Así era Malú, mucho (muchísimo) antes de La Voz

Cierto es que llevamos toda la vida conociendo a Malú y que es una artista a la que admiramos desde hace mucho tiempo. Y a pesar de ello, la cantante tan sólo tiene 33 años. ¿Cómo? ¿Qué tipo de beujería es ésta? Ninguna. Malú comenzó a arrasar en esto de la música con tan sólo 15 años. Es decir, hace 18 años por lo que la conocemos desde hace más tiempo del que ha sido anónima. Una pasada. 

De hecho, casi dos décadas después, lo que ha conseguido Malú es que sus seguidores tengan cada vez un radio de edad más amplio. Sí, Malú gusta por igual a grandes y pequeños, como se ha demostrado en su paso por La Voz, donde ha hecho las delicias del público como coach, o como invitada, como se demostró en la final de La Voz Kids, donde se marcó una bestial actuación con los tres finalistas, interpretando su Deshazte de mí

Y pensar que en sus inicios, ella misma podría haber sido una de las concursantes de este talent musical…

Malú, de aprendiz a artista consagrada

La carrera de Malú despegó a los 15 años: era una niña con voz de mujer que muy pronto comenzó a demostrar que su idilio con la música no era fruto de la casualidad.

No en vano, procede de una familia de artistas (sus padres son los cantaores Pepe de Lucía y Pepa Benítez y es sobrina de los guitarristas Paco de Lucía y Ramón de Algeciras), y lleva integrado en su ADN la pasión por el cuarto arte.En este ambiente, en el que se respiraba talento a cada instante, era casi imposible que Malú no destacase, y muy pronto fue descubierta por el productor Jesús Yanes en una fiesta familiar. 

malu-en-2011

Aprendiz, single que dio nombre a su primer álbum, fue todo un éxito, con más de 700.000 copias vendidas, y el inicio de una carrera que todavía, a día de hoy, parece no tener techo. Innumerables premios y reconocimientos, giras y una decena trabajos discográficos en el mercado, hacen de Malú una de nuestras artistas con más éxito de los últimos años. 

Un perfecto Caos

Su último trabajo es Caos, del que ya hemos podido ir conociendo cómo suenan algunos de sus temas. Quiero, su primer single, se convirtió en número 1 de descargas en Itunes a las pocas horas estar disponible, y hace unos días, con Cenizas, el segundo tema del disco, volvía a repetir proeza. 

En Caos, la astista madrileña quería hacer algo diferente y sorprendente y, por ahora, parece que lo ha conseguido. "Caos es sobre todo un disco dinámico, realmente optimista, con sonidos que transpiran pura fuerza", declaraba Malú al hablar de este nuevo hijo musical. 

malu-en-2006

Una fuerza que ha sido el común denominador de todos sus trabajos y que ha sabido trasladar a cada uno de sus looks y apariciones sobre el escenario. Al margen de su faceta musical, Malú se ha convertido en todo un referente en cuanto a estilo. Outfits sexys, femeninos y con mucha personalidad que la han convertido en una verdadera it girl

También es verdad que no siempre tuvo tanto tino como ahora a la hora de elegir sus estilismos... (eran otros tiempos y deslices los tenemos todos).En cualquier caso, lo importante es que su evolución ha ido in crescendo, en todos los sentidos, y el balance es más que positivo. Guapa, exitosa y decidida a seguir triunfando: ella sigue siendo Malú

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho ha cambiado TVE desde 1978 hasta ahora. Una época en la que el Renault 5 y el Citroen CX eran los coches de moda y en la tele eran tendencia el bigote y la barba. 

Un 6 de diciembre de aquel año se votaba la Constitución y toda España estaba pendiente de qué saldría (si SÍ o si NO).

Los currelas todavía eran mayoritariamente hombres en las fábricas (y en casi todos los lados) y desayunaban un bocata de anchoas con queso regado con Soberano y los domingos se ponían Varón Dandy para oler bien.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha hablado Bob Pop de su abuela Felisa, fan de Jimmy Somerville (The Communards) y muy aficionada al fútbol. Y ha contado una anécdota: el abuelo de Bob Pop apagaba la tele cuando perdía el Real Madrid, equipo del que era fanático, y su abuela Felisa se quedaba con las ganas de ver el partido. ¿Cómo lo solucionaba? Mediante una llamada de teléfono. Hay que escuchar a Bob Pop contar la historia completa, con su ternura y humor característicos.

Ver resumen Ocultar resumen

Primeras críticas al succionador

Páginas