Daryl Dixon o la colección de fotos bizarras de Norman Reedus

AMC - Domingo a las 22:00

Hablar de Norman Reedus, a menos que seas un seriéfilo declarado, es como hablar de un desconocido para la gran mayoría del público. Eso sí, hablar de Daryl Dixon es hablar de un semidios televisivo. Para quien no lo supiera, son la misma persona (actor y personaje). Eso sí, comparando a la persona y el personaje, parece que tienen pocas cosas en común, al menos a primera vista. 

Daryl Dixon, un hombre solitario, misterioso, capaz de convertir una ballesta en un arma super cool y con una sexualidad poco definida (parece que se pondrá solución a este dilema en la sexta temporada), huye del protagonismo. Eso sí, por suerte para los millones de espectadores de la serie, el protagonismo le persigue hasta tal punto que le ha convertido en el favorito del público. Algo muy complicado en una serie tan coral y con personajes tan definidos. Y como ejemplo, el gran Rick Grimes

Por su parte, Norman Reedus es un tipo sociable, simpático, que se lava el pelo a menudo, que no suele llevar armas encima y, sobre todo, que tiene muy claro que le gustan las mujeres. Y no cualquier tipo de mujer, pues estuvo casado cinco años con la súper modelo Helena Christensen, con la que tiene un hijo de 16 años. Mingus Lucien (sí, no es broma). 

Fotos no; pues yo sí

Eso sí, si hay una cosa que diferencia a Daryl y a Norman, es su pasión por las fotos. Cierto es que, a lo largo de cinco temporadas, hemos visto pocas cámaras de fotos en The Walking Dead. Es lo que tiene el apocalipsis zombie, que deja poco tiempo para este tipo de cosas. Pero aunque Daryl fuera fotógrafo en la ficción, le costaría hacer tantas instantáneas como su alter ego en la vida real. 

Y es que Norman, a sus 46 años, es un apasionado de los selfies, las fotos con otros famosos y, sobre todo, las fotos bizarras, extrañas, incluso asquerosas en muchos casos. Tal cual. Y para muestra, no hay más que echar un ojo a su perfil de Instagram

 Allí nos encontramos con que Normal reedus es el meta fan. Es decir, un tipo que tiene millones de fans pero que a su vez él es fan de muchos famosos. Del que más, por lo visto, Bill Murray. Sobre todo si se le encuentra vestido de señora. No en vano, acompañó la foto con un mensaje claro: seguramente la mejor cosa que me ha pasado nunca. No es para menos. 

Eso sí, el que fuera Cazafantasmas en los 80 no es el único al que el actor admira. En su colección de fotos con famosos encontramos a gente como James McAvoy (X-Men), Bob Odenkirk (Better Call Saul), Andrew Lincoln (TWD), como no podía ser de otra manera y muchos más. De hecho, Norman tiene fotos con casi todos sus compañeros. Aprovecha entre toma y toma para robar fotos a sus compis. Una práctica que le agradecen sobremanera los fans de la serie. 

De gusanos a retratos cerder

Pero claro, además de las fotos guays con famosos, Norman también acostumbra a compartir algunas, por decirlo suave, inquietantes. Y es que, retratar un primer plano del gusano que está a punto de comerse, como que no es plato de gusto. Tampoco lo es que hagan un retrato de Daryl en el cristal trasero de un coche... ¡aprovechando el polvo que acumula! Qué ascazo. Eso sí, artistazo el que lo hizo. 

Ni son todas las que están, ni están todas las que son. Lo mejor para ver lo raro y adorable que puede llegar a ser el actor, es darse una vuelta por su cuenta de Instagram y alucinar como ya hacen 2,4 millones de personas. Casi nada. Por cierto, la última que ha subido es él caracterizado de Daryl. ¿Harbá comenzado ya el rodaje de la sexta temporada? Ojalá. Eso sí, hasta octubre, nada de zombies. Paciencia, amigos. 

Fotos: Instagram y AMC

Ver resumen Ocultar resumen

La plataforma Disney+ será la encargada de lanzar la nueva y esperada producción de Marvel TV Studios, una serie sobre el cómic de She-Hulk, una superheroína totalmente atípica al mundo Marvel que estamos acostumbrados en los últimos años y que apareció por primera vez en 1980.

Ver resumen Ocultar resumen

¿O tal vez usted ha olvidado aquella maravillosa comedia con alce en su cabecera? ¿Que ni siquiera la vio? Pues era una serie sobre un médico neoyorquino que acababa destinado en Cicely, una pequeña población de Alaska repleta de personajes peculiares. Porque, según descubrimos en esta ficción televisiva, Alaska es un lugar raro de Estados Unidos (al norte del norte) donde mucha gente escapa para comenzar de nuevo o practicar sus excentricidades mirando a los alces y sin que nadie les moleste.

Ver resumen Ocultar resumen

Que Cuba sigue siendo material inflamable en lo político resulta evidente viendo las reacciones al estrreno en Netflix de La red avispa, una película que relata la peripecia de un grupo de espías procedentes de la irreductible isla caribeña (patria de Martí) infiltrados en los ambientes anticastristas de Miami. Se basa en un hecho real ocurrido en los años 90.

Páginas