El milenarismo va a llegar y otros momentazos con Fernando Sánchez Dragó

Fernando Sánchez Drago. Escritor prolífico y polémico. Saltó a la memoria de todos los españoles una madrugada de 1989 y por algo que él no podía controlar mientras se emitía en directo, el momentazo milenarismo.

Fue mucho antes de pasarse a VOX y rendir devoción a Santiago Abascal.

Controvertido y con una profunda evolución ideológica del comunismo militante a un contrario que él define como anarcoindividualismo, muy influenciado por la filosofía oriental marcada por el taoísmo y el hinduismo, Dragó parece que vive de las ideas que brotan de su cabeza y que nadie (quizá ni él) espera. Os traemos sus mejores momentos:

1. El milenarismo llegó con Fernando Arrabal

Corría la madrugada del 5 de octubre de 1989 y el escritor Fernando Arrabal había sido invitado al programa de TVE El mundo por montera, que Dragó presentaba. Ese día, Arrabal decidió, como diría Chiquito de la Calzada, ir cargado para no dar dos viajes y apareció en el plató ligeramente tocado por el agua con misterio de Santa Alcoholina.

En ese estado, están los que se ponen agresivos, depresivos, habladores… Pero Arrabal se puso filosófico y apostó por la amenaza del milenarismo, una doctrina que afirma que Cristo volverá para reinar la Tierra durante mil años antes de la batalla definitiva contra el Diablo y el Juicio Universal.

Se desconoce si aquel día mucha gente se puso a profundizar sobre dicha cuestión pero la frase "el milenarismo va a llegar", que el escritor decía mientras se sentaba en una mesa que se vencía con su peso y Dragó le avisaba de que se iba a caer. Eso sí, siempre manteniendo todos el tipo intelectual, ante semejante espectáculo de telerrealidad en el que Arrabal llegó a besar a algún tertuliano, pasó a la historia.  

2. El parto narrado (y poco deseado)

Sánchez Dragó fue padre por cuarta y última vez a los 75 años, después de que su esposa Naoko le expresara sus ganas de ser madre y él aceptara tal deseo. Si bien, explicó a El Mundo que ni tenía ganas ni le gustaban los niños. "Me pongo tapones en los oídos cuando alguno anda por los alrededores", señaló.

Fernando-Sánchez-Dragó-Padre-Sonrisa

Aunque si estas declaraciones ya eran sorprendentes, más fue que el parto fuera en su casa y el escritor compartiera las imágenes del mismo con el citado diario. "Escribo atropellado. Apenas he dormido. El domingo 16 de septiembre, mientras José Tomás se encerraba con seis toros en el anfiteatro de Nimes, nació mi cuarto y último hijo", era la frase con la que empezaba el texto que narraba el acontecimiento. La foto era para verla. 

3. Las menores japonesas que amó

En 2010 publicó el libro Dios los cría… y ellos hablan de sexo, drogas, España, corrupción… explicaba con todo lujo de detalles que se había acostado con dos japonesas de 13 años en Tokio. Utilizó para ello un lenguaje no demasiado decoroso para un acto que es delito y del que se jactaba que ya había prescrito: "Unas lolitas de ésas -ahora hay muchas- que visten como zorritas, con los labios pintados, carmín, rimel, tacones, minifalda…"

Fernando-Sánchez-Dragó-Coorida-Toros-Goyesca

Y añadía: "Mientras una se iba al váter, la otra se me trajinaba". Finalmente se retractó, afirmando que aquello no ocurrió de esa forma y que fue una anécdota a la que le había metido una buena dosis de literatura. Por el camino se quedó una calle que le habían dedicado en Estepona, que le retiraron. 

4. La amarga muerte del gato Soseki

Las Navidades de 2008, si suponemos que Dragó tiene algo de interés por estas fiestas (lo cual parece improbable), no fueron las más felices para el escritor. A principios de diciembre del citado año fallecía Soseki, su amado gato. El escritor se despedía de este a través de un desgarrador texto publicado en El Mundo, titulado Mortal y tigre, jugando con el título de la novela de Francisco Umbral Mortal y rosa, donde este reflexionaba sobre la muerte de su hijo. 

