Arnold Schwarzenegger y el repaso más loco y rápido a su filmografía

Que somos fans de Arnolds Schwarzenegger es un hecho. Y motivos no nos faltan. Y es que el forzudo actor, a sus 67 años, cada vez tiene más desarrollado su sentido del humor. Y la última muestra de ello la ha regalado a sus millones de fans en The Late Late Show with James Corden. 

Gobernator acudía al programa para presentar su última película, Maggie, en la que interpreta a un padre que cuida a su hija, a medio camino de convertirse en un zombie. Vamos, un día normal en la vida de Arnold Schwarzenegger. Así las cosas, y aprovechando que el Ebro pasa por Zaragoza, James Corden propuso al actor un curioso reto: repasar su filmografía, con alguna escena mítica de cada una, en tiempo récord. 

Reto complicado y a la vez hilarante al que, como no podía ser de otra manera, el forzudo actor accedió sin pensarlo. Cronómetro en marcha, disfraces preparados y... ¡acción! Uno tras otro, Corden y Schwarzenegger fueron representando filmes del actor. Desde Terminator a Commando, pasando por El último gran héroe, Junior o Los Mercenarios. Así, hasta un total de 17 películas en poco más de cinco minutos. Impresionante y divertido como pocos. 

Volveré... y contaré un chiste

Y es que, lejos de la imagen que puede dar un actor que pesa 113 kilos, Arnold Schwarzenegger es un trozo de pan con un sentido del humor espectacular. Además, Gobernator es de los que se implica al 100% en la promoción de sus trabajos.

Se recorre medio mundo, se apunta a un bombardeo (le encantan los bombardeos) y, sobre todo, lo mueve como nadie por Twitter. No en vano, Schwarzenegger cuenta con 3,28 millones de followers. Casi nada. Y lo mejor de todo es que, tras este vídeo, este número tiene pinta de ir a aumentar de forma considerable. Bien merecido lo tiene. Larga vida a Gobernator. 

Fotos y vídeo: Youtube y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Ahora que el modelo económico basado en el turismo de masas ha entrado en crisis como modelo debido a la infausta pandemia resulta conveniente recordar cómo dicho fenómeno fue glorificado por el franquismo. Allí empezó todo. Evidentemente, el contexto era muy distinto al actual y la población no percibía como molesta la llegada de extranjeros pero ahí ha quedado la propaganda que se coló en muchísimos títulos de los que rescata, a veces, Cine de barrio en TVE.

Ver resumen Ocultar resumen

El éxito en taquilla de Padre no hay más que uno 2, la última película de Santiago Segura, ha movido a la derecha tuitera a la celebración y exaltación del director y actor que fuera Torrente pero añadiendo todo tipo de ataques a la farándula roja, subvencionada y obsesionada con la Guerra Civil que son el resto de gente del cine español.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho antes de Tesis, REC y Verónica hubo otro cine de terror español que resultaba enormemente rentable en taquilla y atraía a estrellas de Hollywood a rodajes mesetarios que lo mismo se hacían en Chinchón que en los merenderos del río Alberche o la sierra de Guadarrama.

Hablamos del cine de terror que en los 70 hicieron en España pioneros como Paul Naschy, Narciso Ibáñez Serrador, Jorge Grau, Amando de Ossorio, Carlos Aured...

Ah, qué tiempos aquellos.

Veamos.

Páginas