Celebrities con la mano larga... Fueron pilladas robando en tiendas

Ser una estrella, que llena escenarios o que hace reventar las taquillas cuando sale una película suya se traduce en tener, por lo general, una cuenta bancaria muy saludable. Pero eso no exime de haya casos de más de uno de ellos, que pudiendo dar el lujo casi de cualquier capricho prefieran demostrar que tienen la mano un poco larga y opten por llevárselo sin pagar. El problema surge cuando les pillan, porque si a cualquier hijo de vecino le cae un puro encima, a este tipo de famosos es que además de la multa pueden ver su cara inundando las portadas de muchos periódicos y revstas. 

Serán la comidilla de la gente, las webs es muy probable que hagan circular su imagen de la detención; y en televisión y radio también habrá muchos minutos dedicados al asunto. Pero pese a todo ese riesgo, y a podérselo pagar muchos son los que ha obtado por asumir el riesgo, como hizo en su momento Britney Spears que robó una peluca de una tienda de Hollywood y también se supo que hizo lo propio con un mechero, que se llevó de una gasolinera. Era justo en su épca más polémica, por lo que echó aún más gasolina al fuego. 

Otra que también tuvo sus coqueteos con los hurtos de pequeño calado es Megan Fox, aunque en su descargo se puede decir que lo hizo siendo casi una cría. La actriz se llevó maquillaje de un Wall-Mart. Algo que admitió tiempo después. 

Algunas han reincidido 

Más cuantioso, en lo económico, fue el robo que hizo en 2011 Lindsay Lohan que se marchó de una joyería con un collar por valor de 2500 dólares, y lo hizo sin pagar. A la actriz le hurto le salió por 120 días de cárcel, por haber violado su libertad condicional. El juez, además le condenó a 360 horas en un centro comunitario de mujeres y a 120 horas en una morgue. 

Aunque si mediático fue el robo de Lindsay Lohan no le va a la zaga el que realizó Winona Ryder en un Saks Fith Avenue de Los Ángeles. La actriz arrancó las alarmas de distintas prendas y accesorios por un valor de 4.700 dólares. El robo que fue en 2001 acompaña a la estrella desde esa época, también porducto de un juicio muy mediático en el que fue condenada a pagar 11.000 dólares y a hacer 460 horas de trabajo a la comunidad. 

Otra actriz que también ruvo sus escarceos con el robo fue Amanda Bynes, que en 2014 decidió que se iba a marchar de una tienda con un sombrero de 200 dólares en la cabeza y sin pasar por la caja. Los guardias de seguridad dieron con ella al poco de salir. Y el escándalo ya estaba montado al conocerse la noticia. 

Hay veces que el robo es justificado

Pero para escándalo el que organizó la actriz Juliette Lewis que fue acusada por un empleado de una tienda de que se llevaba los vaqueros puestos y sin pagar. Ella armó en cólera y fue tal la escandalera que le acabaron haciendo un descuento. 

Lejos de esto, hay robos que sí llegan a ser comprensibles como los que hizo en su día la actriz y cantante Kesha, que se vio obligada a robar comida para poder alimentarse en una época en la que no tenía casa. Así que se llevaba lo que podía de estadiones de servicios y bares. 

Fotos: Gtres, Redes sociales. 

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido viral esta semana un tuit en el que descubrimos una forma de hacer un riquísimo sandwich de tortilla francesa que resulta absolutamente prodigiosa.

Eso sí, parece sencillo si lo ves pero ponerse manos a la obra es otra cosa muy diferente.

¿O no?

El caso es que a Alberto Chicote la ha fascinado como al que más este método o truco de cocina. Aunque propone un añadido.

Ver resumen Ocultar resumen

Tocaba actuación en laSexta del presidente del Gobierno en funciones y candidato por el PSOE a la presidencia que viene, valga la redundancia. O sea, que entrevistaba Ferreras a Pedro Sánchez y, claro, en televisión las audiencias son lo importante. ¿Y qué audiencia obtuvo el presidente? ¿Y sus rivales en la parrilla telesivia?

A ver.

La entrevista fue ubicada en un horario bisagra en el que compitió un ratito con El Hormiguero y otro ratito con Gran Hermano VIP.

Páginas