El día que Millán Salcedo cambió a Josema por un concejal de Ciudad Real

Hablar de Millán Salcedo es hablar de uno de los grandes del humor en la historia de España. Eso sí, siempre que actúo a dúo, lo hizo junto a Josema Yuste (antes junto a Fernando Conde y luego en solitario), pero hubo un día, allá por el año 2000, que encontró un compañero de risas inesperado: Ramón Barreda, el concejal más surrealista ever. 

ADEMÁS: Humoristas que en su día tuvieron gracia pero...

Resulta que el bueno de Millán Salcedo iba a dar el pregón de las fiestas de Ciudad Real ese año. Hasta ahí todo normal. Un famoso, además ciudadrealeño (es de Brazatortas), y encima con una guasa épica. Todo apuntaba alto.

Millan-Salcedo

Con lo que nadie contaba era con que el espectáculo y las risas, iban a comenzar horas antes de su intervención ante los vecinos. En concreto, en la rueda de prensa, y con un artista invitado inesperado, quien habría sido la estrella de No te rías que es peor

Ramón Barreda, edil y showman

Ramón Barreda, por aquel entonces concejal de Festejos del PP, comparecía antes los medios en lo que, a priori, parecía cosa sencilla: presentar a Millán, agradecerle su presencia y reseñar que era de los nuestros. Misión imposible, amigos. 

ADEMÁS: Los 90, una década de humor

Durante casi cuatro minutos, el edil regaló a los medios de la localidad una rueda de prensa surrealista, esperpéntica y, en muchos momentos, bizarra como pocas. Es decir, oro puro para un Youtube que, por desgracia, aún no se había inventado. Y a pesar de todo, los ecos de dicho momento, siguen resonando casi 16 años después

Millan-Salcedo-ramon-barreda

Entre toses sospechosas, llamadas de teléfono (sí, el sonido es de un Nokia, cuando la marca sueca aún lo petaba) y frases inacabadas, el concejal dejó a Millán Salcedo anonadado, jate tú. Y es que, aunque el humorista intentaba salir del paso con buen humor (hasta convirtió a Ramón Barreda en Doña Rogelia), no podía ocultar su sorpresa ante el espectáculo que el concejal estaba regalando a un entregado público. 

Confesión reciente

Recientemente, el propio Millán Salcedo, en una entrevista con Dani Mateo en Yu no te pierdas nada, (no, él no se fue en directo como Justin Bieber) confesaba que el concejal iba algo perjudicadopor eso de no echar dos viajes. 

Millan-Salcedo-yu

Y sí, si el apellido del edil del PP os suena, es porque resulta que además de un showman en el arte de la improvisación, es hermano del que fuera presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda.

Fotos y vídeo: Twitter y CRN

Ver resumen Ocultar resumen

Admítase la veracidad de este testimonio por la prueba gráfica que se aporta en el hilo (madre e hijo fotografiados juntos) pero todo puede ser en este mundo traidor así que, en fin, quién sabe. Avisamos. Y dicho esto, vamos al turrón.

¿Se acuerdan ustedes del capítulo de 'Callejeros' en el que una vecina de un inmueble valenciano denunciaba las vejaciones que sufría por parte de otra vecina?

Ver resumen Ocultar resumen

No me chilles que no te veo. Ese fue el título que pusieron a una película de los 80 muy poco memorable protagonizada por Gene Wilder y Richard Pryor, ambos actores celebérrimos de comedia de quienes hoy pocos nos acordamos y mira que el público viejuno se reía con sus cintas cuando se alquilaban en el videoclub.

En fin, que durante una de sus salidas fuera de palacio en Mallorca ha sido abordada Letizia (y Felipe VI y las niñas) al grito de "¿dónde está el Rey Emérito?".

Ver resumen Ocultar resumen

Qué mala fama tiene la farándula. Piensa la gente que actrices y actores son personas siempre de hábitos tóxicos, que se acuestan a las tantas y están de farra casi permanente. Como si no hubiera actores y actrices que madrugasen. El caso es que Víctor Clavijo ha ilustrado con una breve anécdota cómo imagina el personal a quienes componen el mundo del espectáculo. Con sus droguitas y demás.

Resulta que Víctor Clavijo fue a hacerse una PCR porque así se le exige para trabajar con seguridad como actor.

Y esto es lo que pasó.

Atención.

Páginas