Allí Abajo 1X01: Iñaki pone rumbo al sur sin fecha de regreso al norte

El capítulo de estreno de una de las comedias más esperadas de la ficción española cumplió las expectativas. Y es que Allí Abajo continúa la senda del gran éxito del pasado año en el cine español, en cuanto a comedia. Heredera de Ocho Apellidos Vascos pero con su toque bien diferente.

Dejar a la cuadrilla es demasiado duro

La amá de Iñaki (Jon Plazaola) decide ir junto a su hermana Begoña a Sevilla. Es un viaje del Imserso y tras dudarlo mucho, y más aún cuando unas goteras impiden que se su hermana le acompañe, se marcha a la capital hispalense. Pero no iba a hacerlo sola; que para ella cruzar Burgos ya es adentrarse en la sabana africana.

Le tocó a Iñaki coger los bártulos y poner rumbo al sur. Así que con todo el dolor de su corazón tiene que dejar a su cuadrilla durante una semana; echar el cierre al bar esos siete días y acompañar a su madre camino de Andalucía.

Al llegar a Sevilla la amá de Iñaki no quiere hacer nada con el grupo de ancianas, además pretende huir de un gallego que le ha tirado los tejos y ella tan sensata y aburrida no estaba para fiestas. Así, que madre e hijo deciden explorar la ciudad y tras dar más de una vuelta acaban llegando a un parque, donde discuten con una chica que más tarde sería importante.

Tras la mala experiencia por las calles sevillanas regresan al hotel y con ello a tener que participar en actividades lúdicas. Y con tan mala suerte que jugando a la gallinita ciega la madre de Iñaki acaba cayendo escaleras abajo. Y rápido al hospital.

Y allí es donde se reencuentran con la chica del parqué que es Carmen (Maria León) la jefa de enfermeras de la clínica. Comienza una relación que promete entre Iñaki y ella.  Él cargado de estereotipos duda de que a su madre la puedan atender bien en una clínica andaluza. Y claro, se queja por todo, está pendiente de cualquier cambio que pueda haber o que imagine él.

Iñaki es todo buena voluntad pero consigue sacar de quicio a Carmen, que además no está teniendo el mejor de sus días, puesto que el doctor con el que mantiene una relación o un amago de ella ha comenzado flirtear con la directora del hospital, y ex compañera de pupitre de la enfermera.  

Estar meses en Sevilla puede no ser bueno

Se suceden, en estos momentos, escenas cargadas de comedia. Sobre todo cuando Iñaki intenta contactar con el único médico en el que confía, vasco por supuesto. No consigue hablar con él, porque su médico de confianza y compañero de cuadrilla anda haciendo algo más importante, casi sagrado: es día de partida de mus. 

Al final, Iñaki con tanta insistencia consigue desquiciar a Carmen, que ya no le hace caso ni cuando ocurren las cosas importantes de verdad. La amá entra en coma y el doctor le anuncia a Iñaki que es probable que tenga que esperar en Sevilla unos días. Ya era mala noticia, pero cuando Carmen llega a disculparse son aún peores; quizá no sean días, sino meses. Al pobre Iñaki le entran todos los males posibles al pensar que tendrá que estar en Sevilla alejado de su cuadrilla. Se desmaya, pero eso no le librará de que en los próximos capítulos tenga que seguir estando Allí Abajo. 

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

¿Qué pasa si llego a los 30 y, aunque lo parezca, me doy cuenta de que no soy feliz? ¿Qué pasa si he cumplido con todos los requisitos (que me han dicho que tenía que cumplir) para ser feliz y, de repente, me doy cuenta de que hay algo que falla? Esta y otras preguntas se las hacen María (Leticia Dolera), Cristina (Celia Freijeiro) y Esther (Aixa Villagrán) en Vida perfecta, la nueva serie de Movistar + que llega con fuerza al actual panorama televisivo.

Ver resumen Ocultar resumen

Una serie en la que cada capítulo es como una pequeña pieza teatral y que se exhibe el talento interpretativo de nombres tan mayúsculos como Carmen Machi, Eduard Fernandez o Inma Cuesta. Interpretando a personajes episódicos que tiene su contrapunto en un estupendo elenco habitual con Emma Suárez liderando y Álvaro Cervantes destacando con su muy preciso trabajo (aquí hay un actor de fuste, ojo).

Páginas