Kylie Jenner saca su lado chungo con un fan algo grosero

Vale que Kylie Jenner tiene sólo 17 años. Vale que su modo de vida, lujoso y entre algodones, puede hacerla parecer frágil. Nada más lejos de la realidad. Kylie Jenner es una badass de cuidado y sabe muy bien cómo manejar todo tipo de situaciones, como ha demostrado recientemente con un fan que se pasó de la raya hasta en dos ocasiones. 

Kylie estaba de compras (qué raro) con su hermana Kendall Jenner por Miami. Hasta ahí todo normal. Cuando terminaron y salieron hacia sus coches, una nube de fans y paparazzis las esperaba. Todo normal también. Están más que acostumbradas a los flashes y los focos. Eso sí, lo que no tiene pinta que nunca vayan a tolerar, y bien que hacen, es la falta de educación. 

La elegancia hecha fan (o no)

Y es que, junto al coche de Kylie, había un ¿fan? esperando a la pequeña de las Kardashian, y grabando la escena con su smartphone. Cuando vio que la joven Kardashian se acercaba, no tuvo mejor idea que acercar el teléfono a escasos centímetros de la cara de la celebrity. Mal, desconocido creepy. Mal. Pero no queda ahí la cosa. Por si no fuera suficiente con molestar con su móvil, el desconocido tuvo que abrir la boca. 

Sí, y no para decir algo bonito. Es más, le preguntó a Kylie What that mouth do (qué hace esa boca). No hace falta explicar mucho. Como tampoco hace falta explicar la respuesta de Kylie: Get the f*** out of my face (aparta de mi vista). Todo ello sin perder un ápice de glamour Kardashian ni un atisbo de nervios. Kylie, eres una jefa. Y recordemos que sólo tiene 17 años. 

Fotos y vídeo: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Tamara Gorro se ha lanzado al mundo youtuber. Tiembla Rubius. Bajo su nombre fetiche, El Gorro de Tamara, la televisiva se lanza al mundo vídeos que tanto controla como lleva tiempo demostrando en Instagram. 

Ver resumen Ocultar resumen

Si alguien pregunta a este joven, cuál es su película favorita, que nadie dude será Dos tontos muy tontos. ¿El motivo? Una escena concreta, la de la lengua, que quiso imitar en el grifo helado de cerveza de un pub

Ver resumen Ocultar resumen

Quien no sepa cómo se las gastan en China con la publicidad, aquí tiene un ejemplo claro. Los creativos orientales saben que tienen que destacar, en un mercado saturado de comerciales, que llega a millones de personas. Algo parecido pasa en Japón, donde ya recopilamos los mejores anuncios de 2015

Páginas