Al igual que Charlie Sheen, otros famosos anunciaron que tenían sida

Era un secreto a voces, en las últimas horas, y ha sido el propio Charli Sheen quien ha confirmado que es VIH positivo. El actor conocido, entre otras cosas, por su participación en la mítica serie Dos hombres y medio, lo ha hecho este martes en una entrevista con Matt Lauer en Today Show de la NBC. 

La cadena había anunciado el encuentro con el actor a bombo y platillo; y había confirmado que la entrevisa sería reveladora.No había trasncendido más, pero eran varias la voces que apuntaban en esa dirección.

Entre ellas, destaca Howard Bragman uno de los mayores conocederos de los mentideros hollywoodienses que en declaraciones a la revista People ha desvelado que el actor, de 50 años, confirmará la noticia. 

El entorno de Sheen conoce la noticia

En palabras de Bragman el actor "se está somentiendo a un tratamiento contra la enfermedad y mucha gente de su entorno conoce la noticia". Así que parece que Sheen dará veracidad a lo que se viene publicando en las últimas horas. De hecho, podrá aclarar si sólo es portador del VIH o, por el contrario, la enfermedad ya ha avanzado y padece sida. 

Sea como fuere no es Charlie Sheen el primer famoso que, por desgracia, acaba  padeciendo esta dolencia. Una enfermedad que tuvo su mayor repercusión mediática a finales de la década de los 80 y principio de los 90. 

Durante esos años fueron numerosos los casos de famosos que salieron a la luz pública confirmaron que eran portadores del virus. Algunos, para su desgracia, no pudieron superarlo, otros lograron sobrevivir y aún lo hacen. 

Este último es el caso de Magic Johnson. El legandario y carismático base de Los Ángeles Lakers desveló en 1991 a la opinión pública que tenía sida. Las críticas le llovieron por parte de un sector conservador de la prensa, pero él encontró apoyo en compañeros como Michael Jordan o Larry Bird que no dudaron en solidazarse. 

De hecho, hicieron causa común para que regresara a las canchas y pudiera ser uno de los componentes del mejor equipo que se ha visto: El dream team norteamericano de Barcelona 92. 

Johnson ha logrado continuar con su vida y ahora a los 56 años lleva una vida normal siempre teniendo en cuenta que la amenaza latente de ese virus está ahí.

Algunos no pudieron superarlo

Quien sí sucumbió al virus fue Freddie Mercury. El genial vocalista de la mítica banda Queen contrajo la enfermedad en 1987, aunque él no quiso confirmarlo entonces. De hecho, lo desmintió. Sólo cuando el deterioro físico era muy evidente confirmó que padecía Sida. El anuncio lo hizo dos días antes de que falleciera el 24 de noviembre de 1991.

Su muerte fue un shock, como también lo fue cuando se supo que Rock Hudson tenía esa enfermedad. Ocurrió en 1985 y fue el primer famoso que se atrevió a confesar que la padecía. Hay que recordar que tenerla suponía una estigmatización. Tres meses después de su anuncio murió. 

Otra muerte que causó conmoción fue la Anthony Perkins (el mítico Norman Bates en Psicosis). El actor además no sabía la noticia y se enteró por los medios de comunicación. En un principio lo desmintió, aunque meses después, a los 50 años, fallecía víctima del virus. 

El mundo del deporte tambiénse sobresaltó con la noticia de que Arthur Ahse era portador del virus. El primer tenista negro que ganó al Abierto de Wimbledon (también hizo lo propio en Australia) confirmó en 1992 que tenía sida. Meses después, en febrero de 1993 su vida se agotaba. 

Aunque sin duda una de las muertes por el virus del sida que más impactó fue la de Rober Reed, que falleció a los 60 años a causa de este. El actor, que fue durante 10 años Mike Brady en la icónica comedia La tribu de los Brady no desveló su dolencia. La cual se supo con posterioridad a su muerte. 

Fotos: Gtres/redes sociales