La desagradable carta de Tom Selleck a su representante (el que rechazó Indiana Jones)

Hablar de Tom Selleck es hablar del inolvidable Magnum. Su gorra de los Tigres de Detroit, su bigote y su sex appeal, enamoraron a varias generaciones allá por los 80. Y es que el actor dio vida al detective privado de Hawai durante nada menos que nueve años (1980-1988). 

A pesar de todo, Tom Selleck siempre será un Guti de la interpretación, es decir, pudo llegar a lo más alto pero se quedó por el camino. Eso sí, en el caso del actor, no hay duda que tiene a quien echarle la culpa: Mark Goldsmith. ¿Quién? Pues ni más ni menos que su representante en los 80. Sí, tiene nombre ideal para serlo, ¿verdad? 

Tom-Selleck-Magnum

Nombre, quizá; talento, lo dudamos. De hecho, llevando a un actor como Tom Selleck, que podría haber sido una estrella rutilante en la Meca del Cine, lo desaprovechó de manera ruinosa. Eso sí, la decisión más fatídica de la carrera de Mark Goldsmith, y por consiguiente de la de Tom Selleck, fue el día que el representante decidió rechazar el papel... ¡de Indiana Jones! Mátame camión. 

Magnum llevaba bigote

Sí, el bueno de Mark Goldsmith decidió, por su cuenta y riesgo, que eso de un arqueólogo con látigo no tenía futuro y lo rechazó. Se quedó más ancho que largo. Como aquellos directivos de Windows que se reían del iPhone o quienes cedieron a George Lucas los derechos del merchandising de Star Wars durante 30 años. Genios. 

Tom-Selleck-Chandler-Monica

Ante tal afrenta, el actor, al que años más tarde pudimos ver como uno de los cameos más relevantes de Friendsdecidió escribir una carta de agradecimiento, nada agradecida, a su ya ex representante. Con nada de cariño y, aunque cueste creerlo, más suave de lo que debería: 

La carta

Estimado Mark; 

¡Qué buena decisión fue poner mi carrera en tus manos! Esas manos pequeñas y regordetas que Dios te ha dado. Definitivamente, ése fue un gran día, Mark. Bendigo el día en que, sentado en tu despacho, ese despacho que huele siempre a paprica, me miraste a los ojos y me dijiste: "Tom, tú y yo vamos a hacer grandes cosas juntos. Confía en mí". Clavándome esos ojillos que tienes como dos pulgas pedorras ¡Confía en mí! ¡Y vaya si confié! Déjame que cuenta una historia, Mark: 

Un compañero de colegio, un día en el patio, cogió una piedra la tiró hacia arriba y gritó: "¡A quien le dé, le ha dado...! ¿Y sabes lo que pasó, Mark? Que le cayó a él en la puta cabeza. Y se le quedó una cara de gilipollas que jamás olvidaré.

Ahora que escribo estas líneas, pienso que igual a mí también se me debió de quedar una cara parecida cuando comprobé el EXITAZO que fue Indiana Jones. ¿Sabes de qué película te hablo? Yo creo que sí porque su guión estuvo encima de tu mesa. El mismísimo Spielberg me quería de protagonista. Y es a estas alturas de partido cuando tus palabras resuenan en mi cabeza como un coro de trompetas celestiales: "Tom, eso del arqueológo con el látigo y el sombrerito en busca de tesoros es ridículo; ese papel no está a tu altura". 

three-men-and-a-baby-original-Tom-Selleck

Sí, Mark, así tal cual salieron de tu boca, esa bocaza que tiene llena de dientes que parece que alguien los haya echado ahí a puñados. Después, añadiste: "Mira, esta película va a ser un fracaso, si no es así es que no sé nada de este negocio. Tú lo que tienes que hacer es la serie Magnum, que es oro molido. Hazme caso, Tom, Indiana Jones es una mierda". 

Me pregunto quién es ahora la mierda. Y creo que eres tú, Mark, eres una mierda tan gorda que no sé como entras por la puerta de tu asqueroso despacho. Si te tuviera ahora mismo delante, te estrangularía con mis propias manos. 

Atentamente

Tom Selleck

PD: Tres solteros y un biberón... Eso sí que es un peliculón, ¿no, Mark?

Lapidario el bueno de Tom Selleck. Si te sirve de consuelo, tras Chandler, fuiste la mejor pareja que tuvo Monica en diez temporadas en Friends

Fotos: Redes Sociales

Ver resumen Ocultar resumen

El presentador roza el millón de seguidores en la red social

Ver resumen Ocultar resumen

Aparece un muñeco colgado del cuello en un puente de la localidad de Sant Vicenç del Horts (Barcelona) simulando ser el presidente de ERC y candidato a las elecciones europeas Oriol Junqueras. Junto al muñeco, una frase: "Junqueras púdrete en la cárcel".

Ver resumen Ocultar resumen

La escribió la madre de un niño con una enfermedad rara

Páginas