¿Dónde se ha metido Sacha Baron Cohen? ¡Vuelve, por favor!

Sí, sabemos que pronto volveremos a velo en la gran pantalla, porque para el próximo año estrenará Alicia en el país de las maravillas 2. Pero ha pasado demasiado tiempo sin que tengamos la dosis suficiente del hombre que fue Borat y Ali G, y que consigue molestar a los propios y a los extraños casi cada vez que saca película.

Hablamos de Sacha Baron Cohen, un cómico irreverente, genial, muy al estilo de Ricky Gervais (nos encantaría una dupla de ambos como presentadores de los Oscar) y que no suele dejar indiferente a nadie. 

Por eso, queremos saber qué ha sido de él todo este tiempo desde que fue dictador -película por la que no recibió las mejores críticas- hasta ahora. Para los fans irredentos del cómico británico (casi al nivel del rapero Tote King que le homenajeó en una de sus canciones) hay una muy buena noticia.

En marzo de 2016 se va a estrenar en el Reino Unido su última película hasta la fecha (dirigida y protagonizada por él) The Brothers Grimsby, donde Cohen será un agente de operaciones especiales que tiene un hermano hoolingang.

La última pelicula ya ha generado polémica

Y como suele sucederle, antes de que estrene el filme, ya le han dado más de un palo. Los habitantes de Grimsby andan molestos con la imagen que se da de se pueblo en la película. Gente borracha a todas horas, calles meadas, coches mal aparcados, delincuencia... Una fotografía nada idílica. 

Un repaso por su filmografía es un homenaje al desbarre, a la polémica y que cualquiera que guste del humor con tintes macarras ha de revisar. Recordamos las más sonadas: 

Ali G

Con este personaje es con el que se dio a conocer y le permitió ser una celebridad mundial. La oda al sexo, drogas y a un humor crudo no gustó a ciertos sectores que veían en el personaje una apolgía excesiva de la cultura ni-ni. Sus gafas, sus gestos y su inseparable gorrito son inolvidables.

Borat

Si el personaje de Ali G tocó la moral a más de uno, la emisión de Borat molestó a muchos más. Y es que a los kazajos los pintaba como gente que eran poco menos que unos incapaces mentales y a los norteamericanos como a personas xenófobas irredentas. Eso sí, hay que agradecerle algunos momentos desopilantes en la película. Nadie puede olvidar su ofrenda en la cena del embajador. 

Al menos a Baron Cohen le quedó el consuelo de que ese papel le valió un premio en Los Globos de Oro. Y su forma de agradecerlo, en la que no olvidó su mítica escena con Ken Davitian es de las que crean escuela 

Brüno

El mundo de la moda recibió su buena dosis de crítica con un personaje como Brüno. Excesivo, mucho más que el Zoolander de Ben Stiller, que ya de por sí también lo era. El objetivo de este periodista de la moda era destrozar un desfile de la pasarela de Milán. Y a buen seguro que lo intentó. Cohen se ganó la demanda de un tendero por que en la película le indentificó como líder un grupo terrorista. Baron Cohen en estado puro 

 

El dictador

Una ironía constante, un alegato divertido y cruel en favor de una dictadura y en contra de la democracia. Optó por un doble papel en la película y tal vez por ello, recibió dobla ración de críticas. Como curiosidad hay que recordar que ese dictador que recordaba sospechosamente a Gadafi rodó parte de su filme en Sevilla y Fuerteventura.  Las lindezas antisemitas y misóginas no ayudaron en la buena imagen de la cinta

Inolvidables premios Bafta

Salma Hayek sube al escenario. Es la encargada de presentar el premio que le han concedido a Sacha Baron Cohen. Un premio que glosa la figura de Charles Chaplin. Y allí junto a ella está una anciana en silla de ruedas, a la que presentan como una veterana actriz que lleva un bastón de Chaplin. Y a partir de ahí llega el caos. 

Cohen sube al escenario, comienza a imitar al genial cómico de cine mudo (que en su día dio uno de los mejores discursos motivacionales del cine) y realiza un sketch que es un homenaje brillante al actor. 

Golpea a la señora con el bastón y le hace caer al suelo. La cual, por tanto, muere y da lugar a multitud de bromas de Cohe. Y llega a la cumbre cuando dice: "¡Qué gran manera de morir! entregándome un premio a mí"

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Ropa interior a la vista por segundo año consecutivo

Ver resumen Ocultar resumen

Para quienes desconozcan la realidad del show business estadounidense digamos que Chris Rock no es sólo un actor gracioso de comedias tirando pésimas sino un monologuista brillante mucho antes de eso. Y estos días se ha hablado mucho del salario mínimo ya que ha irrumpido la buena noticia de una subida interesante.

El caso es que en Twitter se ha recuperado una frase de Chris Rock sobre el salario mínimo. Y la frase mola.

Resulta certera, cruel y con esa comicidad inteligente de la buena stand up comedy.

Ver resumen Ocultar resumen

Dice el refrán que más vale caer en gracia que ser gracioso

Pues bien, Manuel Cerdán ni es gracioso ni ha caído en gracia. Al menos, en su intervención como tertuliano en 'Ya Es Mediodía' (Cuatro), donde ha dejado el comentario más desafortunado del año. 

Páginas