El Ministerio del Tiempo 2x03: un Cervantes sin su Quijote

Tve1 - Lunes a las 22:00

El capítulo 11 del Ministerio del Tiempo comenzaba con la imagen de una mano empuñando una pluma. Esa que estaba apunto de terminar la novela más famosa de nuestra era: El Quijote.

Y, por fin, el manuscrito de Miguel de Cervantes aparecía terminado encima de la mesa, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Pero, al igual que ocurrió en realidad, el autor no era muy reconocido en su época.

De repente, aparecía en el despacho de Cervantes (interpretado por Pere Ponce), Walcott, acompañado de otro hombre. Le ofrecen al escritor 2.000 escudos de oro por su gran obra y él la entrega.

En la siguiente escena se veía que estos individuos eran unos impostores que tenían, además, gadgets futuristas. ¡Misión cumplida!, decían tras acercarse un reloj de muñeca a la boca.

La patrulla del Tiempo vuelve al sigo XVII para localizar a los impostores de Cervantes.

Por su parte, estaba Salvador, tranquilamente, en su despacho viendo actuar a Salomé en Eurovisión, y hasta bailando al ritmo de la música, cuando le llegaba un aviso de 1604 y, por lo tanto una misión para la Patrulla del Tiempo. Así Alonso de Entrerríos, Amelia Folch y Pacino, tenían que viajar al siglo XVII para recuperar el manuscrito y lograr, así, que El Quijote llegue hasta nuestros días.

También había otra regresión en la historia, concretamente hasta Huesca en 1053. Allí aparecía Lola Mendieta encerrada en las mazmorras de un castillo y, de repente, el carcelero quería abusar sexualmente de ella pero aparecía Irene por detrás, forcejeaba con él y Lola lograba escapar de sus garras.

Variedad de personajes

En este episodio se daban cita, además, otros grandes personajes. Volvía Lope de Vega, uno de los grandes poetas y dramaturgos del Siglo de Oro español, de nuevo interpretado por Víctor Clavijo.

El escritor no tenía reparo en seguirle tirando los tejos a Amelia y ella le respondía entusiasmada: no conozco ningún hombre que me entienda cómo lo hacéis vos.

Entre Lope de Vega y Amelia Folch hay siempre un feeling especial.

Mientras, sus compañeros de la Patrulla, escondidos en el bosque, por fin conseguían localizar a los impostores y, tras correr detrás de ellos y tenerlos casi pillados, eran tan modernos que pulsando a un botón lograban desaparecer. ¡Misión fallida la de El Ministerio!.

También reaparecía en este capítulo, Gil Pérez, al que da vida Miguel Rellán. Él se encargaba como nadie de hacer un guiño a Alfredo Landa o de hacer que resultara casi normal que su personaje del siglo XVI pudiera estar, súper relajadol, jugando a los marcianitos.

Pacino, se hacía pasar, en esta ocasión , por un cuadrillero de la Santa Hermandad con las mangas en color verde. Y así, viéndole, los ministéricos podían descubrir de dónde viene eso de ¡a buenas horas mangas verdes. También Pacino se sorprendía al conocer lo que era un pendrive o un ordenador: ¡La de papeleo que me hubiera ahorrado yo si esto se hubiera inventado hace 300 años!, decía.

Y, como poco se sabía de los impostores, Miguel de Cervantes se ponía manos a la obra para reescribir la obra que malvendió. Si de algo dispongo es de tiempo, confesaba el escritor.

También aparecía Lola Mendieta, ya en tiempos modernos, y con imagen de rompe y rasga en el coche de Susana Torres y con, lo que parecía, un billete de avión.

El próximo lunes tendremos que abrocharnos todos el cinturón, porque viajaremos a 1808, a la Guerra de la Independencia y nos veremos las caras con Napoleón Bonaparte, aunque será, un viaje tranquilito desde nuestro sillón.

 

Fotos: RTVE.

 

Ver resumen Ocultar resumen

La exitosa serie ha arrasado en medio mundo

Ver resumen Ocultar resumen

'Examen de conciencia' está dirigido por el barcelonés Albert Solé

Páginas