El día que Nick Jonas imitó a Ariana Grande y enamoró a Sarah Hyland

Vaya, vaya con el pequeño de los Jonas Brothers. Bueno, pequeño por edad porque el mozo, a sus 22 años, es un auténtico jovenazo de toma pan y moja, como últimamente ha mostrado en varias publicaciones. 

Eso sí, Nick Jonas también quiere demostrar que no es sólo un amasijo de músculos, una cara bonita y una mirada pícara arrebatadora. Además de todo eso, que es una realidad, el polifacético artista es un talento natural. Y es que a su escasa edad, ya tiene un impresionante bagaje en cine, televisión y música. 

No obstante, en esta ocasión nos vamos a centrar en esta última disciplina. La música. Y es que Nick Jonas pasó recientemente por Capital FM, donde le propusieron un curioso reto: cantar canciones que no son suyas y que se alejan, a priori, de sus registros. Bueno, de los suyos y de los de cualquier ser humanos, pues la primera canción que se marcó fue el complicadísimo Problem de Ariana Grande

The imitation game

Pero, oh sorpresa, Little Jonas lo clavó, dejando sin palabras a la locutora. No contento con ello, se lanzó a por una segunda canción, ni más ni menos que el Bye, bye, bye de 'N SYNC; incluso una tercer por KAnye West y su Gold Digger. ¿Veredicto? Está muy bueno y además canta de lujo. Y es que cómo han cambiado las cosas desde que le descubrimos en Camp Rock, allá por 2008. 

Desde entonces, no ha hecho más que aumentar su número de fans de forma exponencial, hasta el punto de contarlos por millones. Millones entre los que, por estadística, tiene que haber algún famoso. De hecho, a una la pillamos en pleno éxtasis joniano mientras Nick cantaba su último éxito, Jealous, en directo.

Su cara, a medio camino entre me encanta tu voz y estoy a punto de morderte, es toda una declaración de intenciones. Eso sí, alguien puede culparla por tener este tipo de pensamientos. ¿Acaso alguien no mordería, si pudiera, al buenorro de Nick Jonas? 

Fotos y vídeo: Instagram y Capital FM

Ver resumen Ocultar resumen

En los salones del salvaje Oeste había un cartel que pedía No disparen al pianista. Pues desde aquí queremos pedir que en Cataluña (y otros lugares donde estallen las manifestaciones indignadas) no se agreda a los periodistas. Vale que los periodistas tengamos lo nuestro y tal vez no seamos los más listos de la clase pero quien está a pie de calle contando las cosas es un currela. Sin más. Un hombre o mujer que hace su trabajo. Bien o mal. 

Ver resumen Ocultar resumen

Indignación en las redes porque los comandos ultraderechistas que ejercieron la violencia anoche en Barceona fueran calificados de "constitucionalistas" por diferentes televisiones. Lo hizo TVE pero también Cuatro, laSexta, Antena3...

Una confusión poco comprensible.

Los manifestantes portaban banderas con el águila franquista, alzaban el brazo al modo mussoliniano y cantaban el Cara al sol.

Eso de constitucionalismo tiene poco.

Ver resumen Ocultar resumen

Hablemos de sexo. Como en el antediluviano programa de televisión que presentaba Elena Ochoa. VOX sigue con sus batallas culturales y entre estas se cuenta la lucha contra la educación sexual en las escuelas. Como lo oyen. Porque para VOX la educación sexual puede derivar en "corrupción de menores". Y a Quique Peinado le parece que eso es tener la mente sucia.

Sí, Quique Peinado se ha dirigido a la ultraderecha con un mensaje (sexual) inequívoco.

Páginas