Khaleesi, Tyrion, Jesse, Piper... Los nombres seriéfilos arrasan entre los bebés USA

AMC

Tener unos padres aficionados al mundo del cine y la televisión tiene, como todo, sus pros y sus contras. Más aún al otro lado del Atlántico, donde el fandom es una religión. En el lado positivo, pues que desde bien pequeñitos, los recién nacidos crecerán entre dragones, zombies, dinosaurios, vengadores y demás. Verán mundos apocalípticos y se darán cuenta de que la realidad no es tan mala. Al menos nadie quiere comerte. 

Además, seamos sinceros, todo padre que se precie optaría por dar a su hija o su hijo una buena ración de Breaking Bad o Empire, antes que Dora La Exploradora o Caillou, ¿o no? Otra cosa es que lo hagamos, pues más de un niño puede quedar traumatizado de por vida. 

Pero claro, luego está el lado negativo, que también tiene mucho que ver con lo de traumatizarles. Y es que, si optamos por la opción Dora en vez de la de Breaking Bad, pero luego llamamos a nuestro hijo Walter White García o Khaleesi González, aunque a priori no lo parezca, sí que le estamos sentenciando a un calvario vitalicio. 

¿Cool o culo?

Y a pesar de todo, ésta es la realidad. Los actuales iconos de la cultura pop son los que marcan tendencia. Y ahora mismo, nada es más trendy que las series de televisión. Hemos pasado de los míticos Usnavy y Onedolar a los Jaime Lannister y Harley Quinn.

La pregunta que deberían hacerse algunos padres es, ¿qué pasará cuando crezcan y Juego de Tronos o Breaking Bad no sean más que un vago y anticuado recuerdo de hace dos décadas? Por suerte para los agraviados, siempre podrán cambiarse el nombre y ponerse el que se lleve en ese momento. Quien sabe si será T-1000 o Future Machine

Sea como sea, el presente es 2015 y los nombres que están arrasando en medio mundo, son los de personajes que enamoran en televisión y cine. Y los dos que más se llevan oyendo los últimos meses, en el caso de las niñas, son Elsa y Khaleesi. Tal cual. 

Frozen arrasa

Lo de Frozen ha sido un fenómeno tan inesperado como global, que ha hipnotizado a grandes y pequeños. Y claro, desde el estreno de la película, en noviembre de 2013, ha pasado tiempo de sobra para que nazcan muchas Elsas más de las habituales.

En cuanto a Khaleesi, qué vamos a decir. En 2012 ya había 150 niñas con este nombre en Estados Unidos. Si tenemos en cuenta que en estos tres años, el personaje de Emilia Clarke se ha convertido en la jefa de la serie y badass de Mereen, las cuentas apuntan a un crecimiento desmesurado. 

Qué decir de Katniss cuando estrene la Sinsajo - Parte 2, o de Hazel, la protatonista de Bajo la misma estrella. Bueno, o el caso de Maisie Williams, que hace doblete porque los padres no saben si usar Maisie o Arya (Stark), el nombre de su personaje en Juego de Tronos. Complicado. 

Ellos también

Pero claro, esto no es sólo cosa de chicas. Los varones tampoco se libran de llevar nombres de personajes molones. Archer, Tyrion y Jesse, desde hace meses, arrasan en las maternidades. Y quien crea que el fenómeno Frozen no llega al mundo varón, es que no se ha pasado recientemente por escuela infantil alguna. 

El consuelo que nos queda a anteriores generaciones es que esta moda no afectó por igual a nuestros padres. De ser así, más de uno tendríamos como amigos a Lorenzo Lamas Rodríguez, JR Ewing Sánchez o Diana Ladeuve Fernández. Ojito con esto. 

Fotos: Redes Sociales 

Ver resumen Ocultar resumen

La plataforma Disney+ será la encargada de lanzar la nueva y esperada producción de Marvel TV Studios, una serie sobre el cómic de She-Hulk, una superheroína totalmente atípica al mundo Marvel que estamos acostumbrados en los últimos años y que apareció por primera vez en 1980.

Ver resumen Ocultar resumen

¿O tal vez usted ha olvidado aquella maravillosa comedia con alce en su cabecera? ¿Que ni siquiera la vio? Pues era una serie sobre un médico neoyorquino que acababa destinado en Cicely, una pequeña población de Alaska repleta de personajes peculiares. Porque, según descubrimos en esta ficción televisiva, Alaska es un lugar raro de Estados Unidos (al norte del norte) donde mucha gente escapa para comenzar de nuevo o practicar sus excentricidades mirando a los alces y sin que nadie les moleste.

Ver resumen Ocultar resumen

Que Cuba sigue siendo material inflamable en lo político resulta evidente viendo las reacciones al estrreno en Netflix de La red avispa, una película que relata la peripecia de un grupo de espías procedentes de la irreductible isla caribeña (patria de Martí) infiltrados en los ambientes anticastristas de Miami. Se basa en un hecho real ocurrido en los años 90.

Páginas