Así será el reencuentro de los concursantes de Operación Triunfo 1

Decía el tango que cantaba Carlos Gardel que 20 años no es nada, así que 15 tampoco debieran de parecernos demasiado. Pero es una fecha redonda y que lleva al espectador a echar la mirada al pasado. Sí, han pasado quince años desde que la Academia de canto más famosa de la televisión abriera sus puertas. 

Era el año 2001 y TVE daba luz verde a un programa que acabó siendo todo un fenómeno televisivo y que sirvió de trampolín a un grupo de cantantes que aún hoy siguen con su carrera en los escenarios.

Ahora,según ha desvelado la revista Diez Minutos habrá reencuentro de aquellos que participaron en la primera edición del talent musical. 

El Whatsapp fue el punto de partida

Según ha desvelado la citada publicación cuando llegue el mes de octubre (en concreto fue el 26 su primera emisión) Televisión Española emitirá tres documentales especiales sobre la vida y milagro de aquellos que fueron conocidos como triunfitos. Los cuales, han vuelto al primer plano televisivo con un chat en Whatsapp, del cual no son partícipes dos concursantes. 

Ahora, sean participantes del grupo de Whatsapp o no todo parece indicar que los Bisbal, Chenoa, Bustamante, Manu Tenorio, Nuria Fergó, Rosa López y demás estrellas que pasaron por el programa, que condujo Carlos Lozano, se volverán a juntar para protagonizar tres documentales y un concierto especial, según ha indicado la revista citada. 

Tres documentales y un concierto

Así uno de los documentales versaría sobre su llegada a OT (así eran hace 15 años); otro narrará su estancia en la academia y el concurso; y el tercero hará un repaso por lo que ha sido la vida de ellos, tras Operación Triunfo. 

Ahora, por primera vez, se les podría volver a ver juntos tras 15 años del programa y en prime time. Lo cual, apunta a ser uno de los acontecimientos televisivos del próximo curso catódico. 

Fotos: RTVE/Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Están aquellos concursantes que cerraron el capítulo de la fama y rehicieron su vida como la de cualquiera, con sus vaivenes y sus aburrimientos y sus angustias y su estreñimiento o diarrea, según toque. O sea, la existencia de toda persona humana (que diría un cura de la Conferencia Episcopal) y, por ejemplo, irse a vivir a Málaga y olvidar que saliste en la primera edición de Gran Hermano gritando "¡quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza! ¡QUIÉN!".

Páginas