Justin Bieber cumple 23 años: sus peores momentos

El mes de marzo ya no es conocido por el comienzo de la primavera, sino por ser el mes en el que, hace veintitrés años, nació el cantante canadiense Justin Bieber. Y, ¿qué mejor forma de celebrarlo que recordando los momentos más memorables de su vida?

Pero no unos cualquiera, no. Sus peores. El ídolo de la Beliebers, el yerno que no todas las madres querrían tener en su mesa el día de Nochebuena o el cantante que (casi) tiene el récord de memes relacionados con sus mil y un cambios de look.

Así es Justin Bieber, genio y figura hasta la sepultura y uno de los más buscados cuando los paparazzis salen a pasear por las grandes urbes con sus cámaras de fotos.

ADEMÁS: El insólito puñetazo de Justin Bieber a un fan

Y es que el cantante canadiense tiene una vida con la que se podría escribir un libro (de hecho, hay unos cuantos sobre su persona), y más ahora que cumple 23 años y que su vida ha dado un gran cambio en los últimos años. Mucho ha llovido desde que Justin fuera ese tímido jovencito que, en 2008, fue descubierto después de compartir en Youtube unos cuantos vídeos en los que demostraba que él tenía materia para ser un artista.

Algo que vio uno de sus primeros managers, Scooter Braun, quien descubrió en los gorgoritos de Justin una auténtica gallina de los huevos de oro.

los-peores-momentos-en-la-vida-de-justin-bieber

Y no se equivocaba porque, como dato, Justin se ha convertido en el artista con más premios MTV de la historia. Algo que conseguía  en la pasada gala de los premios MTV (donde llegaba a los 18 premios conseguidos) y derrotaba a Eminen, el artista que hasta la fecha ostentaba el título de mayor ganador de estos galardones.

Además, el canadiense aparece en el libro Guiness de los Records como el primer artista, menor de 18 años, en tener tres álbumes número 1 en Inglaterra y Estados Unidos. Tras nueve años de éxitos, Justin llega a sus 23 años como uno de los artistas jóvenes más prolíficos en la industria musical.

Justin y la justicia

Eso sí, hasta llegar a este momento ha habido algunos pasajes de su vida que no son los que, seguramente, él recordará como los mejores de su carrera. Porque desde 2008 ha habido de todo en la vida y milagros de don Justin Bieber.

Desde una travesura de chiquillos que, huevos en mano y, posteriormente, estampados en la fachada de la casa de uno de sus vecinos, acabó con una condena que le obligó a llevar a cabo trabajos comunitarios.

justin-bieber-y-su-ficha-policial

Hasta una acción para nada recomendable para las nuevas generaciones (niños, no sigan el ejemplo de Bieber, el pipí no se hace en los cubos de la fregona) que dio la vuelta al mundo y que mostraba al canadiense aliviándose en un lugar que no está destinado a contener ese tipo de líquidos (y hasta aquí podemos leer).

Ay, Justin, ay...

Pero aún hay más. Porque con Orlando Bloom tuvo sus más y sus menos en una discoteca de Ibiza en el verano de 2014 y, al parecer, la cosa acabó como el rosario de la Aurora. Dicen los que estaban allí que el actor de El Señor de los Anillos no le dijo palabras muy bonitas al ídolo de las Beliebers, y por ello su puño acabó impactando contra la cara de Justin.

Algo que se suma a otros momentos de esos que no le contarías ni a tus nietos. Porque una cosa es que poses desnudo en la cubierta de un barco, cual pirata (pero sin más armas que las que la genética te ha dado) y de espaldas y, otra, que lo cuentes a tu descendencia cuando pasen unos años (tranquilos, que para eso ya está Zeleb para contaros qué es lo que pasó con el futuro abuelito Justin).

justin-bieber,-genio-y-figura

O, mejor aún, que entre en plena entrevista a Diane Keaton y descubras que la veterana actriz es una belieber confesa. No es que llevemos a rajatabla eso que decía Miguel Bosé en su canción de "los chicos no lloran" pero, Justin, si algún día quieres que te incluyamos en un ranking de hombres rudos como este, por favor, eso de terminar tu show de esta manera, no.

Señores, señoras, si desean celebrar el 23 cumpleaños de Justin Bieber, háganlo dando el play del vídeo, merece la pena: éstos son los peores momentos de Justin Bieber antes de su reciente feliz cumpleaños.

Fotos y Vídeo: Cordon Press, Redes Sociales y Zeleb

Ver resumen Ocultar resumen

En concreto, el nombre de su descubrimiento

Ver resumen Ocultar resumen

En medio del ruído y la furia hay también buenas noticias. Pequeñas ventanas por las que se cuela la esperanza. Anabel Alonso es dada a la pelea contra el extremismo de derechas y los troles intolerantes a través de su perfil de Twitter. Pero esta vez la actriz ha preferido darnos una buena noticia. Una victoria del ecologismo (y del sentido común) sobre los intereses del ladrillo y el turismo depredador. Valdevaqueros, en Tarifa, se salva. No será urbanizada. El Tribunal Supremo ha dictado sentencia al respecto.

Y Anabel Alonso lo tuitea feliz.

Páginas