderado Boris Johnson

La pregunta es, ¿quién ha osado airear las andanzas de juventud de este Bullingdon BoyPues ha sido un trabajo combinado entre Lord Michael Ashcroft (diputado conservador muy cercano al círculo de amistades del primer ministro) y la periodista política Isabel Oakeshott. La biografía, titulada Call me Daveno deja títere con cabeza. Bueno, cabeza en el títere. 

Y es que, ademas de la anécdota del cerdo, el libro rememora todo tipo de juerga de Cameron con marihuana, cocaína y otro tipo de sustancias. Juergas en las que tampoco faltaba sexo de todo tipo y condición. Todo ello, publicado y amplificado por el altavos que supone el Daily Mail

Un medio que habla de venganza, cuando hablar de Lord Michael Ashcroft, quien formó parte del gobierno de Cameron, hasta que fue apartado y ésta podría ser su respuesta. 

David Cameron de la Isla

El caso tiene su trascendencia política. Si bien es cierto que David Cameron es un líder sólido que acaba de aplastar a los laboristas en unas recientes Elecciones pero en el Partido Conservador son los tuyos los que pueden llevarte a la ruína (a Thatcher la apeó del cargo una conspiración interna) y de ahí que estos escándalos pongan nervioso a cualquier político británico.

Pero, además, el gamberrismo juvenil de David Cameron y su pertenencia el Bullingdon Club le dibuja ante la sociedad británica como un niñato elitista al cual sus privilegios (antes que sus méritos académicos) permitieron llegar alto. En la muy clasista sociedad británica, donde el acento de Cameron delata su origen de clase alta, si uno quiere los votos de la clase media y los obreros, no conviene que ese electorado sepa que cuando era estudiante, Cameron se burlaba de los proletarios, las camareras y los pobres. Cosa que forma parte de las bromitas privadas del Bullingdon Club.

Más allá de eso, lo cierto es que (más allá del ritual absurdo del cerdo) lo que cuenta Call me Dave es la realidad de muchos universitarios y hay pasajes donde el presunto desenfreno se reduce a escenas tan enternecedoras como la que dibuja a David Cameron llevando a una chica a su habitación a fumar porros y escuchar canciones de Supertramp.

¿Supertramp? Sí. Porque esa es otra de las revelaciones de Call me Dave: Supertramp era el grupo favorito del David Cameron universitario.

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Pedro Pascal será el protagonista pero estará acompañado de un elenco a la altura de la inversión

Ver resumen Ocultar resumen

Buenas noticia para Donald Trump y malas, muy malas, para Stormy Daniels. 

La actriz porno que ha puesto en jaque al presidente de Estados Unidos, tras revelar que mantuvieron un romance y que el multimillonario la sobornó para que no lo contara, ha sufrido un duro revés judicial 

Páginas