Brad Pitt, Ryan Gosling, Christian Bale... llega el tráiler de The Big Short

Sencillamente impresionante. El reparto de The big short se puede calificar como el más espectacular del siglo sin rubor alguno. A saber, un cuarteto de protagonistas masculinos que pone los pelos de punta: Brad Pitt, Christian Bale, Ryan Gosling y Steve Carell. Un póker que ya quisieran muchos para sí. 

Pero ojo, nadie dice que hayamos terminado. Junto a ellos, nombres como los de Melissa Leo (Wayward Pines), Marisa Tomei, Selena Gómez (la niña que pasó de Los magos de Waverly Place a Dominatrix), Karen Gillan (Doctor Who), Finn Wittrock (AHS) o Max Greenfield (New Girl). Casi nada al aparato. Y sí, definitivamente, la televisión es la que manda ahora mismo en Hollywood. 

Pero claro, si juntas esta pléyade de actorazos, que no se veía algo igual desde Ocean's Eleven, y no tienes un guión decente y una dirección acorde, no vas a ningún sitio. Pues bien, la historia se basa en el libro La gran apuesta, escrito por Michael Lewis. Una visión realista y tragicómica de la crisis financiera que asoló a todo el mundo, centrada en los principales elementos que la desencadenaron. Es decir, burbuja inmobiliaria, créditos basura y demás términos que ya nos son familiares, tras varios años escuchándolos. 

Adam McKey

¿Y la dirección? Pues la sorprendente elección para este filme ha sido Adam McKay quien, hasta ahora, había estado vinculado al mundo del humor. Guionista de Saturday Night Live, entre otros, a sus espaldas tiene títulos como Hermanos por pelotas o Los otros dos, junto a Will Ferrell. Sí, es un salto importante pero, a juzgar por el tráiler de The big short, la elección no ha podido ser más acertada. 

Y es que, a varios meses de que se celebren los Oscar, en los mentideros ya empiezan a sonar algunos nombres de la cinta como candidatos a la estatuilla. Ojo que puede haber mucho pique de egos. ¿Imagináis que se lo lleva Steve Carell y al resto ni les nominan? Pues que nadie descarte opciones

Además, la productora ha previsto el estreno para el día 23 de diciembre. En plena Navidad y, sí, a escasas semanas de la gala de los Oscars. ¿Casualidad? Permitid que lo dudemos. 

Pelucas a gogó

Y sí, ahora viene cuando la matan... ¿Habéis visto los pelos y los looks de los protagonistas de la película? Mortales de necesidad. Digno de analizar es el pelo a lo Jim Carrey en Dos tontos muy tontos que nos lleva Christian Bale. Ahora, por muchas veces que veamos American Psycho, siempre tendremos esta imagen en la retina. Mucho peor que en El maquinista. Donde va a parar. 

Pero es que lo de Ryan Gosling no es mucho mejor. Viendo el tinte que le han echado y su look del sur de USA, cualquiera diría que nos va a vender un coche de segunda mano en pleno Texas. Y sí, aunque duela decirlo, Brad Pitt sigue cumpliendo años y no, no lo hace como Benjamin Button. Que sigue siendo un cañón, es un hecho, pero ahora es un cañón con canas y un punto yayo que nos mola pero menos que en Leyendas de Pasión o Joe Black. 

Dicho lo cual, el día del estreno, estaremos en el cine para ver una de las películas que apunta a protagonista de los Oscars. Esperemos. Si le dan el de Mejor Vestuario, nos haremos fans de por vida. 

Fotos: Paramount Pictures

Ver resumen Ocultar resumen

Primer adelanto de Yo soy Dolemite, la nueva película protagonizada por Eddie Murphy.

Ver resumen Ocultar resumen

Que dure el verano pero, por favor, que acabe la sequía de estrenos realmente decentes que aqueja a la programación cinematográfica estival. Y menos mal que ha habido dos estrenos fabulosos para endulzar el verano: Once Upon Time In Hollywood y La virgen de agosto (una de cal y una de arena, pero ambas eminentemente cinéfilas, cada cual a su modo, Tarantino y Jonás Trueba, dos maestros).

Bueno, el caso es que en otoño vienen algunos estrenos que pueden resultar interesantes.

¿Para tirar cohetes?

Veremos

Juzgue cada cual.

Ver resumen Ocultar resumen

Sólo un jodido genio puede inaugurar su filmografía con una obra como Reservoir Dogs, impactante reescritura de los códigos del noir, el cine de atracos, la ultraviolencia fílmica y los diálogos de paródica teatralidad propios de la serie B. Todo ello, en un turmix desquiciado, es el estilo Tarantino.

Páginas