Better Call Saul 2X04: Hay veces que el villano no es quien lo parece

Y en el cuarto capítulo de esta segunda temporada de Better Call Saul descubrimos un poco más a Mike. Ya en en el curso anterior un episodio nos mostró la naturlaeza del lugarteniente de Gus Frings. En Breaking Bad nos lo presentaron como un hombre duro, implecable y decidido a actuar cuando había que hacerlo.

Cumplía con el perfil de tipo duro que todo narcotraficante necesita; pero después fuimos descubriendo lo que había más allá de la superficie. Su relación casi paternal con Jesse Pinkman dejaba entrever un vacío intertior. En el spin off hemos descubierto que su naturaleza era otra; que había un motivo por el que se encauzó hacia el mundo del hampa. 

Una necesidad de obtener dinero para proteger a los suyos, tras haber perdido a su hijo. Un dolor que lleva marcado y que muestra, con frecuencia. 

Mike opta por el camino complejo

Pero en Quítate los guantes hemos conocido que las apariencias a veces engañan; que por aparentar ser duro no quiere decir que lo sea. Y que por moverte en un ambiente delictivo, no quiere decir que se haga sin reglas. 

En Amarillo supimos que Nacho quería deshacerse de Tuco Salamanca. Algo normal, por otra parte. Se lo encarga a Mike, pero Ehrmantraut decide optar por el camino complicado y no por el fácil. No va a matar al narco, pero necesita el dinero que le ofrece Nacho.

Así que opta por mostrar su ingenio para hallar una solución. Y la encuentra, aunque se muestra mucho. Tanto que, por fin, supimos que Mike nunca hará el mal por el mal. Que no es villano. 

Y si de despojar del traje de villano iba el día quien también dio muestra de ello fue Chuck. Jimmy había ideado el anuncio con el que obtener mil y un clientes, pero sin contar con el beneplácito del bufete. 

Saul opta por el camino fácil

Lo cual, está a punto de costarle el puesto. Se libra, pero quien sí sale muy perjudicada es Kim: que comienza a ser quien padece las malas acciones de Jimmy. Por que sí, no hay que llevarse a equívoco, por muy bien que caiga el abogado, sabemos que idea planes criminales (en el futuro); que ampara a delincuentes y que es capaz de hacer casi cualquier cosa por dinero. 

Chuck será duro, exigente, poco cariñoso con su hermano y sentirá rabia porque Goodman ejerza la abogacía, pero al fin y al cabo es un hombre de una moralidad intachable. Alguien que no va a retorcer las leyes para que jueguen a su favor, que no va a traspasar la línea de la legalidad o que no va caminar sobre ella como un funambulista, algo que adora Saul.

En Quítate los guantes comenzamos a saber que puedes hacer algo no muy correcto, pero aplicando una sólida moral o que puedes hacer algo que en el fondo sería positivo, pero yendo al fin, sin importar los medios. 

Hay veces que no todo es como parece y Better Call Saul ahora y antes Breaking Bad lo demostraron. El mal puede ser atractivo y seductor (hay muchos ejemplos de villanos adorados en la ficción), pero no deja de ser el camino inadecuado. 

Fotos: AMC TV

Ver resumen Ocultar resumen

Sí, Donald Trump salió en un capítulo de El principe de Bel-Air, quizás la serie que más cameos de celebridades haya acumulado a lo largo de su historia como fenómeno televisivo.

En realidad, lo de Trump no resulta tan sorprendente. Trump ha salido en la tele y el cine profusamente y hasta en Solo en casa 2 y luego tuvo su propio programa.

De ahí a la Casa Blanca.

Ver resumen Ocultar resumen

Series nuevas que están a la vuelta de la esquina. A finales de agosto ya hay estrenos que van a permitirnos disfrutar del excelente momento de la ficción audiovisual. También hay retornos otoñales (que si The good doctor, que si American Horror Story) pero esta vez nos centramos en novedades absolutas. Y luego está Gran Hermano VIP 7 aunque eso pertenece a otro universo, cada vez más sideralmente alejado.

A lo que vamos.

Ver resumen Ocultar resumen

Ya está aquí el primer tráiler de The Morning Show, serie de Apple TV+ protagonizada, entre otros, por Jennifer Aniston, Reese Witherspoon y Steve Carell y, la verdad, es que la cosa no pinta ni bien ni mal.

Páginas