Gallardón vs Paco León: un motín (político) en el Teatro de la Zarzuela interrumpe la función

Pincha aquí y síguenos en Facebook para no perderte las noticias de entretenimiento y tendencias de Público - Zeleb.

El primero en mostrar públicamente su rechazo a lo que estaba viendo sobre el escenario fue Alberto Ruiz-Gallardón. El ex ministro del PP se levantó de su asiento y se fue. Se representaba en el Teatro de la Zarzuela la obra ¡Cómo está Madriz!  protagonizada por Paco León. Se montó tal bronca que la función estuvo suspendida un buen rato.

A algunos espectadores no les gustaron las referencias a Blesa, Rato y Bárcenas o alguna secuencia subida de tono con obispo de por medio.

¡Cómo está Madriz! es un montaje que contiene escenas clásicas de la zarzuela combinadas con un argumento contemporáneo en el que se incluyen alusiones a la corrupción política y el despilfarro.

El elenco de ¡Cómo está Madriz!

Su director es el respetadísimo director teatral Miguel del Arco.

Pero el resultado no gustó a algunos de los espectadores que fueron al solemne estreno. No gustó la cosa a Gallarón, que se levantó y salió a mitad de la función. No gustó a un grupo de espectadores que decidió, según relata el diario El País, levantarse también pero no irse. Permanecieron en pie y montando bronca hasta que la representación tuvo que ser interrumpida.

ADEMÁS: Fernado Tejero y la bronca en Twitter por declararse de Podemos

Amago de puñetazo a un periodista

Asistía al atípico espectáculo la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, a quien la cosa debió chocarle.

Desde luego, le chocó (y mucho) Daniel Galindo, periodista de RNE y apasionado del teatro, que en su cuenta de Twitter ha calificado a los que protestaban como "una panda de hooligans".

Relata Daniel Galindo que se dirigió a los que estaban interrumpiendo la representación para que se fueran y dejaran de molestar y casi recibe un puñetazo por respuesta"nada más le digo a uno que respeten a los profesionales y al público, cuando levanta el brazo para pegarme un puñetazo y si no es por mi amiga Paloma, no sé lo que hubiera pasado".

ADEMÁS: Risto Mejide le pide matrimonio a Laura Escanes... ¡en pleno teatro!

Los amotinados bramaban contra el elenco y le acusaban de no respetar.

Finalmente, pudo reanudarse la representación aunque los actores admiten que el cuerpo no estaba para muchas risas.

Paco León, horas después, dejaba claro en Twitter que sigue creyendo en ¡Cómo está Madriz! y que seguirán adelante con las representaciones sin miedo alguno a los intolerantes.

Tuit de Paco León tras la bronca

¡Cómo está Madriz! (nunca mejor dicho) se representa hasta el 12 de junio y apenas quedan entradas. Veremos si la bronca del estreno se repite o ganan los aplausos.

Al crítico de La Razón, Gonzalo Alonso, le ha gustado (salvo la parte en que se hace referencia a Bárcenas, Blesa y Rato y la mencionada escena escabrosa con un obispo). He aquí la crítica.

Juzgue cada cual pero, sobre todo, seamos respetuosos y dejemos trabajar a los actores, que bastante tienen con lo que tienen.

Fotos: Gtres, Facebook, Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Hay dos tipos de personas en este mundo: las que se retuitean a sí mismos y las normales. Para saber a qué grupo pertenece Juan Camus, basta con echar un ojo a su Timeline. Y no hace falta irse demasiado lejos en el tiempo.

Lo cierto es que, más allá de lo musical, donde su único éxito fue... más allá de lo musical, Juan Camus suele deleitar al mundo con una polémica cada cierto tiempo. Podemos hablar del Cometa Halley de Twitter. 

Ver resumen Ocultar resumen

Hay debates que por más que pase el tiempo nunca acabarán. Como por ejemplo: ¿es mejor el Colacao o el Nesquik? o ¿se echa antes la leche o los cereales?

Pero además de estas controversias en España se establecen otras sobre la pronunciación de ciertas palabras. Aunque sí hay una polémica de verdad es con la palabra pizza. 

Desde piza a picsa pasando incluso por pitsa, cada persona la pronuncia de una manera distinta.

Ver resumen Ocultar resumen

Pocas veces se entra en la cárcel para asistir a una rueda de prensa. De ahí lo peculiar de la convocatoria de Jórdi Évole en la prisión de Segovia. Una cárcel en desuso (actualmente funciona como salas de exposiones y eventos) para una rueda de prensa en la que el periodista catalán defendió su nuevo proyecto televisivo y avanzó algunas de las historias que se irán contando en su nuevo programa: Lo de Évole.

Páginas