Jada Pinkett Smith se suma a Spike Lee en su boicot a los Oscar 2016

La cuestión racial sigue presente en la agenda estadounidense hasta el punto de que cada acto se analiza con lupa desde la perspectiva étnica. Y pasa lo que pasa. Por ejemplo, que el sector más militante de la comunidad afroamericana en Hollywood tome como una afrenta que no se haya nominado a Will Smith al Oscar. Aquí está la lista completa de nominados

La primera en denunciar lo que considera una discriminación racial ha sido (oh, casualidad) la esposa de Will Smith, Jada Pinkett. 

jada-y-su-marido-will

Jada Pinkett Smith ve bastante sospechoso que los negros sólo sean bienvenidos para entregar estatuillas y no para recibirlas.

Y, además, ha soltado una soflama black power de aúpa: "Tal vez sea el momento de que nos retiremos y nos centremos en nuestras propias comunidades y  tengamos programas propios que nos reconozcan y que sean tan buenos como los del autodenominado mainstream. No podemos seguir más tiempo rogando amor, respeto y reconocimiento".

Recoge esta diatriba el portal TMZ y las compara con un mitín de los violentos panteras negras de los años 60. El ambiente se está caldeando y las críticas de la comunidad negra aumentan ante la escasez (otra edición más) de nominaciones a afroamericanos. Pero claro, si tiramos de archivos, vemos que otros grandes actores, ni siquiera han sido nominados una vez. 

¿Irán Jada Pinkett y Will Smith a los Oscar?

El fantasma del boicot comienza a planear sobre la ceremonia de los Oscar. Por lo pronto, habrá una ausencia. Spike Lee ha anunciado que él y su esposa se quedarán en casa la noche de los Oscar.

El director de Haz lo que debas cree absolutamente inaceptable que no haya un solo negro nominado al Oscar a mejor interpretación. Y eso que la Academia está presididia por una afroamericana (Cherly Boone Isaacs) y un afroamericano, Chris Rock, presentará la gala. Pero eso no es suficiente para Spike Lee ni para Jada Pinkett.

Porque lo cierto es que la crítica ha tratado muy bien el trabajo de Will Smith en La verdad duele (Concussion), que trata la historia real de un médico deportivo que descubrió la relación entre las lesiones en el fútbol americano y ciertos daños neuronales que, pasados los años, se traducen en trastornos psiquiátricos y suicidios.

will-smith-en-concussion

La historia de un hombre contra el sistema que, sin embargo, no ha cautivado a los académicos. Cosa que ha indignado, de momento, a Jada Pinkett y a Spike Lee. Veremos si a más gente.

Súmese a esto, por cierto, la idea sugerida por algunos analistas de que a Quentin Tarantino le han dejado marginado de las nominaciones a los Oscar por meterse con la policía estadounidense y apoyar la batalla de las familias negras víctimas de brutalidad policial.

Tarantino llamó asesinos a los polis y los poderosos sindicatos de policía pidieron el boicot a su peli.

Y he aquí, de nuevo, la cuestión racial. Porque Tarantino es un defensor de la comunidad afroamericana y, por ejemplo, hace poco declaró: "Un negro sólo está a salvo entre blancos si éstos van desarmados".

Tal vez la polémica se enfríe de aquí a que llegue el día de la gala. O no.

Todo iba bien y parecía que iba a ser la gran noche de Leonardo DiCaprio (por fin) y, en general, una gran noche para el cine porque este año la cosecha ha sido magnífica en Hollywood. Pero la maldita cuestión racial es algo que siempre está presente en Estados Unidos. ¿Será una de las cosas que cambie Will Smith si es presidente USA en 2020?

Veremos qué sucede.

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Reciban esta noticia con toda la cautela posible (aún no hay nada cerrado, que conste) pero ya saben, cuando el río suena... Al parecer, tal y como ya han publicado varios medios de comunicación al otro lado del Atlántico, en Hollywood andan a la caza de un nuevo Superman que revitalice la franquicia y venda más entradas (si se puede) que la exitosa Joker.

¿Y quién suena en todas las quinielas para interpretar al nuevo Superman? Él, Michael B. Jordan.

Páginas