Kevin Spacey cree que Frank Underwood es más creíble que los políticos reales

Kevin Spacey ha conseguido crear con su interpretación de Frank Underwood en House of cards, uno de esos personajes que pasarán a la historia de la televisión. Un papel que le ha servido para recibir parabienes de la crítica y el favor del público. Además de algún sonado premio en forma de Globo de Oro.

Eso sí, pese a la talla del personaje y la maestría con la que desempeña el papel, el actor no se ha librado de algunas críticas. Entre ellas está la de que, tal vez, sea una figura excesiva, poco apegada a la realidad de la política; perteneciente a un mundo de ficción, pero lejos de ser algo trasladable a la realidad. Pese a cualquier crítica, Spacey ha construido y moldeado al gran underwood y hay muchos motivos para adorarlo. 

Defiende a su serie

Entre ellos, que no tiene pelos en la lengua. Una cualidad que comparte el personaje con el actor. Y es que Kevin Spacey ha vuelto a dar muestras de que cuando algo no es de su agrado está dispuesto a hacerse notar. 

Spacey y otras estrellas de series de Netflix se encuentran en Francia mostrando las líneas maestras de lo que está por venir en la plataforma líder de streaming. Entre las nuevas joyas del portal destaca otro trhiller político. Este con acento francés y con Marsella como telón de fondo y protagonista principal (aquí puedes dsifrutar del adelanto de Marseille)

Spacey ha defendio que Underwood es más real de lo que muchos han sostenido. Sobre todo porque aunque "A veces pienso que hemos cruzado la línea, hasta que pongo la televisión" y comprueba que "algunos de los candidatos parecen ficticios".

Dardos a los candidatos reales

Unos dardos del actor landazos a todos los candidatos a la Casa Blanca, aunque buena parte de la opinión publicada estadounidense los ha identificado con Hillary Clinton y Donald Trump (parece que no será de los famosos que voten al magnate)-

Por ello, no ha dudado en defender a House of cards y sus personajes de las críticas que la tachan de poco creíble. De hecho, para él los políticos estadounidenses son tan poco creíbles como Francis Underwood. Y aprovecha, también, para agugurarle un buen y próspero futuro a House of cards, pese a la reciente marcha del showrunner de la misma: Beau Willimon. 

Fotos: Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

La fiebre del cambio de hombre a mujer o de mujer a hombre o cómo se quiera continúa por obra y gracia de FaceApp, esa aplicación que nos hizo vernos en la senectud y ahora da la vuelta a nuestra apariencia de nuevo. Y Star Trek ha entrado en juego. Lo cual siempre resulta gratificante.

Ha sido William Shatner, el celebérrimo capitán Kirk, quien ha jugado.

¿Y si se hubiera tratado de una capitana?

Pues así hubiera lucido.

Ale hop.

Ver resumen Ocultar resumen

Vale, muy bien, vivimos la Edad de Oro de las series y bla bla bla pero la televisión no se inventó con Los Soprano y The Wire. Ni siquiera con Juego de tronos.

Hubo vida antes de todo eso y hubo series, queridos millennials, que mantenían a vuestros abuelos, padres y tíos mayores pegados al televisor semana tras semana.

Ver resumen Ocultar resumen

El lado oscuro de la política. Ese es el territorio en el que se desarrolla Baron Noir. Una ficción televisiva francesa estrenada en Canal + allá por 2016 y que ha vuelto a la actualidad porque Pablo Iglesias la recomienda vivamente. La descubrió, según ha revelado el propio vicepresidente, gracias a Pedro Sánchez.

Páginas