Actores que no pueden dejar de hacer pelis reguleras

Llega un momento en que un aficionado al cine se llega a preguntar, ¿lo estarán haciendo a propósito? Y es que cuesta creer que de las decenas de guiones que llegan a sus manos cada año, siempre vayan a coger los de las películas más reguleras. 

No decimos que, al igual que Leonardo DiCaprio, todo personaje que cojan, tenga que optar a Oscar pero, por el amor de Spielberg y Scorsese, una película decente en los últimos años no estaría nada mal, ¿verdad? 

ADEMÁS: 10 películas nefastas que debes ver antes de morir

Es más, hay actores que se han forjado una fama de gafes que, conociendo como es la industria, seguro les ha costado alguno de estos papeles más decentes. Sea como sea, gran parte de culpa la tienen ellos, estrellas de Hollywood que llevan años sin dar a su público un título decente que llevarse a la boca. 

Actores

El ejemplo más claro lo encontramos en Adam Sandler. Un actor que sale por un pico por película, y cuyos últimos títulos no llegan ni a recuperar la inversión. Magia en sus zapatos, costó 10 millones y recaudó 24.000 dólares. Ojo con eso. Y de Jack y su gemela, mejor ni hablar. 

Adam-Sandler-The-Do-Over

Lo peor de todo es que siguen confiando en su buen hacer. Así, Netflix le firmó un contrato en exclusiva... ¡para cuatro películas! De momento lleva dos estrenadas, Los Ridículos 6 y The Do Over. Si tenéis tiempo, poneos la cuarta de House of Cards, mucho mejor que cualquiera de las películas. 

ADEMÁS: Actores que han muerto y han sido resucitados en cine

Algo similar pasa con Rob Schneider, considerado, estadísticamente, el actor con peores críticas de Hollywood. Ni más ni menos que el 69% de éstas son negativas. Casi 7 de cada 10. Contando con que las otras tres sean de amigos o productora. Pero claro, películas como Gigoló o Estoy hecho un animal, no ayudan con la reputación. 

StevenSeagal

El problema que ha tenido Steven Seagal, se ha agravado con los años. Lleva tres décadas haciendo el mismo papel de tipo duro en el cine, y al principio, cuando tenía 30, nos lo creíamos. Ahora, con 64 años y una movilidad digna de un elefante, no cuela. Eso sí, el pelazo que se ha puesto le ha quedado de maravilla. 

Actrices

Aunque si hablamos de reputación, una actriz que se ha ganado una de las malas es Katherine Heigl. La que apuntaba a nueva reina de las comedias, se ha quedado en diva y poco más. A su mal carácter, universal y reconocido, y sus elevados emolumentos, se unen sus continuos fracasos en taquilla. Operación Cacahuete o Jackie y Ryan ni nos suenan. A lo mejor Anatomía de Grey no eran tan mala como ella pensaba.

katherine-heigl

Otra belleza hollywoodiense venida a menos ha sido Tara Reid. Triunfó con American Piepero siempre a la sombra de sus compañeros, a quienes tampoco les ha ido mejor, que digamos. Alone in the Dark terminó de hundir su carrera y ha sido, cosas de la vida, una saga paródica del cine de terror como Sharknadola que ha devuelto a Tara Reid a la nómina de actores con sueldo de Hollywood. Algo es algo. 

ADEMÁS: 10 actrices de Hollywood con talentos ocultos (y curiosos)

Eso sí, al menos Tara Reid se ha cuidado, cosa que no se puede decir de una de las estrellas Disney más polémicas del siglo, Lindsay Lohan. Tocó el cielo con Chicas Malasy luego se pasó una temporada en el infierno. Larga temporada. Ahora, viendo que su carrera no termina de despegar, se ha juntado con un millonario. Esa película ya la hemos visto y no termina bien. Para él

Mean-girls

Ni son todos los que están, ni están todos los que son. Estos actores y actrices y alguno más, están en la galería de la parte superior. ¿Que deseamos que alguno de ellos vuelva por sus fueros? Desde luego. ¿Que si confiamos en que lo conseguirán? Para nada. 

Fotos: Reddit, Tumblr, Twitter y Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Pensaba que el papel de Joaquin Phoenix sería suyo

Ver resumen Ocultar resumen

Ahora la violencia callejera ha estallado en Cataluña como antes se vio en las calles de París con los chalecos amarillos o en Hong Kong. El planeta padece un ciclo convulso. Recurramos al tópico gramsciano: "Lo nuevo no acaba de nacer, lo viejo no acaba de morir y en esta tiniebla aparecen los monstruos". Arde Barcelona, rosa de fuego otra vez y es como si fuera alguna de las películas, cómics y series donde se ha anticipado una distopía que concluye en barricadas incendiadas para demoler el sistema.

Páginas