Anna Allen, el nuevo fenómeno viral de la red

Si Anna Allen escribiera un libro, que no es descartable, podría titularlo: Cómo alcanzar la gloria en un minuto. Y es que su ascensos a los cielos de la fama ha sido así, fulgurante. Eso sí, la historia que precede este salto a la fama ha tenido su elaboración y su trabajo. Sobre todo, en lo que respecta a edición de fotografía. 

Y es que el currículo de la joven actriz había sido ligeramente engordado por ella misma. Un crecimiento forzado, que se había completado con el aporte de pruebas no del todo fehacientes. Pruebas como fotos con el reparto de The Big Bang Theory , serie en la que decía haber colaborado, o con Matt Bomer, presunto compañero suyo en White Collar. Hecho que, seguramente, el propio actor desconozca. 

Fama mundial

Sea como sea, Anna Allen se ha convertido en la mujer del momento. Podemos decir que la actriz es Trending Topic. Y claro, cuando algo es TT, todo el mundo sabe a lo que se expone: los temidos memes de Internet. Memes que, Twitter mediante, se convierten en asunto mundial. Aunque Anna Allen ya lo era, gracias a que medios como Daily Mail o Buzzfeed

Sea como sea, gracias a estos memes, hemos podido comprobar el verdadero potencial que tenía la historia de la actriz. Empezando por su apellido, Allen, que ha permitido que Internet le busque tanto padre como hermana famoso. Y siguiendo con compañeros de ocio, como Harrison Ford, con el que salió a dar una vuelta en avioneta, o Britney Spears, con la que tuvo algún pequeño problema de logística. 

Dicho esto, si hay un elemento que ha dado juego, y mucho, en redes sociales, ha sido la vida social de Anna Allen. Desde su lugar privilegiado en la gala de los Oscars, a su visita al programa de Oprah Winfrey, pasando por sus conversaciones de alfombra roja con Ben Affleck y George Clooney

Twitter, siempre Twitter

Y es que, si Anna Allen pudo construirse media vida gracias a Photoshop, los millones de tuiteros que pululan por la red de microbogging pueden generar trillones. 

Eso sí, no todo van a ser memes y bromas en torno a Anna Allen. La actriz, además de pasar un buen rato con sus imágenes en la red, va a poder comenzar a rentabilizar su estatus de celebrity del momento en breve. Y es que Telecinco y Magnolia estarían muy pero que muy interesados en que la actriz participara en la nueva edición de Supervivientes

Un reality que podría reportar pingües beneficios a Anna Allen cuyo caché se ha disparado hasta cotas difícilmente calculable. Además, sólo hay que pensar en el salto del helicóptero y la cantidad de gente que vería el momento, sólo para compararlo con los memes que se generarían al minuto. 

A todo ello hay que sumar que millones de espectadores estarán deseando conocer a la actual Anna Allen. Y qué mejor que una isla de Honduras para dar a conocer su verdadero yo. Ahora, todo depende de que ambas partes puedan alcanzar un acuerdo.

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Todo parecía transcurrir en calma en el programa de este jueves de Mujeres y Hombres y Viceversa, hasta que estalló la bomba. Zulema y Laura andaban enzarzadas por la cita de la primera con Iván, cuando tras el reto frustrado de Nerea se dio paso a un retorno muy esperado. Iván parecía saber quién era. Y sí estaba bien encaminado. Anais estaba de vuelta. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Qué razón tienen quienes dicen que el amor es ciego. Este miércoles, en el último programa antes de la final de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? hemos tenido una muestra fehaciente. Sandro ha optado por cerrar los ojos y no creer a Ra, cuando le ha dicho que ha tenido una aventura con Vicente, con el que se ha quedado para su gran final. Y eso que el propio Sandro ya sospechó al principio del concurso. 

Ver resumen Ocultar resumen

La última entrega de Mujeres y Hombres y Viceversa dejó a los espectadores con el alma en vilo. Con Adrián al borde de su marcha del programa y Samira triste como pocas veces la hemos visto. ¿De verdad iba a dejar el programa su pretendiente favorito? Este martes tocaba responder a esa pregunta. Y, como todo el mundo esperaba, el amor (o el incipiente amor) ha vuelto a triunfar. Adrián se queda. 

Páginas