John McTiernan: 'Las películas de superhéroes están hechas por fascistas'

Hubo una época, hace ya algunos años (décadas, mejor dicho) que John McTiernan era el rey de Hollywood. Con permiso de Steven Spielberg. 

Es lo que tiene grabar Predator (1987), Jungla de Cristal (1988) y La Caza del Octubre Rojo (1990), en un lapso de tres años. Como para no ser el rey del cine. 

Pero esos eran otros tiempos. En la actualidad, el director de cine, cuya última película, Basic, data de 2003, lucha por recuperar su nombre en un sector con poca memoria. Menos para aquellos que pasan por la cárcel, de donde ha salido McTiernan recientemente, tras confirma que contrató un detective para espiar a Charles Roven, mientras rodaban juntos Rollerball.

ADEMÁS: 10 películas de superhéroes que nunca debieron rodarse 

Y para atraer los focos hacia sí mismo y recordar a Hollywood que sigue de pie y con ganas de trabajar (aún tiene 65 años), nada como unas declaraciones incendiarias. Si es fuera de USA, mejor. Así, el director, en una entrevista concedida a la revista francesa Premierese ha despachado a gusto contra el actual sistema hollywoodiense. 

Predator

"Los héroes de cómic se crean para hacer negocio. Son películas hechas por fascistas", afirma McTiernan quien también carga contra uno de los mayores símbolos de Marvel. "Capitán América, el culto a la hipermasculinidad americana, es una de las peores cosas que le ha pasado al mundo en los últimos 50 años. Cientos de miles de personas murieron por esa estúpida ilusión, ¿cómo es posible entonces ver una película titulada Capitán América?". 

ADEMÁS: Las 25 películas mejor dirigidas de la historia del cine

Y es que, este tipo de filmes, hace que los jóvenes piensen que "nunca serán lo suficientemente buenos como para que una película hable de ellos". 

Preguntado por sus referentes de cine actuales, John McTiernan lo tiene claro: Joel Silver, quien "siempre hace auténticas películas de acción", y cuya última producción, Dos buenos tipos, ha recibido el beneplácito de la crítica, aunque no así del público. 

John-McTiernan

Otro creador que McTiernan defiende es Ben Affleck, a quien admira tras su brillante Argo. "Hizo algo increíble y actuó mejor que en sus anteriores películas porque dejó de lado su ego, su arrogancia, su frialdad y comenzó a actuar como un héroe". De su Batman no dijo una palabra. 

ADEMÁS: 25 películas que has visto miles de veces y nunca te aburren

Una vez movido el avispero, era el momento de vender al nuevo John McTiernan. Y es que el director tiene varios proyectos en mente. El primero, recuperar El secreto de Thomas Crown en forma de secuela

Thomas-Crown

No obstante, mientras llega y no llega, el director prepara su nuevo filme, que se rodará en Francia o Serbia y tendrá como protagonista a una madre sin hijos y a un huérfano. Poco más se sabe de esta película, salvo que el director quiere a Cate Blanchett de protagonista. La pregunta es si ella querrá. Lo veremos. 

Fotos: Gtres y FOX

Ver resumen Ocultar resumen

La crisis sanitaria del COVID-19 golpea duro al mundo de lo audiovisual y las artes escénicas. Según un informe elaborado por la Unión de Actores y Actrices, los intérpretes nacionales tendrán que hacer frente a pérdidas de más de 6 millones de euros.

Los datos, basados en las respuestas de los propios profesionales del sector, reflejan una pérdida económica que la Unión de Actores y Actrices cuantifica en 6.853.554 euros y un 23% de despidos entre los intérpretes.

Ver resumen Ocultar resumen

Mensaje directo a los ciudadanos de Estados Unidos

Ver resumen Ocultar resumen

Rodajes paralizados, estrenos cancelados, salas de cine cerradas (temporalmente) y la mayoría de los profesionales del sector audiovisual confinados en sus domicilios perfilan un futuro (y presente) nada fácil para el mundo de la ficción española. ¿Qué hacer, entonces, con el cine español en tiempos de coronavirus?

Parar un momento, respirar y ponerse manos a la obra con nuevas e innovadoras ideas que intenten salvar (al menos, un poco) una temporada que ya se presenta como una de las más negras para el mundo de la cultura.

Páginas