Gerard Butler confiesa en EH que lo enseñó todo en la boda de su hermana

Antena 3 - Diario a las 21:40

El Hollywoodiense, Gerard Butler, ha visitado por primera vez El Hormiguero. Allí se mostró el actor simpático, sonriente y muy cercano. Hasta abrió el programa con una frase pronunciada en un perfecto español: Estoy encantado de estar aquí con mis amigos, dijo.

El escocés está visitando nuestro país como embajador de la fragancia de la que es imagen. Después seguirá su gira de presentación de esta campaña por otros países y finalizará en Alemania, donde recibirá un importante galardón: el de la Estrella Internacional del Año.

Gerard Butler estuvo muy divertido en EH. ¡Hasta le dijo entre bromas a Pablo Motos que le parece que es el miniyo de Hugh Jackman!.

Además, estrenará pronto dos nuevas películas: Objetivo en Londres, la segunda parte de Objetivo en la Casablanca, y, en abril llegará a los cines Dioses de Egipto.

Butler explicaba que, curiosamente,  en el primero de estos films, salvo el mundo; y en el segundo, lo destruyo.

Sus anécdotas más divertidas

El actor demostró que guarda en el recuerdo muchas anécdotas que le han ocurrido, y no tuvo reparos en contar algunas de ellas.

La primera sucedió en la boda de su hermana, una celebración católica con cientos de invitados. Para el evento, Gerard Butler, se puso su típica falda escocesa, sin nada debajo, como suele ser habitual, y se sentó en el altar junto a su hermana.

Sin prestar mucha atención a cómo había que llevar el modelito que lucía, dejó un poco entreabiertas las piernas y su madre que estaba rezando abajo en primera fila, al mirar al altar se dió cuenta de     que su hijo mostraba más de lo necesario. La mujer le decía con las manos que cerrara las piernas y Gerard entendía con ese gesto que su progenitora le decía que rezara. Así que el actor aireó bien sus secretos.

Otra de sus hazañas, también con falda, fue en la boda de su hermano. El actor, muy nervioso, fue al baño mientras preparaba el discurso. Allí, sin darse cuenta, se mojó la falda y tuvo que estar con el secador, secandola. Salí de allí empapado, confesaba el británico.

El escocés estuvo muy sonriente y divertido durante todo el programa.

También, como muestra de que pocos han olvidado su papel de Rey espartano, Leónidas, en 300, contaba Butler que una vez tras bajar de un avión necesitaba ir al baño. Cuando se dispuso a ir al servicio había en el cubículo de al lado (que estaba muy pegado a él)  un hombre que gritó: Espartaaaaaaaa y le pidió a Butler que lo hiciera él, que gritase. El actor dijo que no, y el hombre seguía emperrado en que sí, pero no lo hizo.

Asimismo, se lo gritaron otra vez en una cola de un aeropuerto y todo el mundo le miraba. Así, se siente un poco intimidado el escocés.

Recordaba, además, que tras veinte años de carrera, conoce de sobra lo duro que es el rodaje de las escenas de pelea porque siempre acabas haciéndote daño.

El actor será siempre recordado por 300 y por su grito: ¡Espartaaaaaaaa!.

Reía y asentía cuando Pablo Motos le preguntaba que si era verdad que el actor había usado alguna vez a su perra Lolita para ligar.

Y contaba, orgulloso y algo cortado, como, una vez, consiguió sacar a un niño de 13 años de un río cuando se estaba ahogando. Por ello le dieron un premio a Butler. Y ahí no acaba la historia porque, ahora que el chico se acaba de casar, el actor grabó un discurso de cómo había estado en los momentos más importantes de su vida. Se lo pusieron en la boda y le hizo muchísima ilusión.

Y es que eso de que, además de que una estrella de Hollywood te salve de un apuro, quiera hacerte un guiño así en tu boda, no tiene precio.

Tampoco tuvo Gerard Butler ningún inconveniente en participar en el programa en los experimentos más locos de Yunque, Jandro, Marron o El Hombre de Negro.

Cercano, atento, divertido y entregado. Así ha sido el protagonista de Posdata: Te Quiero en El Hormiguero.

 

Fotos: Antena 3.

 

Ver resumen Ocultar resumen

Están aquellos concursantes que cerraron el capítulo de la fama y rehicieron su vida como la de cualquiera, con sus vaivenes y sus aburrimientos y sus angustias y su estreñimiento o diarrea, según toque. O sea, la existencia de toda persona humana (que diría un cura de la Conferencia Episcopal) y, por ejemplo, irse a vivir a Málaga y olvidar que saliste en la primera edición de Gran Hermano gritando "¡quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza! ¡QUIÉN!".

Ver resumen Ocultar resumen

Decía Karina, con su famoso 'Baúl de los recuerdos', que cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Uuuuhhh. Y razón no le faltaba, pero con matices. Sobre todo en lo que a televisión se refiere. 

Y nada como poner un ejemplo para reforzar esta afirmación. Un ejemplo para el que no hará falta echar la vista demasiado atrás. Tan sólo habrá que viajar a la primera décadas del siglo. Los añorados 2000. 

Ver resumen Ocultar resumen

No cesa la fuga de anunciantes que abandonan Gran Hermano por el caso Carlota Prada, la concursante que denunció haber sido violada en 2017 sin que los responsables del programa hicieran nada. Y Mediaset ha lanzado un comunicado en el que habla de "campaña de desprestigio".  Una campaña que, según la cadena que dirige Paolo Vasile, tiene culpables.

Páginas