Clara Lago se disculpa por sus palabras en El Hormiguero

Fue la comidilla de Twitter cuando Clara Lago y Dani Rovira acudieron a El Hormiguero a presentar Ocho apellidos catalanes. Ante las preguntas de Pablo Motos se mostró altiva y distante; o eso es lo que entendieron muchos en las redes sociales. 

Sobre todo la polémica creció cuando la actriz valoró el peso de la fama ya que dijo que: "Nuestra fama es un coñazo. Y la situación se agrava con los teléfonos móviles". Tras estas palabras no dejaron de arreciar las críticas sobre la protagonista de la película de Emilio Martínez Lázaro. Las redes se inundaban de acusaciones de estar endiosada y de no valorar a los fans. Aunque para muchos siempre será de las más adorables actrices de este país

Un endiosamiento que Clara Lago ya quiso desmentir en la premiere de la secuela de Ocho apellidos vascos. Así ante los asistentes al acto dijo que se entendieron mal las palabras dichas por ella, en el programa de Antena 3.

Se le entendió mal

Así confirmó que: "O yo me expresé mal o se me ha malinterpretado". Además, añadió que "llevo 15 años trabajando en esto y son 15 años haciéndome fotos con todo el mundo y se agradece cuando valora tu trabajo"

Pero parece que buena parte del público no quedó conforme con esas explicaciones, ya que las críticas sobre su actitud siguieron proliferando. Lo cual ha llevado a que la actriz haya vuelto a aclarar el asunto. 

Lo ha hecho a través de su perfil oficial de Twitter. Allí ha dicho que tras varios días de reflexión había llegado el momento de pedir disculpas a quienes se hubieran ofendido. Por eso, Clara escribió que: "Lo siento a aquellos que haya ofendido sin querer; os quiero. A los que conocéis y me habéis apoyado y guiado en todo esto, Y gracias a todos, a los que me habéis pegado con la mano abierta y a los que habéis salido en mi defensa, porque todos habéis hecho que aprenda y, al fin y al cabo, la vida es un aprendizaje, y en eso estamos".

Un estreno muy exitoso

La actriz con esto pretende que las críticas que recibió cesen o al menos que quienes le criticaron tengan la explicación de lo que ella sintió. Además, también Dani Rovira (que forma una pareja de cine con ella) quiso aclarar el asunto-en el mismo preestreno- ya que para él tampoco había mucho donde rascar, porque "las declaraciones no son con mala intención, y son por intentar ser sinceros".

Aunque sí hizo autocrítica al decir que "quizás nos faltó decir que todo esto que sucede, al fin y al cabo, viene vestido de un cariño muy grande de la gente". Así añadió la receta perfecta que debe de ser: "buscar el equilibrio entre atender a los fans y que ellos entiendan que no somos robots"

De todas formas, no parece que lo ocurrido vaya a tener consecuencias muy negativas para ellos, o en concreto para su película, ya que el estreno de Ocho apellidos catalanes (que era de los más esperados) se ha convertido en el mejor del año 2015  en España. La cinta en su primer fin de semana ha sumado 1.117.678  espectadores y hasta un total de 7,6  millones de euros. Un exitazo. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Admítase la veracidad de este testimonio por la prueba gráfica que se aporta en el hilo (madre e hijo fotografiados juntos) pero todo puede ser en este mundo traidor así que, en fin, quién sabe. Avisamos. Y dicho esto, vamos al turrón.

¿Se acuerdan ustedes del capítulo de 'Callejeros' en el que una vecina de un inmueble valenciano denunciaba las vejaciones que sufría por parte de otra vecina?

Ver resumen Ocultar resumen

No me chilles que no te veo. Ese fue el título que pusieron a una película de los 80 muy poco memorable protagonizada por Gene Wilder y Richard Pryor, ambos actores celebérrimos de comedia de quienes hoy pocos nos acordamos y mira que el público viejuno se reía con sus cintas cuando se alquilaban en el videoclub.

En fin, que durante una de sus salidas fuera de palacio en Mallorca ha sido abordada Letizia (y Felipe VI y las niñas) al grito de "¿dónde está el Rey Emérito?".

Ver resumen Ocultar resumen

Qué mala fama tiene la farándula. Piensa la gente que actrices y actores son personas siempre de hábitos tóxicos, que se acuestan a las tantas y están de farra casi permanente. Como si no hubiera actores y actrices que madrugasen. El caso es que Víctor Clavijo ha ilustrado con una breve anécdota cómo imagina el personal a quienes componen el mundo del espectáculo. Con sus droguitas y demás.

Resulta que Víctor Clavijo fue a hacerse una PCR porque así se le exige para trabajar con seguridad como actor.

Y esto es lo que pasó.

Atención.

Páginas