Chris Hemsworth: estos son mis poderes

Madre del amor hermoso. Años y años preguntándonos dónde guardaba Chris Hemsworth el martillo de Thor, y resulta que lo llevaba encima en todo momento. Y si no es el martillo, sólo nos queda dar la enhorabuena a Elsa Pataky y venerar a todo un dios nórdico, a pesar de que venga de la lejana Australia. Normal que le desee todo el mundo, incluso presentadoras en directo

Y es que el bueno de Chris ha sorprendido a propios y extraños en su nueva película, Vacation, en la que muestra todo (o casi). Protagonizada por Ed Helms (Resacón en Las Vegas) y Christina Applegate (La cosa más dulce), el marido de Elsa Pataky hace un cameo a lo bestia en el que presume de abdominales y atributos.

Paquete voy a contar

Cierto es que no sabemos si será postizo o propio pero, ¿a quién le importa? Millones de personas dejarán volar su imaginación tras ver esta escena que ya es parte de la historia del cine. Y eso que el filme se estrenará el 21 de agosto. Y no, para quien lo pregunte, la escena no está en 3D. Aunque lo parezca. 

Por si fuera poco, el look que presenta Chris Hemsworth en la película es el de viejoven texano, con cuerpazo a lo Ken, esposa a lo Barbie (la hermana de Christina Applegate en la película) y cuerpazo. Por supuesto, melenita ranchera y rubio brillante de anuncio con un tinte imposible años 80. 

Antes de dar al play, lo suyo es advertir a todo el mundo dos cosas. La primera, que esto es ficción y en Hollywood no todo es lo que parece. La segunda, y más importante, las comparaciones son odiosas y ponen triste al Niño Jesús. Por favor, no comparemos porque ante un dios nórdico como Chris Hemsworth todo el mundo tiene las de perder. 

Fotos y vídeo: Warner Bros

Ver resumen Ocultar resumen

Asesinatos, mutilaciones, sectas, ritos satánicos y una policía que acaba de tener un hijo encargada de descubrir de donde sale todo esa barbarie. Así es Legado en los Huesos, un thriller que explora los comportamientos humanos tanto racionales como irracionales.

Ver resumen Ocultar resumen

Roland Emmerich vuelve a dirigir una película de acción. Retorna el realizador que recreara la mítica de invasión extraterrestre de Independence Day (1996), los desastres naturales de El día de mañana (2004) y la devastación provocada por gran monstruo de Godzilla (1998). Esta vez nos sorprende (¿gratamente?) con el género bélico, el cual ya tanteó en el año 2000 con Mel Gibson (recordemos El patriota).

Páginas