Ciudadanos obvia su compromiso de despolitizar RTVE en el acuerdo con el PP

Ha sido el gran asunto político del verano, y amenaza con seguir siéndolo durante el otoño e incluso llegar a la Navidad. España sigue sin Gobierno; y las opciones de Mariano Rajoy de formar gobierno siguen centrando el debate. A pocas horas de que llegue su intento de ser investido, el actual inquilino de La Moncloa, que aspira a revalidar su posición, ha conseguido obtener el visto bueno de Ciudadanos.

La formación política que preside Albert Rivera ha pasado del no, a la abstención técnica para acabar entregándose al sí de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Una unión de ambos partidos conservadores que llega a la suma de 170 diputados (aún les faltan seis más para obtener los suficientes), pero que necesita la abstención de algún grupo parlamentario del hemiciclo. 

Un acuerdo que ha sido plasmado en negro sobre blanco con un todal de 150 puntos bajo el título de 'Compromisos para cambiar España'. Y un acuerdo que en los referente a RTVE ha dejado en el olvido los pactos sellados con el POSE y con Pedro Sánchez el pasado mes de febrero.

ADEMÁS: Abierta la posibilidad a un ERE masivo en RTVE 

Un cambio de la elección

En dicho pacto, que después no tuvo el refrendo suficiente en Las Cortes, se detallaba cómo sería la elección del próximo presidente de Radio Televisión Española. 

Una designación que buscaba despolitizar un cargo que suele estar muy criticado por el partido que se encuentra en la oposición. Se optaba porque quien estuviera al mando de la corporación pública fuera elegido por el parlamento. En concreto, dos tercios de los diputados serían los necesarios para dar el visto bueno a un nuevo preidente de RTVE. 

Por contra, en el documento firmado por PP y Ciudadanos no se da tanta importancia a esta forma de elegir al presidente de RTVE y en el punto 130 del documento se indica textualmente el propósito de "Garantizar un modelo de servicio público para RTVE basado en su independencia, calidad y neutralidad política, asegurando que la selección de sus directivos se realice a partir de criterios de profesionalidad y excelencia y que refuerce su función de vertebración social y de ventana al mundo de la cultura y la sociedad española". 

Es decir, que obvian dar prioridad a despolitizar la elección. No se espedifica cómo será el proceso para encargar a alquien que sea el que se ponga al frente de la corporación pública y se escudan en ese repetido "...criterios de profesionalidad y excelencia". 

ADEMÁS: Errejón explica con un vídeo de Cruz y Raya el acuerdo de PP y Ciudadanos

Habrá que esperar a que finalmente se vea si hay nuevo Gobierno y, en caso de que este docuemto tenga el visto bueno del Congreso, qué modelo se ua para llegar a una tele pública basada en "su independencia, calidad y neutralidad política"

Ver resumen Ocultar resumen

En medio del ruído y la furia hay también buenas noticias. Pequeñas ventanas por las que se cuela la esperanza. Anabel Alonso es dada a la pelea contra el extremismo de derechas y los troles intolerantes a través de su perfil de Twitter. Pero esta vez la actriz ha preferido darnos una buena noticia. Una victoria del ecologismo (y del sentido común) sobre los intereses del ladrillo y el turismo depredador. Valdevaqueros, en Tarifa, se salva. No será urbanizada. El Tribunal Supremo ha dictado sentencia al respecto.

Y Anabel Alonso lo tuitea feliz.

Páginas