GH VIP: Fede se queda sin final y Belén Esteban sufre por 'MiMigue'

Si alguien tenía dudas sobre la idoneidad de hacer una gala un día antes de la final de Gran Hermano VIP, tras terminar esta entrega especial del reality, habrá cambiado por completo su percepción. La gala no sólo ha dado un 29% de cuota a Telecinco (3,7 millones de espectadores), sino que fue un carrusel de emoción, romanticismo, insultos, tensión, amenazas... Vamos, lo que no ha tenido la casa en los últimos días, donde se ha notado que, tras 72 días en ella, los concursantes están ya agotados. 

Eso sí, que estén cansados, no quita para que el Súper les dé algún que otro disgusto de vez en cuando. En este caso, con la expulsion de uno de ellos. Sí, a un día de la final, la dirección expulsó al concursante que llevaba menos votos. Lo mejor es que no les avisaron. Tan sólo les mostraron el famoso cronómetro de la cuenta atrás con 40 minutos, pero cuando éste llegaba al final de su cuenta. 

Con el crono a cero, Jordi González entró en directo y pronunció la fatídica frase: la audiencia ha decidido que debe abandonar la casa... ¡FEDE! Sorpresa, indignación y, digámoslo también, alivio entre el resto de concursantes. Aguasantas, Belén y Coman se jugarán el maletín con los 100.000 euros. Mientras, el ex tronista italiano, al que el público salvó hasta en cuatro ocasiones, se quedaba a las puertas, literales, de la final. 

Eso sí, fuera le esperaba un premio de valor incalculable: Ylenia. La de Benidorm quiere intentar seguir la relación con Fede. El italiano también está por la labor, por lo que habemus pareja. De hecho, el reencuentro fue de lo más romántico de toda la edición. Bastante más que el comentario que hizo Ylenia cuando su hijo abandonó la casa. Esta noche va a haber más que besos, Jordi. A buen entendedor...

Ares al ataque

Por desgracia para Fede, Ylenia no era la única mujer que le esperaba con los brazos abiertos. Ares, su ex amiga, estaba deseando que le echaran. De hecho, lleva días haciendo campaña pro Aguasantas, y anti Fede. Campaña que ha surtido efecto, pues el italiano sólo ha tenido un 3,2% de apoyos. Cifra que le ha costado su salida del concurso. 

A pesar de ello, Fede se queda con lo bueno y recuerda que el público le ha salvado cuatro veces. Además, ha matizado que no se alejó de Ares en la casa porque Ylenia le obligara. Al contrario, lo hizo porque perdió la confianza en ella, al saber que la traicionaba. Claro y directo el italiano. Un italiano que este jueves tiene una final a la que acudir. Detalle a tener en cuenta porque Jordi ha avisado al ex tronista y a Ylenia que no deben lesionarse. Picarón. 

Eso sí, lo que ha sido romanticismo y tensión en plató, con Fede en él, también han sido insultos y malas formas antes de su llegada. Ylenia y Olvido se han enzarzado como en el patio del colegio, en un intercambio lamentable de insultos. Cómo habrá sido la cosa, que Jordi ha amenazado con expulsarlas. Al final la sangre no ha llegado al río y el programa ha seguido con normalidad. 

Y quien dice normalidad, dice emociones fuertes pues los tres finalistas han recibido la visita de familiares y amigos, para darles ánimos de cara al útlimo día. Así, Aguasantas ha visto a toda su familia y amigos, minutos antes de encontrarse a solas con su padre, en un momento más emotivo que el final de Pretty Woman. Estoy muy orgulloso de ti, le dijo a Agüitas, mientras ésta no podía articular palabra. Las lágrimas se lo impidieron y contagiaron a muchos espectadores. 

¿Dónde está, Migue?

Algo parecido ocurrió con Belén Esteban, quien primero tuvo el apoyo de Mariví y Tina, las dos amigas que la han defendido en plató, y que más tarde recibió a su madre, Carmen. Llantos, conversaciones pendientes y perdones fue lo que le dedicó la de San Blas a su madre. Ésta le confirmó que todo estaba bien y que Andrea se había ido a Tenerife de fin de curso. Claro, ante la ausencia de mención a Migue, su novio, Belén preguntó y su madre respondió con un evasivo es que trabaja. 

¿Para qué queremos más? Tras 72 días, los nervios están a flor de piel y una simple duda generó un nuevo drama en la casa. Belén está convencida que pasa algo con su chico y que ella tiene la culpa. Nada más lejos de la realidad. Jordi, reencarnado en Cupido, le hizo saber a Belén que las dos veces que estuvo nominada, su novio había ido a plató. Palabras reparadoras las del presentador, que ayudaron a la de San Blas a pasar un trago que cada vez se hacía más grande. 

Tina y Whitney

¿Y Coman? Bien, gracias. El euskoguineando fue partícipe en directo de la broma tuitera de la noche. A su última noche en la casa acudieron sus amigos, encabezados por Iñaki, una de las revelaciones defensoras en esta edición. Eso sí, la sorpresa mayúscula fue cuando apareció su hermana, Marta, quien además ha hecho las veces de madre con Coman. 

Una madre/hermana a la que, en menos de un segundo, ya le habían sacado el parecido en Twitter: Tina Turner y Whitney Houston. Cómo sería la cosa, que cinco minutos después, las dos divas de la canción eran tendencia en todo el país. La magia y la guasa de Twitter también hacen grande a Gran Hermano VIP. 

Sea como sea, las visitas fueron intensas pero breves. Así las cosas, toca descansar bien, hacer la maleta y prepararse para, tras 73 días, ver quien se lleva el ansiado maletín de los 100.000 euros. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

El pastizal ha sido desvelado por María Patiño en 'Sálvame'

Ver resumen Ocultar resumen

Decía Karina, con su famoso 'Baúl de los recuerdos', que cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Uuuuhhh. Y razón no le faltaba, pero con matices. Sobre todo en lo que a televisión se refiere. 

Y nada como poner un ejemplo para reforzar esta afirmación. Un ejemplo para el que no hará falta echar la vista demasiado atrás. Tan sólo habrá que viajar a la primera décadas del siglo. Los añorados 2000. 

Páginas