El estreno de Juego de Tronos reduce el consumo de porno en Internet

La expectación que ha levantado la sexta temporada de Juego de Tronos es formidable. Y es que el final de la anterior entrega de capítulos dejó soqueado a la mayor parte de los fans. Comenzaron a proliferar teorías sobre el futuro de Jon Nieve, sobre las opciones de que tenga un papel importante en lo que está por venir. 

HBO vio un filón en ello- y pese a prohibir las filtraciones a la prensa- ha realizado una campaña de marketing de gran escala, para acabar generando un gran deseo de que la historia de los Siete Reinos de Poniente.

Y llegó el gran día. La mítica intro de la serie (aquella que iba a ser diferente en el piloto original) arrancó; y tras ella llegó la esperadísima primera secuencia. Ahí estaba sólo, muerto y aún sangrante el cuerpo del bastaro de los Stark. Fue junto al final del episodio el momento culminante de The red Woman.

Un gran estreno 

Un capítulo que fue acogido de una manera apabullante por la audiencia, hasta el punto de que logó establecer una nueva cifra récord, tras más medio centenar de capítulos emitidos. HBO podía estar conforme y feliz; pues la joya de su corona está consiguiendo mantener el pulso y les ha supuesto una alegría, después de sonoros batacazos como Vinyl. 

Lo que confirma que el 24 de abril casi cualquier fan, en casi cualquier rincón del planeta no estaba dispuesto a dejar pasar la oportunidad de ver el capítulo. Además, el éxito no sólo lo corroboran las cifras de audiencia, sino que hay otros indicadores que atestiguan que Juego de Tronos es un fenómeno de masas. 

Ocurre, por ejemplo, cuando llega un gran partido de fútbol que las visitas a los centros hospitalarios descendienden, que el consumo de agua aumenta en el descanso y que las ciudades parecen durante los 90 minutos del partido la Gran Vía que mostró Amenábar en Abre los ojos.

Cifras muy curiosas 

En este sentido hay que entender los datos proporcionados por Pornhub (una web de contenido adulto que conoce al detalle el consumo de contenido para adultos) quien establece que las visualizaciones de su web descendieron un 4%, en el momento en que arrancó la nueva temporada de Juego de Tronos.

Lo que equivaldría a que, en ese momento, 2.400.000 personas dejaron de usar la conocida web porno en el instante que HBO comenzaba a emitir el neuvo episodio. Además, si este dato no fuera suficiente también proporcionaron otro más, que también demuestra la importancia de la serie.  Un 370% más fueron las búsquedas entre antes y depués del estreno del primer capítulo de la sexta temporada. 

Además también desvelaron los términos más buscados: Daenerys Targaryen, Margaery Tyrell, Shae y Cersei Lannister

Fotos: HBO

Gráfica: Pornhub

Ver resumen Ocultar resumen

¿O tal vez usted ha olvidado aquella maravillosa comedia con alce en su cabecera? ¿Que ni siquiera la vio? Pues era una serie sobre un médico neoyorquino que acababa destinado en Cicely, una pequeña población de Alaska repleta de personajes peculiares. Porque, según descubrimos en esta ficción televisiva, Alaska es un lugar raro de Estados Unidos (al norte del norte) donde mucha gente escapa para comenzar de nuevo o practicar sus excentricidades mirando a los alces y sin que nadie les moleste.

Ver resumen Ocultar resumen

Que Cuba sigue siendo material inflamable en lo político resulta evidente viendo las reacciones al estrreno en Netflix de La red avispa, una película que relata la peripecia de un grupo de espías procedentes de la irreductible isla caribeña (patria de Martí) infiltrados en los ambientes anticastristas de Miami. Se basa en un hecho real ocurrido en los años 90.

Ver resumen Ocultar resumen

Ser uno de los directores y productores ejecutivos de una de las mejores comedias del siglo XXI, Curb your enthusiasm, para que todo el mundo te acabe recordando como un maldito meme. 

Es triste, ¿verdad?

Pues es lo que le pasa a Robert B. Weide desde 2015. Ahora, en los últimos meses, su nombre y la sintonía que todo el mundo asocia con solo leer o escuchar su nombre, se ha multiplicado en Twitter. Y es que en la red se usa ese meme para cerrar vídeos vergonzantes o inesperados. 

Páginas