Cómo serían las celebrities si todos fueran pelirrojos

Siendo honestos los pelirrojos no es que tengan muy buena fama. Son muchas las supersticiones asociadas a ellos. Todo se supone que viene de la época del imperio de Roma, y es que los enemigos eran por lo general celtas y galos, y entre ellos abundaban los que peinan cabellos anaranjados. Por ello, pronto fueron asociados con la mala suerte y los malos presagios.

Se cuenta que Hitler también les tenía aprehensión y de esta forma prohibió que hubiera matrimonios entre ellos para que no se llenara el país de niños con el pelo como el fuego y las pecas brotando por sus mejillas.

A día de hoy suponen el 0,62% de la población mundial y aunque ya se han superado muchos de los mitos sobre ellos siguen presentes. Algunos fueron tan famosos como Galileo Galilei o Cristobal Colón.

Famosos anaranjados

Y hablando de famosos sería divertido jugar a ver qué tal lucirían las cabelleras de varios de nuestros famosos actuales si en lugar de pelo blanco, rubio, castaño o moreno llevaran esos tonos  naranjas por bandera.

Si el gran Sean Connery, quizá el James Bond más logrado en toda la historia, hiciera honor a su nacionalidad y cumpliera con el estereotipo de escocés con pecas y anaranjada no hubiera logrado su licencia para matar en nombre de la reina. O tal vez sí, que para gustos no hay escrito.

Otro de los hombres que es el prototipo de moreno elegante, que exhala feromonas al caminar, es Don Draper. El protagonista de Mad Men sigue siendo atractivo con cualquier color de pelo, pero es cierto que pierde magnetismo.

Al que también le hace bajar puntos en el guapometro oficial es a Ryan Gosling, aunque la legión de fieles del actor canadiense seguro que le siguen viendo como ese chico encantador con el que pasar una tarde de viernes mirando a los patos del parque.

Este verano se lleva el pelirrojo

No sólo de hombres famosos con el pelo como la zanahoria se iba a hablar. En el caso de las mujeres se puede pensar en una Sofía Vergara dejando su moreno de latina arrebatadora por el pelirrojo más propio de tierras de faldas escocesas que del café colombiano. Aun así, la protagonista de Hot Pursuit sigue estando muy guapa.

Tal vez no se pueda decir lo mismo del presidente de los Estados Unidos. Y es que Barack Obama ha visto como el cargo de hombre más importante del mundo le ha hecho que su pelo se llene de canas, pero quizá si hubiera tenido su pelo naranja hubiera cumplido el doble record de ser el primer inquilino de la Casa Blanca negro y pelirrojo.

También entre los actores españoles podría verse a uno de los clásicos del cine nacional con su cabellera bien diferente. ¿Imaginan al hombre que dio vida al zorro con antifaz y el pelo color fuego? Pues habría sido posible si el malagueño Antonio Banderas hubiera nacido con esas pecas y ese color tan poco habitual y exótico. No pudo ser y seguro que Banderas tampoco se arrepiente. 

Fotos:Tumblr

Ver resumen Ocultar resumen

En medio del ruído y la furia hay también buenas noticias. Pequeñas ventanas por las que se cuela la esperanza. Anabel Alonso es dada a la pelea contra el extremismo de derechas y los troles intolerantes a través de su perfil de Twitter. Pero esta vez la actriz ha preferido darnos una buena noticia. Una victoria del ecologismo (y del sentido común) sobre los intereses del ladrillo y el turismo depredador. Valdevaqueros, en Tarifa, se salva. No será urbanizada. El Tribunal Supremo ha dictado sentencia al respecto.

Y Anabel Alonso lo tuitea feliz.

Páginas