La dura historia de Ariel Winter, Alex Dunphy en Modern Family

A veces, detrás de los focos, cuando estos se apagan; las purpurinas que lo recubren todo dejan paso a una realidad mucho más oscura y difícl. Y ese es el caso de Ariel Winter, conocida por su papel de Alex Dunphy en la comedia Modern Family.

Y es que si en la exitosa serie de Fox, en la que da vida a una chica aplicada y racional (casi la imagen de la empollona típica) que vive el día a día, dentro de una familia estructurada, unida y afectuosa en la que es querida, no se puede decir que su familia real responda a ese perfil. Al menos si se tiene en cuenta la figura de su madre. 

Una dura batalla para ser adulta

La joven actriz consiguió hace unos meses, y con sólo 17 años, la emancipación legal, que se le reconociera como una persona adulta de pleno derecho. Y no era una cuestión de un capricho puntual de Winter, sino que era el último paso de una batalla legal que la joven estrella inició contra su madre en 2012, a la que acusó de malos tratos continuados. Desde ese momento, para Ariel su hermana mayor Shanelle Grey ha sido para ella su madre en el día a día, quien le ha apoyado en toda la lucha, y a quien no dudó en felicitar, recientemente, por el día de la madre, pues la considera también como una amiga y un ejemplo al que seguir en la vida.

Y es que para ella, su hermana es quien ha ejercido con ella como tal, pues su madre biológica Chrisuola Workman fue una inflencia muy tóxica, como reconocieron los tribunales al retirarle la custodia de la menor. Si bien no se confirmó, por parte de los médicos, que hubiera evidencias de maltratos físicos sí que eran evidentes los daños psicológicos causados por la madre en la hija.

El hecho de que le restringiera la dieta, no le dejara comer en exceso para no engordar y que le hiciera salir a la calle con ropa provocativa -la menor sólo tenía 14 años- son hechos suficientes que van a hacer que Workman no se postule para el premio a la mejor madre del año. 

Fin a un largo calvario

Ahora que parece haber terminado el calvario, Ariel Winter podrá seguir con su papel de niña feliz en Modern Family, ya sin tener detrás una vida casi totalmente opuesta. Ella misma, quiso dejar claro  en las redes sociales, el pasado mes de mayo cuando se oficializó su emancipación, que se sentía muy afortunada por haber contado, en todo momento, con el apoyo de su hermana y su padre. Ambos no dudaron en acompañarle en todo momento en la pugna que la menor tuvo con su madre. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Ya no sabemos que es realidad y que es fake, admitámoslo, y con Enrique Ponce (torero que ha cobrado protagonismo este verano debido a causas sentimentales o así) ya resulta imposible discernir hasta dónde llega la parodia y hasta dónde el personaje de carne y hueso. Se ha vuelto un influencer y te lo puedes encontrar en Tik Tok bailando como Michael Jackson. Mejor eso que hacer daño a un animal hasta su fenecimiento (opinamos por aquí).

Sea como fuere.

Ver resumen Ocultar resumen

Es verano y, aunque la pandemia arrecia sin que podamos frenarla, resulta inevitable caer en cierta despreocupación y beber horchata a la sombra y hacer chistes tontos pero que nos hacen sonreir como si el mundo fuese un lugar perfecto. Por ello queríamos resaltar la chanza de Bob Bop a cuenta del nombre de Macarena Olona, diputada de Vox que suele tender a la agresividad y la vociferación.

Se trata de una broma sin ánimo de hacer daño.

Una cosa veraniega y divertida, tontorrona pero (a la vez y valga la paradoja) ingeniosa.

¿Por qué no?

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien habla el castellano eliminando la d de toda palabra acabado en "ado". Rajo, por ejemplo, era muy dado a esta práctica. "Se ha acabao" le recordamos decir seguramente a la salida del restaurante donde se atrincheró durante horas cuando la famosa moción de censura que hizo presidente por vez primera a Pedro Sánchez.

Pero a lo que vamos.

Una cosa es el habla coloquial y otra cosa es escribir mal.

Páginas