El gran descuido: Cara Delevingne lo enseña todo (y ni se da cuenta)

Una de las ventajas de contar con Cara Delevingne en una de tus películas es que, lo haga mejor o lo haga peor, sabes que va a darlo todo. Y cuando hablamos de darlo todo, nos referimos al rodaje y fuera de él. Y como muestra, un botón. Su último proyecto, Pan, la enésima adaptación del famoso cuento creado por el escocés James Matthew Barrie. 

Pues bien, este filme llegará a los cines el próximo 9 de octubre. Y lo hará con un brutal reparto encabezado por Hugh Jackman, Amanda Seyfried, Rooney Mara o Reese Whiterspoon. Casi nada. Junto a ellas, una sirena llamada Cara Delevingne que poco a poco, sigue nadando en su ascendente carrera como actriz. Salvo cuando decide caerse...

Una carrera que, sin embargo, no ha restado a la ex modelo un ápice de su frescura, desparpajo y rebeldía sobre la alfombra roja. De hecho, tuvimos una buena muestra este domingo, en el cine Odeon de Londres. Cine donde se presentaba la película, entre cientos de aficionados y millones de personas pendientes en todo el mundo. 

Vigilando la retaguardia

Todos los protagonistas de la película estaban en la puesta de largo de la película y, como no, Cara Delevingne se presentó con su mejor cara y un vestidazo que quitaba el hipo. Plumas, estilazo y un largo muy corto. Si, por paradójico que parezca, el largo del vestido se quedaba muy corto, sobre todo, si en algún momento querías estirararte para llegar a tus fans. Algo que Cara Delevingne hizo en un momento dado. 

¿Resultado? Pues lo que pasa cuando no vigilas la retaguardia... ¡trasero al aire y aluvión de flashes hacia las famosas posaderas de la británica! Que sí, que las hemos visto en mil ocasiones, que Cara no tiene problema en salir desnuda donde sea pero es que la alfombra roja es la alfombra roja. 

Eso sí, al menos el momentazo quedó de lo más elegante. Y es que, a pesar de que se le vio gran parte de su trasero, la postura y el vestido ayudaron a dulcificar el momento hot de la noche. Es una de las grandes virtudes de Cara, convertir un momento complicado en algo anecdótico, incluso un momento ups en un regalo inesperado para todas las portadas del mundo (casi como el que dio con su polémica entrevista en Good Day Sacramento)

La gran semana

Así las cosas, si alguien dudaba si ir a ver Pan al cine, Cara le ha dado una razón más para hacerlo. Y es que, haciendo como hace de sirena, lo lógico es que en el filme tenga menos ropa aún que en esta presentación. Por complicado que parezca. Aunque, para complicado, el cruce de acusaciones que ha tenido la joven, de 23 años, esta semana pasada. 

Y es que, cuando nadie lo esperaba, el bueno de Richard Madden (Robb Stark en Juego de Tronos) lanzó unas acusaciones nada elegantes contra Cara Delevingne y su labor como actriz. Como era de esperar, Cara no tardó en responder. Genio y figura el de esta escultura. 

Quienes tienen que estar encantados, son los dueños de Warner Bros quienes están viendo como la promoción de su película va de maravilla. De hecho, ya han tomado nota para sus nuevos proyectos: nada de cubrir la retaguardia de Cara. 

Fotos: Gtres e Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Es verano y, aunque la pandemia arrecia sin que podamos frenarla, resulta inevitable caer en cierta despreocupación y beber horchata a la sombra y hacer chistes tontos pero que nos hacen sonreir como si el mundo fuese un lugar perfecto. Por ello queríamos resaltar la chanza de Bob Bop a cuenta del nombre de Macarena Olona, diputada de Vox que suele tender a la agresividad y la vociferación.

Se trata de una broma sin ánimo de hacer daño.

Una cosa veraniega y divertida, tontorrona pero (a la vez y valga la paradoja) ingeniosa.

¿Por qué no?

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien habla el castellano eliminando la d de toda palabra acabado en "ado". Rajo, por ejemplo, era muy dado a esta práctica. "Se ha acabao" le recordamos decir seguramente a la salida del restaurante donde se atrincheró durante horas cuando la famosa moción de censura que hizo presidente por vez primera a Pedro Sánchez.

Pero a lo que vamos.

Una cosa es el habla coloquial y otra cosa es escribir mal.

Ver resumen Ocultar resumen

La polémica por el concierto de Taburete en Marbella donde ni se guardó la distancia de seguridad adecuada y apenas se utilizaron mascarillas ("'¡ni una puta mascarilla!" gritó desde el escenario Willy Bárcenas) ha provocado la reacción de numerosas personas de a pie y también de algunas celebridades. No es Jesús Vázquez un famoso dado a significarse con alegatos políticos o similares. Pero esta vez ha querido lanzar un mensaje. 

A través de Twitter (por supuesto).

Páginas