Kevin Spacey cree que Frank Underwood es más creíble que los políticos reales

Kevin Spacey ha conseguido crear con su interpretación de Frank Underwood en House of cards, uno de esos personajes que pasarán a la historia de la televisión. Un papel que le ha servido para recibir parabienes de la crítica y el favor del público. Además de algún sonado premio en forma de Globo de Oro.

Eso sí, pese a la talla del personaje y la maestría con la que desempeña el papel, el actor no se ha librado de algunas críticas. Entre ellas está la de que, tal vez, sea una figura excesiva, poco apegada a la realidad de la política; perteneciente a un mundo de ficción, pero lejos de ser algo trasladable a la realidad. Pese a cualquier crítica, Spacey ha construido y moldeado al gran underwood y hay muchos motivos para adorarlo. 

Defiende a su serie

Entre ellos, que no tiene pelos en la lengua. Una cualidad que comparte el personaje con el actor. Y es que Kevin Spacey ha vuelto a dar muestras de que cuando algo no es de su agrado está dispuesto a hacerse notar. 

Spacey y otras estrellas de series de Netflix se encuentran en Francia mostrando las líneas maestras de lo que está por venir en la plataforma líder de streaming. Entre las nuevas joyas del portal destaca otro trhiller político. Este con acento francés y con Marsella como telón de fondo y protagonista principal (aquí puedes dsifrutar del adelanto de Marseille)

Spacey ha defendio que Underwood es más real de lo que muchos han sostenido. Sobre todo porque aunque "A veces pienso que hemos cruzado la línea, hasta que pongo la televisión" y comprueba que "algunos de los candidatos parecen ficticios".

Dardos a los candidatos reales

Unos dardos del actor landazos a todos los candidatos a la Casa Blanca, aunque buena parte de la opinión publicada estadounidense los ha identificado con Hillary Clinton y Donald Trump (parece que no será de los famosos que voten al magnate)-

Por ello, no ha dudado en defender a House of cards y sus personajes de las críticas que la tachan de poco creíble. De hecho, para él los políticos estadounidenses son tan poco creíbles como Francis Underwood. Y aprovecha, también, para agugurarle un buen y próspero futuro a House of cards, pese a la reciente marcha del showrunner de la misma: Beau Willimon. 

Fotos: Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

Que Cuba sigue siendo material inflamable en lo político resulta evidente viendo las reacciones al estrreno en Netflix de La red avispa, una película que relata la peripecia de un grupo de espías procedentes de la irreductible isla caribeña (patria de Martí) infiltrados en los ambientes anticastristas de Miami. Se basa en un hecho real ocurrido en los años 90.

Ver resumen Ocultar resumen

Ser uno de los directores y productores ejecutivos de una de las mejores comedias del siglo XXI, Curb your enthusiasm, para que todo el mundo te acabe recordando como un maldito meme. 

Es triste, ¿verdad?

Pues es lo que le pasa a Robert B. Weide desde 2015. Ahora, en los últimos meses, su nombre y la sintonía que todo el mundo asocia con solo leer o escuchar su nombre, se ha multiplicado en Twitter. Y es que en la red se usa ese meme para cerrar vídeos vergonzantes o inesperados. 

Ver resumen Ocultar resumen

En Friends no existían los problemas raciales ni la discriminación por ser mujer y lo gay tampoco resultaba problemático siempre y cuando se redujese a un buen motivo de chiste.  El mundo era un lugar plácido donde sentarse a esperar el futuro. En los años 90 el día de mañana iba a ser inevitablemente mejor. No tenían duda acerca de ello las chicas y chicos de Sensación de vivir en su soleado instituto californiano.

Páginas