Humans o el eterno debate de los robots y sus sentimientos

Puede que el tema haya sido recurrente durante décadas, tanto en cine como en televisión pero, visto lo visto, los espectadores no se cansan del mismo. Hablamos de la eterna polémica sobre si la Inteligencia Artificial y los humanoides llegarán algún día a tener sentimientos, incluso a compartirlos con los seres humanos. 

Esta paradoja es la que aborda Humans, la nueva serie que emitirá AMC y la británica Channel 4 el próximo otoño. Ocho capítulos en los que la serie mostrará un futuro no muy lejano en el que la última generación de humanoides estará al servicio de los humanos. Y claro, esta cohabitación generará más de un dilema, tanto por un lado como por otro. 

Gemma Chan es una de las roboprotagonistas de la serie

Y es que tanto personas como robots se plantearán traspasar los límites éticos que, hasta ese momento, había establecido la sociedad. Inquietante e interesante premisa que abre un mundo de incógnitas por resolver. ¿Es posible el amor entre humanos y robots? ¿Tienen sentimientos los robots o es sólo cosa del software que llevan instalado? 

Dudas que cine y televisión llevan años planteándonos. Sin ir más lejos, Black Mirro o Ex-Machina lo han hecho recientemente, removiendo los cimientos de lo que, hasta este momento, estaba prestablecido. 

Inspiración nórdica

Dicho lo cual, hay que dar al César lo que es del César, y a los nórdicos lo que les corresponde. En este caso, una nueva serie que ha inspirado un remake. Y ya van unas cuantas. Y es que la idea original de este show nació en Suecia, donde se emitieron las dos temporadas de Real Humans, serie original en la que se ha basado este proyecto. Un proyecto en el que están implicadas XBOX Enterntainment Studios, AMC, Channel 4, y las productoras Kudos y Matador Films. Casi nada. 

La versión sueca tuvo dos temporadas de diez episodios

Y lo mejor es que con un sólo tráiler, de tan sólo 15 segundos, consigue poner los dientes largos al espectador. Cuidado que esta serie tiene pinta de enganchar. Y lo que es peor (o mejor, según se mire), también tiene pinta de ser de las que se queda resonando en la cabeza durante varios días. Y es que, al igual que Black Mirror, el objetivo de la misma es conciencias y agitar a la sociedad televisiva. Apostamos a que lo consiguen. Seguro. 

Fotos y vídeo: AMC y Sveriges Television

Ver resumen Ocultar resumen

Ser uno de los directores y productores ejecutivos de una de las mejores comedias del siglo XXI, Curb your enthusiasm, para que todo el mundo te acabe recordando como un maldito meme. 

Es triste, ¿verdad?

Pues es lo que le pasa a Robert B. Weide desde 2015. Ahora, en los últimos meses, su nombre y la sintonía que todo el mundo asocia con solo leer o escuchar su nombre, se ha multiplicado en Twitter. Y es que en la red se usa ese meme para cerrar vídeos vergonzantes o inesperados. 

Ver resumen Ocultar resumen

En Friends no existían los problemas raciales ni la discriminación por ser mujer y lo gay tampoco resultaba problemático siempre y cuando se redujese a un buen motivo de chiste.  El mundo era un lugar plácido donde sentarse a esperar el futuro. En los años 90 el día de mañana iba a ser inevitablemente mejor. No tenían duda acerca de ello las chicas y chicos de Sensación de vivir en su soleado instituto californiano.

Ver resumen Ocultar resumen

La fiebre del cambio de hombre a mujer o de mujer a hombre o cómo se quiera continúa por obra y gracia de FaceApp, esa aplicación que nos hizo vernos en la senectud y ahora da la vuelta a nuestra apariencia de nuevo. Y Star Trek ha entrado en juego. Lo cual siempre resulta gratificante.

Ha sido William Shatner, el celebérrimo capitán Kirk, quien ha jugado.

¿Y si se hubiera tratado de una capitana?

Pues así hubiera lucido.

Ale hop.

Páginas