Alerta Cobra o el secreto mejor guardado del mundo de las series

Sí, cada mañana en Cuatro hay más de 200.000 fervientes seguidores que acuden puntuales a su cita con la acción, las explosiones y los coches volando por los aires. Se trata de los irreductibles admiradores de Alerta Cobra, una serie de culto de lo más atípica.

Es una serie policiaca de tiros, puñetazos y (sobre todas las cosas) persecuciones y coches que acaban haciendo vertiginosas piruetas y convertidos en chatarra.

Un éxito secreto que lleva años en Cuatro (de hecho, sobrevive desde sus orígenes) y que fue por delante de Las mañanas de Cuatro desde los tiempos de Concha García Campoy hasta los de Javier Ruiz pasando por los reinados de Marta Fernánez y Jesús Cintora. Y que ahora precede a Mujeres, Hombres y Viceversa.

alerta-cobra-en-accion

Alerta Cobra es una serie alemana de policías que persiguen a desaprensivos malhechores por las carreteras de Renania y Westfalia.

23 temporadas lleva Alerta Cobra dándole que te pego y no se agota su éxito y se emite o se ha emitido (ojo al dato) en Alemania, Ecuador, España, El Salvador, Portugal, Hungría, Eslovaquia, Austria, República Checa, Suiza, Holanda, Bélgica, Moldavia, Estonia, Polonia, Croacia, Francia, Bulgaria, Chile, México, Argentina, Colombia y Turquía.

Una pelotazo de la industria alemana de la televisión que, sinceramente, no se caracteriza por vender una escoba en el mercado internacional.

pistola-en-ristre

¿Y por qué Alerta Cobra sí gusta?

¿Qué es lo que tiene esta serie para poseer una legión de seguidores acérrimos y militantes que, si un día se suspende la emisión de un capítulo mañanero porque hay una hecatombre mundial, montan en cólera con tanta o mayor ira desatada que los de Mujeres y Hombres y Viceversa?

¿Qué tiene Alerta Cobra?

La ficción producida por la poderosa RTL es adorada por miles de personas en Alemania.

Básicamente, hay mucha acción y muchas persecuciones y los coches tienen una importancia extrema en lo que vemos en pantalla.

Los coches de los buenos siempre son (por supuestísimo) Mercedes-Benz o BMW. Industria alemana del automóvil.

Y la pareja protagonista tiene una peculiaridad multicultural: uno es un poli alemán ario de los de toda la vida y el otro es de origen turco.

y-venga-explosiones

El poli de origen turco se llama Semir Gherkan y está interpretado por Erdogan Atalay, nacido en Hannover pero cuyas raíces se hallan en Turquía por parte de madre. Comenzó haciendo Aladino y la lámpara maravillosa en el Teatro Nacional de Hannover y dio la campanada consiguiendo su gran papel en Alerta Cobra, que le ha permitido currar ininterrumpidamente desde 1996. Lo cual, en casi cualquier actor, resulta un hecho prodigioso.

El poli ario es Ben Jäger y el actor que lo encarna es Tom Beck (bautizado en Nuremberg como Thomas Helmut. Al bueno de Tom le gusta el rock y las harleys y tiene varios discos editados. O sea, que es actor y cantante. Y estrella de Alerta Cobra. Por encima de todo.

Los efectos especiales, a juicio de los fans de la serie, son tan buenos como los de las mejores producciones estadounidenses. Porque no hay un buen capítulo de Alerta Cobra sin una explosión que merezca la pena.

boooom

Esto, amigas y amigos, no es The Wire con cháchara interminable y trasfondo social ni True Detective ni todas esas series finolis que ahora se estilan. Esto es acción al viejo estilo: pilla el coche, sal corriendo, haz que la poli te persigua y terminemos en llamas.

En Colonia y Dusseldorf e inmediaciones se sitúan las principales localizaciones de la serie.

A desconectar bien prontito

Alerta Cobra es una de esas series que se disfrutan más cuanto más desconectemos el cerebro. Pura evasión. Olvídate de complejidades psicológicas, tramas sinuosas y cosas raras en el guión o la puesta en escena.

Alerta Cobra es una serie honesta, sin trampa ni cartón: da acción al 100% y algún toquecito de humor (entendiéndose que la serie es alemana y que el concepto de humor alemán es una suerte de oxímoron).

Sea como sea, esos capítulos en Cuatro bien prontito por la mañana resultan un pequeño éxito: 6% de audiencia media en una cadena como Cuatro, que suele estar en el 5% o por debajo. Y en los buenos tiempo de Cuatro, atención, Alerta Cobra hacía un 10%. Exitazo pretérito.

No está nada mal.

los-protas

El éxito de Alerta Cobra ha sido tal que, incluso, ha generado una especie de spin off titulado Alerta Cobra: Unidad Especial con mayor protagonismo femenino. Vamos, que en la serie derivada hay mujeres policía (concretamente una con protagonismo) porque, la verdad, el planteamiento de personajes de Alerta Cobra tiene un puntito machista y las mujeres que salen son secretarias casi todas o alguna novia que aparece de refilón.

Las cosas de Alerta Cobra, serie de culto para quienes tienen turnos de trabajo raro, estudian por las tardes, han salido de marcha entre semana y están desayunando o, simplemente, se lo graban o lo ven en AXN u otra de las cadenas que por ahí lo emiten.

Larga vida a Alerta Cobra.

Y no hay más qué decir.

ADEMÁS: Las 10 peores series USA

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Sí, Donald Trump salió en un capítulo de El principe de Bel-Air, quizás la serie que más cameos de celebridades haya acumulado a lo largo de su historia como fenómeno televisivo.

En realidad, lo de Trump no resulta tan sorprendente. Trump ha salido en la tele y el cine profusamente y hasta en Solo en casa 2 y luego tuvo su propio programa.

De ahí a la Casa Blanca.

Ver resumen Ocultar resumen

Series nuevas que están a la vuelta de la esquina. A finales de agosto ya hay estrenos que van a permitirnos disfrutar del excelente momento de la ficción audiovisual. También hay retornos otoñales (que si The good doctor, que si American Horror Story) pero esta vez nos centramos en novedades absolutas. Y luego está Gran Hermano VIP 7 aunque eso pertenece a otro universo, cada vez más sideralmente alejado.

A lo que vamos.

Ver resumen Ocultar resumen

Ya está aquí el primer tráiler de The Morning Show, serie de Apple TV+ protagonizada, entre otros, por Jennifer Aniston, Reese Witherspoon y Steve Carell y, la verdad, es que la cosa no pinta ni bien ni mal.

Páginas