Eva Green se corona en la deliciosa y elegante season finale de Penny Dreadful

Los albores de Penny Dreadful no fueron fáciles. El reparto, la trama, la ambientación... Tenía todo para entra en el olimpo de las series top actuales. Una categorización cada vez más cara de conseguir. No sabemos si la presión o la inexperiencia le jugaron una mala pasada, pero la primera temporta ni se acercó a los que de ella se esperaba. No obstante, los fans han tenido paciencia, sabían que había material para alcanzar la perfección y sólo han tenido que esperar una temporada más para saborear una segunda entrega casi perfecta. 

Una segunda temporada que se cerraba este domingo en USA (Showtime) y este lunes en España (Movistar Series) de forma magistral con And they were enemies, el décimo capítulo de la temporada. Con una Eva Green superlativa, que ha convertido a Vanessa Ives en el oscuro objeto de deseo de hombres y mujeres de medio mundo. Y es que la bruja, aunque ha tardado, por fin ha sacado el carácter. Atención, spoilers a patadas. 

Tentada por el diablo y de la mano de Evelyn, Vanessa vio como sería su vida si fuera normal. Casada, feliz y con dos hijos, fruto de su amor con Ethan Chandler. ¿Pareja perfecta? Hombres lobo y brujas siempre han hecho buenas migas. No obstante, todo era una ilusión, Vanessa no lo compró, más que nada porque suponía dar su alma al diablo por la eternidad. Un precio muy caro para ella. 

Mi pequeño escorpión

Así las cosas, no dudó en usar el hechizo prohibido del escorpión para derrocar al Ángel Caído. Un hechizo que, a buen seguro, traerá consecuencias en la tercera entrega. Y es que la imagen en la que el escorpión se mimetiza con la palma de la mano de Vanessa Ives es tan simbólica como premonitoria. El lado badass de Miss Ives va a dar que hablar a partir de ahora. 

Eso sí, no será nada comparado con el de Ethan, al menos cuando tenga el modo lobo on. Un modo lobo que le valió para matar, de un plumazo, a la gran malvada de la temporada, Evelyn Poole. Eso sí, antes de eso, Ethan había matado a Sembene, tras quedar encerrado con él, y salir la luna llena. Una pena de personaje, pues su potencial era inmenso. 

Fue Hecate, la hija de Evelyn, quien le dejó salir, para matar a su madre. La preciosa joven también dará guerra en un futuro. Eso sí, con lo que no contaba la brujita era con que Ethan dejara con vida a Vanessa, tras reconocerla. Si es que el amor lo puede todo. Bueno, casi todo, pues al final Ethan y Vanessa no terminan juntos. Al menos de momento.

El hombre lobo decide entregarse a Scotland Yard donde se encuentra una sorpresa. No será ahorcado, sino deportado a USA. Los tentáculos de su padre, al que seguro conoceremos en breve, son alargados y poderosos. 

Lily y Dorian o la elegancia del miedo

No obstante, y por muy épico que fuera el final de la bruja, el momento de la season finale nos lo regalaron Lily y Dorian Grey. Un regalo para los sentidos en forma de danza siniestra, hipnótica y macabra, con la que demostrar al mundo, en este caso a Frankenstein, su supremacía. Un doctor que, enajenado al ver que su prima no está en casa, va a buscarla a casa de Dorian, donde la encuentra bailando elegantemente con el anfitrión. 

La negativa de ésta, acaba con Viktor disparando a Lily en el pecho. Un disparo que tiene el mismo efecto que un manotazo. Ninguno. Lo mismo que el le pega a Dorian Grey. Ni uno ni otro se inmuta. Viktor se queda paralizado y ahí es donde Lily alcanza su máximo esplendor. Su discurso sobre la inmortalidad, la nueva era que se aproxima y la categorización de los humanos como raza inferior, es abobinablemente bella. 

Así como lo es el momento en que perdona la vida de su creador, prometiéndole que en un futuro sufrirá como no se imagina. Da miedo, mucho miedo. Pero es que Billie Piper ha bordado la temporada. Y ahora, con Dorian al lado, está a otro nivel. El cierre momentáneo de su trama, con ambos bailando por el salón, mientras dejan un reguero de sangre por la estancia, es sencillamente fascinante. Una obra de arte difícil de igualar. 

Obviamente, Frankenstein y Malcom escaparon a los hechizos de Evelyn cuando ésta murió. De hecho, el cazador decide irse a bsucar el cadáver de su hijo a África para enterrarlo como merece. Por cierto, la temporada de Sir Malcom, muy floja. Decepcionante papel del que fuera padre de la obra. Esperemos que remonte pero confiamos poco en ello.

John Clare saca el genio

Eso sí, tampoco confiábamos en John Clare, enjaulado por los Putney, pero al final nos sorprendió. El literato más frío del Londres victoriano arrancó la jaula de cuajo, y mató al matrimonio de forma cruel. Lo mejor es que, para sorpresa de todos, no hizo nada con Lavinia, su hija ciega. Ni la habló, ni la tocó... la dejó sola, con los dos cadáveres, gritando y sufriendo. Bien por John Clare. 

Una Criatura que, tal y como confiesa a Vanessa momentos más tarde, tiene pensado retirarse un tiempo pero no dice donde. Las tres conversaciones entre Miss Ives y Mr Clare han sido momentos cumbre de la temporada. Elocuencia, elegancia y mucho mensaje implícito en pocas palabras. Gran equipo el que pueden formar en un futuro. 

Para conocerlo, habrá que esperar a verano de 2016, cuando volverá una de las series imprescindibles de la actual parrilla. Su tercera temporada contará con nueve capítulos, tal y como ha confirmado John Logan, showrunner y creador de la serie, quien también confirmó la llegada de un nuevo y famoso personaje, así como la presencia de Hecate en la trama. Eso sí, del dúo letal Dorian/Lily, nada de nada. Eso es que se avecina tormenta importante. Sea como sea, larga vida a Penny Dreadful. Good night, Miss Ives. 

Fotos: Showtime

Ver resumen Ocultar resumen

La plataforma Disney+ será la encargada de lanzar la nueva y esperada producción de Marvel TV Studios, una serie sobre el cómic de She-Hulk, una superheroína totalmente atípica al mundo Marvel que estamos acostumbrados en los últimos años y que apareció por primera vez en 1980.

Ver resumen Ocultar resumen

¿O tal vez usted ha olvidado aquella maravillosa comedia con alce en su cabecera? ¿Que ni siquiera la vio? Pues era una serie sobre un médico neoyorquino que acababa destinado en Cicely, una pequeña población de Alaska repleta de personajes peculiares. Porque, según descubrimos en esta ficción televisiva, Alaska es un lugar raro de Estados Unidos (al norte del norte) donde mucha gente escapa para comenzar de nuevo o practicar sus excentricidades mirando a los alces y sin que nadie les moleste.

Ver resumen Ocultar resumen

Que Cuba sigue siendo material inflamable en lo político resulta evidente viendo las reacciones al estrreno en Netflix de La red avispa, una película que relata la peripecia de un grupo de espías procedentes de la irreductible isla caribeña (patria de Martí) infiltrados en los ambientes anticastristas de Miami. Se basa en un hecho real ocurrido en los años 90.

Páginas