El día de furia de Mel Gibson

Ya lo decía Chiquito de la Calzada: una mala tarde la tiene cualquiera. Ya seas una estrella del rock, el tío más tranquilo del lugar o la mismísima reina de Inglaterra, nadie se libra de levantarse con el pie izquierdo. Y si eres Mel Gibson, la cosa pinta de este modo.

Todo ocurrió en Sydney, en mitad de la calle y mientras el resto de transeúntes alucinaban en colores. Quizá que el actor de Braveheart no quería que le hicieran fotos mientras paseaba por la calle. O, puede, que algo se le hubiera olvidado y de ahí ese gesto. Pero el resultado fue éste: Mel Gibson en modo furioso modo ON.

Con el puño en alto y acercándose a uno de los viandantes que se encontraban en la acera de enfrente. ¿Qué es lo que le pasó a Mel Gibson? ¿Un coche mal aparcado que le impedía sacar su auto del estacionamiento donde lo tenía aparcado? ¿O un día de esos en los que todo parece hacerse cuesta arriba y quieres acabar con todo (y con todos) a base de tortas?

algo-pasa-con-mel-gibson

Pues parece que todo se debía a un fotógrafo que le molestaba al bueno de Mel. Vaya por Dior. Podrán robarle media fortuna pero nunca le robarán la libertad. Un paparazzi que no debería interrumpir su tranquilo paseo por las calles de Sydney que, a no ser porque la sangre no llegó al río, podría haber acabado igual que otro de sus compañeros hace unos meses.

Algo pasó en agosto...

Porque ya en el mes de agosto de este 2015 Mel protagonizó un supuesto altercado con un fotógrafo en Australia. Según relataba Kristi Miller en el Sydney Daily Telegraph, fotógrafa de profesión, el actor y director no le dedicó unas palabras muy cariñosas cuando se encontraba haciéndole unas fotos a la salida de un cine. "Esperé a que salieran y les intenté hacer unas fotos, a él y a su acompañante. Mel no puso muy buena cara y, lo siguiente que escuché, fue algo así como perro".

mel-gibson-en-sydney

Y es que resulta que, siempre según la versión de la profesional, al actor no le gustó mucho eso de que le interrumpiera durante su domingo de cine. Eso y que tenía un día de esos raros que acabaron, al parecer, con una actitud un tanto violenta por su parte. Desmesurada, quizá, porque la fotógrafa habría puesto este incidente en conocimiento de la policía del lugar y serían los agentes los que estarían investigando qué es lo que realmente habría ocurrido.

¿Un mal día, Mel?

Nueva peli para Mel

Sea como fuere, pronto tendremos nuevas noticias del actor. Pero serán más amables que estas y vendrán en formato película. Mel Gibson prepara su vuelta al mundo del cine como director y lo hará de la mano del proyecto Hackshaw Ride. De la película se sabe que estará protagonizada por Andrew Garfield, quien se meterá en la piel de Desmond T. Doss, un objetor de conciencia que se terminó convirtiendo en todo un héroe durante la batalla de Okinawa, en la Segunda Guerra Mundial.

Completa el reparto Hugo Weaving, Elrond en El señor de los anillos, que será el padre del personaje de Garfield.

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Dejando secuelas a varias generaciones

Ver resumen Ocultar resumen

Se ha convertido Santiago Segura en el cineasta favorito de la derecha patria bien sea porque Torrente no era tanto una parodia como una subrepticia exaltación de lo reaccionario o quizás porque últimamente se ha abonado el actor y director a un discurso muy del gusto de quienes quieren derrocar el Frente Popular de Sánchez e Iglesias, de Carmen Calvo y Yolanda Díaz, de Irene Montero y Nadia Calviño.

Ver resumen Ocultar resumen

La secuencia Habeas Corpus es de lo mejor que se ha vitalizado esta semana. Ciudadana contra agente del orden por su derecho a ir sin mascarilla, confrontación verbal entre ambas partes y, al final, la ciudadana que sale por peteneras repitiendo como una letanía “Habeas Corpus ¡ya!”. Casi está a la altura del famoso “Queremos ir a misa”.

¿No lo han visto ustedes?

Eso no puede ser.

Páginas