Fernando-Sánchez-Dragó-Libro-1990-Sonrisa

"No es fácil escribir con 72 horas de insoportable dolor a cuestas y sabe Dios cuántas más, o días, o semanas, o meses así, por delante. No es fácil escribir después de asomarse al horror. No es fácil escribir -dicen- después de Auschwitz. No es fácil escribir, en efecto, cuando el sentimiento de culpa nubla la inteligencia y desgarra la conciencia. No es fácil escribir cuando un ser inmensamente amado que te amaba inmensamente muere y tú has sido el instrumento involuntario de esa muerte", escribía sobre tan triste suceso. Y es que tiempo después Dragó publicaba Soseki, inmortal y tigre, una novela dedicada a su fiel compañero. 

5. Dragó tiene la solución para el bullying

Ocurrió en el ya cancelado programa de TVE Así de claro, que presentaba Ernesto Sáenz de Buruaga, durante un programa en el que se debatía sobre el bullying; es decir, sobre el acoso escolar. "Mi nieto sufrió un caso de acoso escolar. Fue a una psicóloga que le dijo que plantara cara: si es insultado, que insulte; si es zarandeado, que zarandee, que se encare, que se engalle. Y si eso no basta, vete tú a hablar con él y con ojos llameantes y dile: Como sigas acosando a mi hijo, te mato. Mi hija lo hizo y funcionó", dijo Dragó. 

Fernando-Sánchez-Dragó-Padre-Sonrisa-Dragoadicto

Como era de esperar, se llevó las críticas de varios de los presentes en el plató. Al rato, pidió perdón pero no por lo dicho sino por haber vuelto a un programa de esas características cuando en el pasado había prometido no hacerlo. 

6. ¿El libro que no escribió?

Durante un descanso en Telemadrid, el escritor fue cazado explicándole a Ana Botella que acababa de salir a la venta Libertad, fraternidad, desigualdad. Derechazos, un libro en el que él no había hecho nada. 

"Me lo han preparado, una entrevista imaginaria que ha hecho un colaborador mío y que contesta con trozos de mi obra, declaraciones… Yo no he hecho nada, no puedo", comentaba ante su supuesta falta de tiempo para preparar nuevas obras. 

7. Sancho Fernández Drogarl

Como bonus track dejamos un momentazo chanante que los chicos de Muchachada Nui dedicaron al escritor en su mítico Mundo ViejunoAunque recomendamos visionado completo, sí avisamos que el punto clave ocurre en el 1'43'', cuando el protagonista se presenta a la joven que habla por teléfono. 

El motivo de este juego de palabras no es otro que una pequeña y simpática revancha al polifacético escritor. Y es que, tal y como han comentado en alguna ocasión los chanantes, Fernando Sánchez Dragó fue el único que les echó en cara el haber hecho una imitación de su persona en un Celebrities que fue excelso. 

Fotos y vídeo: Gtres y Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Se cumplen cincuenta años desde que Mah Na Mah Na se convirtiera en acontecimiento pop a raiz de su irrupción en el show de Ed Sullivan. La canción más universal de los Muppets no es más que una improvisación gamberra a modo de scat, entre jazzística y surreal. Fue en1969 cuando Ed Sullivan comenzó a utilizarla en su programa y cuando se vio por primera vez el número con el que tres muñecos de trapo sedujeron al público.

Los Muppets poseen esa ternura que no caduca con el paso del tiempo.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho ha cambiado TVE desde 1978 hasta ahora. Una época en la que el Renault 5 y el Citroen CX eran los coches de moda y en la tele eran tendencia el bigote y la barba. 

Un 6 de diciembre de aquel año se votaba la Constitución y toda España estaba pendiente de qué saldría (si SÍ o si NO).

Los currelas todavía eran mayoritariamente hombres en las fábricas (y en casi todos los lados) y desayunaban un bocata de anchoas con queso regado con Soberano y los domingos se ponían Varón Dandy para oler bien.

Páginas