El día en el que Keith Richards amenazó con un cuchillo a Donald Trump

Que Donald Trump no tiene muchos amigos entre las celebridades de Hollywood y similares es algo ya sabido. El magnate opta a ser el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, y su peculiar y provocador estilo no suele generar muchas adhesiones. 

Son muchos los actores y músicos que han dedicado más de un exabrupto al posible candidato de los conservadores al Despacho Oval. Que si es repugnante, un payaso y otras lindezas por el estilo. Hablar bien de Trump no es que sea tendencia, sino más bien todo lo contrario. 

Donald Trump quería chupar cámara

Pero parece que el poco amor a Trump no es sólo algo que ocurra desde que decidiera ser quien sustituya a Barack Obama en la presidencia norteamericana. Y así lo ha desvelado la web Salon que narra el incidente que un día tuvieron Keith Richards y Donald Trump allá por 1989.

Los Rolling Stones iban a tener un concierto en el Atlantic City Hall, que estaba patrocinado por el magnate. Era la última parada en la gira mundial por Steel Wheels; el decimo noveno disco de estudio de la mítica banda británica. 

Cuando acudieron a la ciudad del juego de la costa este de Estados Unidos firmaron un contrato con Donald Trump (el gran rey de los memes) que tenía alguna serie de condiciones. El legendario grupo de rock firmó unas condiciones económicas muy favorables, aunque dada la fama del empresario no les hacía estar muy seguro de que todo saliera según lo acordado. 

La condición para que aceptaran fue que Trump no podía asistir al concierto para que que se diera autobombo. Pero el magnate no sólo no es que no cumpliera con esa premisa, sino que además se atrevió a intentar dar una rueda de prensa en el camerino de sus 'Satánicas majestades'.

La situación comenzó a ponerse muy tensa, según desveló en una entrevista para PollStar, Michael Cohl, el respondable de la gira de Los Rolling en ese momento.

Y Keith Richards perdió la paciencia

Cohl intentó convencer a Donald Trump de que cancelara el encuentro con la prensa Y confiesa cómo se dirigió a él: "Vamos Donald, ¿qué haces? Prometiste que ni siquiera estarías aquí y que no harías este tipo de cosas..."

La súplica de Cohl cayó en saco roto y eso ya colmó la paciencia de Keith Richards. El cual, por cierto, no tiene fama de emular a Job. Así, según narra Michael Cohl, el mítico guitarrista cogió un cuchillo y amenazó con él a Trump. Tal vez, lo pasó peor que el día que un águila calva le atacó.

Dijo aquello de él o nosotros. Y viendo que el concierto al final tuvo lugar, Donald debió de salir sin dar su deseada rueda de prensa. Lo que sí es seguro es que no serán Los Rolling Stones quienes cierren un mitin de campaña del candidato republicano. 

Fotos: Twitter/ Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

María Claver ha ido al programa "Al Rojo Vivo' con enormes ganas de cargar contra Pablo Iglesias y ha asegurado la tertuliana que es lo mismo dirigirse a Cayetana Álvarez de Toledo como "marquesa" que mentar al padre del contrincante político recurriendo a la expresión "hijo de terrorista". Tales argumentos han provocado la indignación de la facción progresista de la mesa de debate.

Se ha encendido la conversación.

Y Angélica Rubio le ha hecho a María Claver un interesante descubrimiento que ella ha aparentado no conocer.

Ver resumen Ocultar resumen

La actriz María Botto ha expresado su opinión y está en desacuerdo con quienes dicen eso ahora tan de moda de que "todos los políticos son iguales". Algo muy del gusto de Pablo Motos pero que, en un momento dado, ha llegado a suscribir (con matices) el gran Iñaki Gabilondo. Y no digamos Carlos Alsina. Vivimos tiempos complicados. En fin, que María Botto cree que no, que los políticos son diferentes según el modo en que actúen. 

Lo ha explicado en Twitter.

Ver resumen Ocultar resumen

La polarización es una cosa muy fea porque a la mínima entran unos simpáticos ultraderechistas en tu casa y te ponen fino a hostias por haber colocado la bandera republicana en el balcón. La equidistancia consiste en decir que está muy mal dar dichas hostias al prójimo pero que también usted dónde va enseñando la tricolor como si esto fuera Sodoma y Gomorra. Caricaturizamos lo de "ni unos ni otros" que tan de moda se está poniendo entre algunos opinadores y estrellas de la televisión y las tertulias.

Páginas