Guapas (y televisivas) al agua: de Adriana Abenia a Úrsula Corberó

Ya llegó el verano, ya llegó la fruta y... hasta aquí puedo leer. Y es que no queremos que nadie se agache ni mucho menos faltar al respeto a nadie. Tan sólo refrescarnos y sobrellevar este calor que agosto nos está regalando con un chapuzón fresquito. Y claro, pues ya que estamos con el modo acuático on, qué mejor que hacerlo de la mano de nuestras celebrities patrias. 

Y es que nada como una cara conocida para dar un color más especial, si cabe, a una piscina en verano. Y si hablamos de caras conocidas que dan color especial, una de las primeras que nos viene a la cabeza es la de Adriana Abenia. Por un lado, siempre es un placer ver a la guapa presentadora en foto, en tele, y más aún en persona. 

Pero claro, por otro, ha sido una de las culpables directas de que el país tenga la misma temperatura que Mordor. No hay más que echar un ojo a su cuenta de Instagram para entender el motivo por el que la temperatura media de este verano ha aumentado 3,2 grados. Y para muestra, el botón en forma de bañador animal print de American Apparel que ha compartido recientemente. Como dirían Los Rodríguez, Hace calor. 

¿Bikini o bañador?

Y si Adriana tira por el bañador, Paula Echevarría es más de la opción bikini. También es cierto que la protagonista de Velvet es muy de Ibiza, pero no le hace ascos a una buena piscina donde practicar el dolce far niente con su ya habitual modelazo de Calzedonia. El verano no es verano sin nuestra Paula luciendo tipazo. Por cierto, que esta foto es made in Sancti Petri (Cádiz). 

Naturalmente que una blog star, actriz, diseñadora y artista polifacética como es Miranda Makaroff no podía dejar de practicar el piscinismo exquisito. Lo más de lo más es bañarse en la piscina viendo el mar, como hizo Miranda Makaroff cuando se fue de viaje a un lugar paradisiaco cuya localización exacta desconocemos pero no nos importaría en absoluto visitar.

Miranda Makaroff (of course) siempre lleva sus propios diseños: los bonitos bikinis y bañadores de Miranda Makaroff for Lydia Delgado. Aunque, claro, también a veces luce diseños ajenos. Lo importante es que queden perfectos, que le quedan. Y lo importante es sobrevivir al largo y cálido verano.

A falta de trono, agua

Que se lo digan a Blanca Suárez. A la espera de que se estrene en TVE su nueva serie, Carlos, Rey Emperador, Blanca ha pasado más de un día (y de dos) en remojo. Como no podía ser de otra manera, como casi todo ser humano que haya podido durante este infernal estío de temperaturas extremas. Uff. Su duelo piscinero con Cristina Pedroche es parte de la historia veraniega de este país. Una batalla instagramera que todo el mundo coincidió en dejar en tablas. ¿Por qué elegir? Disfrutemos de ambas. 

Aunque para verano en remojo, el de Malena Costa. Ya sea sola o en compañía. Y si es la segunda opción, ya sea con su chico, Mario Suárez, ya sea con amigas como Desiré Cordero. Ahí las tenemos. Dos sirenas. Dos bellezas. Dos motivos por los que Poseidón saldría de su reino acuático sólo por pasar la tarde con ellas y, como no, inmortalizarlo en su InstAguam. 

Y por último, pero no menos importante, sino por estar más lejos que ninguna, Ana de Armas. La incipiente estrella de Hollywood mira al horizonte y éste le devuelve la sonrisa. Su futuro es ya un presente de éxitos, estrenos, trabajo y, como no, piscinas en las que pensar y valorar cuál será el próximo escalón a subir en la escalera que lleva al estrellato de Hollywood. 

Ojo, ni son todas las que están, ni están todas las que son. No nos hemos olvidado de guapas como Natalia Sánchez y su aquí, seduciendo a la cámara como que no quiere la cosa. Tampoco de Miriam Giovanelli y, posiblemente, el photobomb más sexy del verano.

Ni mucho menos de Úrsula Corberó quien ha optado por el mar y un barco antes que por piscina y colchoneta. Las cosas como son, no está nada mal. Y el barco y el mar tampoco... 

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Se cumplen cincuenta años desde que Mah Na Mah Na se convirtiera en acontecimiento pop a raiz de su irrupción en el show de Ed Sullivan. La canción más universal de los Muppets no es más que una improvisación gamberra a modo de scat, entre jazzística y surreal. Fue en1969 cuando Ed Sullivan comenzó a utilizarla en su programa y cuando se vio por primera vez el número con el que tres muñecos de trapo sedujeron al público.

Los Muppets poseen esa ternura que no caduca con el paso del tiempo.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho ha cambiado TVE desde 1978 hasta ahora. Una época en la que el Renault 5 y el Citroen CX eran los coches de moda y en la tele eran tendencia el bigote y la barba. 

Un 6 de diciembre de aquel año se votaba la Constitución y toda España estaba pendiente de qué saldría (si SÍ o si NO).

Los currelas todavía eran mayoritariamente hombres en las fábricas (y en casi todos los lados) y desayunaban un bocata de anchoas con queso regado con Soberano y los domingos se ponían Varón Dandy para oler bien.

Páginas