Emilia Clarke está harta del sexo en Juego de Tronos

Suelen ser declaraciones recurrentes de Emilia Clarke (Daenerys Targaryan en Juego de Tronos) pero las ha vuelto a hacer. Y es que la actriz británica está ya cansada de las escenas de sexo. Así, se ha vuelto a pronunciar de las escenas de sexo en cine y televisión, en unas declaraciones recogidas por el Dailymail. 

En la entrevista Clarke afirma que muchas de esas escenas están fuera de lugar, no justificadas por el guion sino que generalmente son gratuitas, sólo buscando audiencia. Ella, por su parte, cree que se debería apostar por algo más sensual, insinuando más que mostrando. 

La actriz, que anda envuelta ya en el rodaje de la sexta temporada de Juego de Tronos, justifica parte de sus reparos al desnudo y al sexo, ante las cámaras de la televisión, tal vez a su origen inglés. Ella considera que la sugerencia es mucho más excitante que el acto en sí mismo, yo no quiero tener sexo por sexo.

Pide que se insinue más y se muestre menos 

Estas declaraciones de la actriz va en contra de la línea mostrada por la serie de HBO, que ha hecho de las escenas sexuales (sin mostrar mucho) uno de sus sellos indiscutibles. De hecho, más de un quebradero de cabeza le ha traído. 

Ahora, ella se muestra harta de que se le utilice como gancho fácil. Algo que ha sido habitual en las cinco temporadas de la ficción basada en los libros de George R.R. Martin, donde la frecuncia de las secuencias con un tono subido han sido moneda común, como la ya famosa escena en la que Daenerys pasa su noche de boda con Khal Drogo. Hubo sectores que alertaron sobre la trivialización de escenas que podrían ser consideradas como una violación.

Escenas como estas y algún desnudo más son una rémora para el personaje de Khaleesi, según cree la actriz. Para ella,que sea tan frecuenteverla ligera de ropa hace que su interpretación pase a un segundo plano. En la entrevista, la actriz confiesa que en un rodaje le dijo a su ex compañera de serie, Oona Chaplin, que espera ser reconocida por mis interpretaciones, no por mis tetas.

Otras actrices no están de acuerdo

No es la opinión de Emilia Clarke la única en la serie, ya que Natalie Dormer (Margarey Tyrell) cree, por su parte, que hacen falta más desnudos de los personajes masculinos para que así queden compensados con los de las chicas. 

Muy diferente a ambas, sobre todo a Clarke, se ha pronunciado en más de una ocasión la actriz holandesa Carice Van Houten que interpreta a la bruja Melisandre (tan poco querida por el final de la quinta temporada) quien ha pedido que debería de haber más desnudos en Poniente. Para ella tal vez tenga que ver su origen. 

Así afirmó que lo siento si es un punto de vista demasiado holandés, pero creo que tenemos que acostumbrarnos a los desnudos, son parte de la vida. Más de un espectador seguro que está con ella, que no ha tenido mucho reparo en mostrarse desnuda y tener sexo en varias de las escenas en las que ha aparecido a lo largo de la trama. 

Fotos: Redes sociales

 

Ver resumen Ocultar resumen

El lado oscuro de la política. Ese es el territorio en el que se desarrolla Baron Noir. Una ficción televisiva francesa estrenada en Canal + allá por 2016 y que ha vuelto a la actualidad porque Pablo Iglesias la recomienda vivamente. La descubrió, según ha revelado el propio vicepresidente, gracias a Pedro Sánchez.

Ver resumen Ocultar resumen

Los escenarios distópicos que se dibujaban Black Mirror, fabulosa serie de fábulas entre el futurismo y lo contemporáneo, ahora son (en gran medida) una realidad cotidiana para gran parte de la población del planeta. Confinamiento, vigilancia, sociedades en crisis, huída a lo virtual, obligatoriedad de exponer nuestras taras biológicas a la empresa o al Estado... Todo eso está ahí. De todo eso hablaba Black Mirror así que ¿cómo abordar una nueva temporada?

Ver resumen Ocultar resumen

Lo que parece empezar como una nueva comedia similar a The Good Place, creada y dirigida por Greg Daniels, (The Office y Parks and Recreation) de la nada se convierte en una serie de misterio con esos pequeños toques de humor que quedan totalmente ocultos bajo una trama que nadie se espera.

Páginas