Bill Cosby podría ser condenado a diez años de cárcel por abusos sexuales

El mito se tambalea aún más. Si hace unos fechas Bill Cosby vio como hasta medio centenar de mujeres le denunnciaba por abusos sexuales continuados, ahora el proceso de la justicia comienza a seguir su cauce y la sombra de la cárcel comienza a caer sobre quien un día fue leyenda de la comedia. 

Este miércoles el veterano actor afroamericano, de 78 años, se ha enfrentado a una petición formal de 10 años de presión. Y es que un tribuanal de Pensilvania acusa a Cosby de "asalto indecente agravado". El cual teniendo en cuanto las leyes del citado Estado podría conllevar una pena de esa década.

 

De momento, tras prestar declaración, el juez le ha impuesto una fianza de un millón de euros para que salga libre, a la espera de que se inicie el juicio.

El fiscal del condado de Montgomery, donde se ha presentado la denuncia, ha anunciado que el protagonista de El show de Bill Cosby será juzgado por tres cargos diferentes de un caso que se retrotrae al año 2004. 

El discurrir del caso no ha sido muy rápido, sino todo lo contrario. Su vida judicial ha estado trufada de trabas desde el momento en el que Andrea Constand, la supuesta víctima presentó la denuncia en 2005. 

A esa denuncia respondió el fiscal del distrito con un auto para desestimarla, quien consideraba que no había pruebas suficientes. 

Se reabre el caso

Sin embargo, años después, con la oleada de relatos que aseguraban haber sido víctimas de abusos por parte del actor, el nuevo fiscal del distrito ha reabierto el caso. Apoyado en el trabajo de los abogados de Constand ha realizado una nueva acusación.

Y la denuncia no se corta en detalles; ya que relata con minuciosidad cómo fue lo que sucedió. Bill Cosby invitó a cenar a Costand, que era una amiga, y aprovechándose de esa buena relación decidió ofrecerle unas pastillas a la chica. 

Las cuales tomó, y que le incapacitaron para poder responder al actor cuando éste tocó sus senos sin autorización y le penetraba vaginalmente con los dedos. 

Cosby no ha negado la relación, pero sí que se hubiera sobrepasado.con la chica, De la cual se considera un mentor y a la que ofreció a pagar los estudios. 

Una larga lista de denuncias

Varios medios nortemaricanos han consultado a distintos expertos; los cuales consideran que es complicado que el actor acabe en prisión. 

Aunque no es el único problema legal que tiene Cosby, puesto que son muchas otras mujeres las que denuncian un comportamiento similar con ellas.  

Cosby no ha querido responder ante los medios que esperaban en el juzgado a su declaración. No ha querido valorar las acusaciones, ni pasar al ataque como hizo recientemente al denunciar a siete chicas que le acusaban a él, 

Ver resumen Ocultar resumen

Tiempos de cambios en las parrillas televisivas por el coronavirus. A la llegada de nuevos formatos de información de última hora sobre el avance del COVID-19 y servicios mínimos en los principales formatos (delante y detrás de las cámaras se ha recortado el personal siguiendo las recomendaciones sanitarias) se suman cancelaciones y paralizaciones temporales de algunos programas.

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien, tras 20 días de cuarentena, hasta le ha cambiado el carácter. 

Otros, como Ana Milán, se lo toman con humor y un punto de picardía. Y claro, cuando a Twitter le pones el picante, Twitter responde en masa. Sobre todo estando encerrados y en plena época de celo y berrea. 

La actriz ha compartido una propuesta sencilla pero divertida como pocas. "Frases que puedes decir durante el sexo y durante la cuarentena". 

Ver resumen Ocultar resumen

Si de algo ha servido el periodo de cuarentena es para que Ana Rosa Quintana vuelva a usar Twitter con asiduidad. 

Tras unos días de toma de contacto, la presentadora de El Programa de Ana Rosa'está absolutamente on fire en la red de microblogging. 

Eso sí, el 90% de su contenido son retuits. Retuits en los que aparece gente como Isabel Díaz Ayuso, Juan Ramón Rallo o Ignacio Aguado. Ahora, es el 10% de contenido propio el que está arrasando. 

Páginas